Pasos transparentes para el presupuesto de la Nación

El Presupuesto General de cada ejercicio tiene que recorrer un largo camino, que va desde la formulación hasta la aprobación que hace el Congreso de la República. Una vez presentado el proyecto por el Organismo Ejecutivo al Congreso de la República, la Comisión de Finanzas Públicas y Moneda debe analizarlo y discutirlo para luego emitir el dictamen correspondiente, con el cual se traslada el proyecto al pleno del Congreso, para su discusión y aprobación.

El presupuesto para 2019 ya va por la mitad del camino. El lunes se cerró la recepción de los presupuestos de las dependencias del Estado, las cuales debieron elaborar su respectivo ejercicio presupuestario de acuerdo con los techos indicativos asignados por el Ministerio de Finanzas.

De acuerdo con la Ley Orgánica de Presupuesto, en su artículo 23, el Organismo Ejecutivo debe entregar el proyecto de Presupuesto General a más tardar el 2 de septiembre de cada año, pues la misma norma indica que debe presentarse al Legislativo 120 días antes de la fecha en que se inicia el nuevo ejercicio fiscal.

El Ministerio de Finanzas Públicas, en su formulación, debe tomar en cuenta las variables que le da el Banco de Guatemala, la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT) más los informes propios, para calcular los ingresos y considerar si será pertinente hacer préstamos o emisión de bonos para financiar el gasto.

Para 2019 se ha pensado proponer un presupuesto de Q88 mil 994 millones, lo que significa un 16 % más respecto al de 2017, pues el proyecto para 2018 no fue aprobado.

Los ministerios priorizados en este ejercicio son: Salud (Q7 mil 850 millones); Educación (Q16 mil 376 millones) y Comunicaciones (Q6 mil 581 millones), pues estos temas son prioridad en los planes de gobierno del presidente Jimmy Morales.

La primera de las carteras mencionadas busca ampliar la cobertura médica, la construcción de hospitales, centros y puestos de salud, así como mantener el abastecimiento de medicamentos e insumos médicos, mientras que Educación debe atender temas como la alimentación escolar, la contratación de más maestros y la gratuidad. Comunicaciones deberá reponer y actualizar el sistema de carreteras como prioridad, además de atender la construcción de obras de infraestructura variada.

Hace falta un trecho más que recorrer en la formulación del Presupuesto General de Ingresos y Egresos para 2019: el Minfin tendrá que terminar de priorizar el gasto social y otros temas como el fondo para emergencias, así como el situado municipal.

Redacción DCA