Los océanos y el equilibrio ambiental

Los océanos cubren alrededor del 72 % de la superficie de la Tierra, y son esenciales para la humanidad; todos los seres humanos dependemos de ellos, incluso quienes viven lejos.

Los océanos desempeñan un papel en el equilibrio social, económico y ambiental del país, liberan más oxígeno a la atmósfera que todos los bosques combinados de todo el mundo, gracias a la vegetación marina (fitoplancton).

Controlan el clima, debido a que allí se intercambia calor y gases con la atmósfera, a través de corrientes y de vientos en su superficie, además de ser fuente vital de proteína animal para millones de personas alrededor del mundo.

El transporte por embarque marítimo representa el 90 % de las mercancías internacionales negociadas del mundo.

Guatemala, como parte de su territorio nacional, tiene acceso a dos océanos: Atlántico y Pacífico, más del 51 % de lo que comprende el país, (poseemos más mar que tierra), y alrededor de 80 mil hectáreas están declaradas áreas protegidas marinas; se encuentran dentro del Sistema Guatemalteco de Áreas Protegidas (Sigap).

La población guatemalteca se beneficia directamente de las actividades relacionadas con los océanos, entre ellas el turismo y pesca, tanto comercial como deportiva.

En 2012 se cuantificaban alrededor de 9 mil empleos directos de la actividad pesquera marina, la cual ha variado de 31 mil 719 toneladas en el 2000, a 8 mil 638 en 2010, siendo importante analizar la actividad humana perjudicial que exista tal variación. (FAO 2014).

La mayor contaminación oceánica proviene directamente de fuentes terrestres, a pesar de que gran parte de la basura y los desechos vertidos en el océano se libera a cientos de kilómetros de distancia de la tierra, afectando la vida marina en las playas y zonas costeras.

El Día de los Océanos representa una oportunidad para hacer conciencia sobre la importancia de los recursos que nos proveen, es el hogar de miles de especies y fuente necesaria para millones de personas. Debemos ser conscientes de que lo que hacemos en la tierra repercute en el mar.

Acciones como: evitar usar materiales desechables no reciclables y eliminar el uso de plásticos innecesarios, pueden hacer grandes cambios para tener océanos más saludables.

Océanos saludables, responsabilidad de todos los guatemaltecos.

Elder Figueroa