Comunícate con nosotros al 1590

ARTES

Muere Philip Roth, el gran espejo estadounidense

Publicado

-

Philip Roth, fallecido el martes a los 85 años, tuvo una única obsesión en toda su carrera: retratar a su país, Estados Unidos, en toda su extensión y con todas sus contradicciones. Por eso, y pese a saber que era un autor leído en todo el mundo, escribió siempre por y para los lectores estadounidenses.

Una obsesión

“La historia de los Estados Unidos, las vidas estadounidenses, la sociedad estadounidense, los lugares estadounidenses, los dilemas estadounidenses -la confusión, las expectativas, el desconcierto y la angustia estadounidenses- constituyen mi temática, como lo fueron para mis predecesores estadounidenses durante más de 2 siglos”, aseguró Roth en su discurso de aceptación del Premio Príncipe de Asturias de las Letras en 2012.

Estaba convaleciente de una operación, y no viajó a Oviedo a recoger el galardón, pero se mostró agradecido y, sobre todo, sorprendido, porque los lectores de otros países, en ese caso España, pudieran identificarse con su trabajo y comparar así su visión con “la representación estereotipada, excesivamente simplificada de EE. UU”.

La obsesión apareció desde su primera obra, Goodbye, Columbus (1959), 5 relatos cortos en los que sentó las bases de su trayectoria posterior. Quedó aún más clara cuando, en 1973, publicó The Great American Novel, un desafío, ya desde el título, para el mundo literario estadounidense, siempre en busca de esa gran novela americana.

Eterno aspirante al Nobel

Trabajó sin descanso para ser el autor de la novela definitiva de EE. UU., y lo logró, a juicio de muchos, con su brutal trilogía formada por American pastoral (1997), I married a comunist (1998) y The human stain (2000). Fue un certero y demoledor retrato de su país que lo hizo desde entonces un serio aspirante al Premio Nobel de Literatura.

De esa trilogía, la primera y la última piezas se llevaron al cine, como otras muchas de sus obras. Todas fueron versiones fallidas porque el lenguaje de Roth es inadaptable a la palabra hablada, algo que ha pasado con otros genios de las letras, como Gabriel García Márquez.

Los fotogramas nunca han logrado reflejar la intensidad y profundidad de un escritor que es considerado un forense del alma humana, por la precisión con la que plasmó en sus obras el dolor, la crueldad o la soledad del ser humano.

Siempre con una fina e implacable ironía, criticaba sin descanso a sus compatriotas mediante la voz de su personaje más conocido, Nathan Zuckerman, su alter ego y narrador de muchas de sus novelas, y que apareció por primera vez en My Life as a Man (1974).

La agonía

Diseccionó la memoria, la vejez, la muerte, la iniciación a la vida, la política (apoyó públicamente al Partido Demócrata), la libertad, la sombra del padre o el sexo en muchos de sus libros. Sufría al escribir. Describía su proceso creativo como una “agonía espontánea”, que le llevaba a adentrarse con cada obra en un inicio “extremadamente difícil, frustrante y poco satisfactorio”.

En 2014 anunció oficialmente su retirada, aunque nadie le creyó, porque no era la primera vez que intentaba parar de escribir, sin lograrlo. Pero lo cumplió. Dijo que ya no se sentía con la vitalidad mental ni la energía verbal necesaria para seguir.

En enero, en la que fue su última entrevista, al New York Times, se refirió a lo que había sido para él ser un escritor: “Regocijo y gemido. Frustración y libertad. Inspiración e incertidumbre. Abundancia y vacío. Ardor y locura”. Y una

“tremenda soledad”.

Redacción DCA
Seguir leyendo

ARTES

“Bajo la lente de los latinoamericanos” se exhibe en República Dominicana

Publicado

-

La capital dominicana acoge desde hoy y hasta finales de año la exposición Bajo la lente de los latinoamericanos, una muestra que refleja las diferentes miradas acerca del nivel de cumplimiento en Latinoamérica del artículo 25 de la Declaración Universal de Derechos Humanos.

Capturas de la región
La muestra es organizada por el Museo Memorial de la Resistencia Dominicana (MMRD), donde se exhibirá, conjuntamente con la Federación Internacional de Museos de Derechos Humanos, en su capítulo para Latinoamérica (Fihrm-LA).

El público tendrá la oportunidad de conocer la realidad de esta enmienda en la región, plasmada mediante la lente de un grupo de reporteros gráficos, cuyas imágenes fueron finalistas del concurso Artículo 25, realizado por el Fihrm-LA. El cual fomenta la educación en los museos para la comprensión y el respeto de los derechos que han sido declarados inalienables para todos los humanos.

Realidades
Las imágenes presentadas, unas 30 en total, corresponden a hechos ocurridos en diferentes países de América Latina donde se han vivido regímenes dictatoriales, y en los que se han violados considerablemente los derechos humanos.

Las fotos fueron seleccionadas de entre no menos de 300 tomadas por aficionados y fotógrafos profesionales en 15 países de América Latina.

El artículo 25 de la Declaración Universal de Derechos Humanos establece, entre otros puntos, que toda persona tiene derecho a un nivel de vida adecuado que le asegure, así como a su familia, la salud y el bienestar, y en especial la alimentación, el vestido, la vivienda, la asistencia médica y los servicios sociales necesarios.

*EFE

Redacción DCA
Seguir leyendo

ARTES

Arranca el festival de cine quechua de Nueva York

Publicado

-

La cuarta muestra de cine quechua May Sumak en Nueva York que arranca hoy y mostrará 25 películas de Ecuador, Perú, Venezuela, España, Canadá y de EE. UU. Habrán largometrajes de ficción y documentales hasta animación y experimentales.

