Young Justice, un básico del universo DC

En esta época de superhéroes, Netflix nos ofrece una caricatura para conocer a personajes B del universo DC Comics. Sos de los que no sabe quién es Chico Bestia o de dónde salió Superboy, y querés comprender más, esta serie será una herramienta vital.

Comienza así: Robin (Dick Grayson), Kid Flash (Wally West) y Aqualad ya tienen tiempo en el rodeo de la vigilancia. Ahora pretenden ser parte de la Justice League of America (Liga de la Justicia). Pero eso no está en los planes de Batman, Flash, Aquaman y el resto del cónclave de superhéroes. El trío no se rinde e integra a Young Justice (Justicia Joven), una célula de operaciones encubierta de la Liga de la Justicia.

Así, a partir del primer capítulo explican los orígenes de los jóvenes héroes y, episodio a episodio, responden las preguntas básicas que el espectador se hace. Poco a poco se incorporan Superboy (un clon de Superman), Señorita Marciana (sobrina del Detective Marciano) hasta llegar a los 19  novatos que conoceremos en las 2 temporadas, de 3, que están disponibles en Netflix.

Tomá en cuenta que es una serie destinada a un público adolescente. Eso pondrá en el argumento algunos berrinches de los protagonistas o escenas demasiado inmaduras, pero con un poco de paciencia eso se puede superar. A lo que deberías atender es a la trama principal. Contrario al típico programa de DC, esta vez sí hay una historia que se resuelve paso a paso hasta el fin de cada temporada.

Un asalto a un laboratorio no es un hecho aislado. Todo está conectado para beneficiar a un extraño grupo de villanos. Justo cuando creés entender el origen de la trama, la vuelven más compleja, y así, hasta el último capítulo. Es una serie para ver los sábados por la mañana con tus hermanitos o hijos adolescentes, o bien en la oficina a la hora del almuerzo.

Pista: hay que ponerle toda la atención a los diálogos. No importa si es noble o malvado, la historia te entretendrá. ¿Te gusta Doctor Strange, de Marvel?, pues quizá te guste más el Doctor Destino, de DC. En esta serie convergen poderosos metahumanos, tecnología extraterrestre y hechicería arcana, pero nada que haga saltar a nuestra tía santurrona. La serie es inofensiva, pero entretenida.

(Aún no es) decepción fílmica:

No hace mucho comenzó una cacería de brujas alrededor del relanzamiento de Thundercats, y yo los invito a tomárselo con calma. Thundercats, los felinos cósmicos fue una serie para los que crecimos entre 1985 y 1989. Su primer relanzamiento, el de 2011, fue para los niños de entonces; por tanto, ThunderCats Roar será la propuesta para los niños de 2019. En resumen, no es para vos. Aquel niño de los años 80 no debería despotricar a partir de la primera impresión. Cuando salga, mirá el episodio uno, y partí de ahí para calificarla. Quizá resulte una sorpresa cómica, como Rick and Morty o Regular Show.

Gabriel Arana