Por primera vez, May Sumak, que se celebra del 14 al 16 de junio y es gratis, presentará las películas simultáneamente en Nueva York y Ecuador, siendo la primera vez que el festival sale de Estados Unidos. Este se trasladó en una ocasión, con presentaciones simultáneas en el Museo Nacional Indígena de Washington DC y otro año en Nueva Jersey.

«Hay proyecciones simultáneas este año en Ecuador porque el objetivo es traspasar fronteras, reconociendo que como diáspora andina estamos aquí y allá como emigrantes», indicaron Charlie Uruchima y Sandy Enriquez, organizadores del festival.

May Sumak, que significa «lo más bello», es una iniciativa liderada por organizaciones andinas que trabajan para fortalecer sus raíces a través del cine y videos que contará además con charlas y talleres durante los tres días del evento en torno a la identidad, cultura y lengua andina quechua.

El festival, que el primer día se llevará a cabo en el Centro Rey Juan Carlos I de la Universidad de Nueva York (NYU), es una celebración del cine indígena y comunitario en quechua, hablado en los Andes y por inmigrantes en EE.UU. Algunas películas tendrán subtítulos en inglés y cada día se presentarán cortos, seguidos por un largometraje.

Los filmes que presentará el viernes el May Sumak hablan o representan las realidades de la diáspora andina y culminará con Retorno a los Andes, la segunda parte de la película Soy Andina, de 2007, que gira en torno a dos mujeres de Nueva York que viajan a Perú para volver a conectarse con sus raíces y a bailar.

De acuerdo con los organizadores, el segundo día el festival se trasladará a la villa de Ossining, en el condado de Westchester, al norte del estado, donde hay comunidad quechua. «Estamos yendo donde hay comunidad para que puedan tener acceso a esas películas y sentirse representados en el cine. Muchos festivales de cine se muestran solo en teatros», indicaron.

El evento se traslada el domingo a Queens en su noche de clausura. «Las películas están dirigidas a todo tipo de colectivos pero el enfoque es a las comunidades andinas porque creemos que hay bastantes y esos espacios no existen», señaló Uruchima, quien recordó que es el primer festival de este tipo.

Los organizadores señalaron además que les gustaría llevar el festival a otros países donde haya quechua hablantes.»Este es un proyecto de pasión y los voluntarios son de la comunidad, es un logro», afirmaron.

*EFE

Redacción DCA
Seguir leyendo

ARTES

La ropa de boda de Meghan y Harry se exhibe en Edimburgo

Publicado

-

El vestido de novia de la duquesa de Sussex, Meghan Markle, y una réplica del que lució el príncipe Harry en su enlace se exhiben desde hoy en el palacio de Holyroodhouse de Edimburgo.

Bajo el título A Royal Wedding: The Duke and Duchess of Sussex, la joya de la muestra es el vestido blanco de Meghan, un sencillo diseño con cuello de barco, creado por la diseñadora británica Clare Waight Keller, directora artística de Givenchy.

El vestido de Meghan Markle fue diseñado por la casa de modas Givenchy.

También se puede ver de cerca el velo de seda de cinco metros de largo, que la duquesa lució junto a una diadema de diamantes y platino, regalo de la reina Isabell II, y una réplica de su ramo, confeccionada a base de flores artificiales.

El uniforme que llevó el príncipe Harry es el perteneciente al regimiento de caballería Blues and Royals del Ejército británico y fue especialmente encargado para la boda a la firma londinense Dege & Skinner.

Harry recibió el permiso de su abuela, para casarse con este uniforme, que fue el mismo que lució ese día su hermano William, el duque de Cambridge, y que consistía en una casaca y pantalones azules con cinturón y guantes blancos

La pareja contrajo matrimonio el 19 de mayo de 2018 en la capilla de San Jorge del Palacio de Windsor y tuvo recientemente a su primer hijo, quien recibió el nombre de Archie Harrison Mountbatten-Windsor.

Los duques de Sussex, que en Escocia son conocidos con el título de conde y condesa de Dumbarton, comentan en una grabación hecha para la exposición los detalles del enlace, como la elección de sus atuendos, la música y las flores.

La muestra incluye también el vestuario del príncipe George y la princesa Charlotte, hijos de los duques de Cambridge, William y Catherine, que actuaron como paje y dama de honor.

Las prendas que usaron el príncipe George y su hermana, la princesa Charlotte, también son parte de la exhibición.

George llevó una levita de Dege & Skinner, mientras que Charlotte ució un vestido de seda marfil de cintura alta, diseñado por Waight Keller.

En la cinta, Meghan afirma que los planes de la boda estuvieron marcados por “un gran nivel de detalle”, conocedores del impacto social que tendría un acontecimiento de tal magnitud. “Sabíamos cómo de grande era la importancia del evento, por lo que al tomar decisiones que fueran realmente personales y significativas, hicimos que la experiencia fuera más íntima”, señala.

La exposición se podrá visitar hasta el 6 de octubre.

*EFE

Redacción DCA
Seguir leyendo

Gobierno de Guatemala

Enlaces Importantes

Directorio

  • Director General: Pavel Arellano Arellano
  • Subdirector General Técnico: Rodrigo Carrillo
  • Nacionales: Jose Pelico y Elder Interiano
  • Artes: Priscilla León López
  • Deportes: Max Pérez
  • Web y redes sociales: Ronald Mendoza
  • Revista Viernes: Otoniel Martínez
  • Fotografía: Luis Echeverría
  • Diseño: Héctor Estrada

más temas

©2018 Diario de Centro América - Todos los derechos reservados.