Comunícate con nosotros al 1590

ARTES

Los Nobel de Literatura se van a Europa Central

Publicado

-

La polaca Olga Tokarczuk y el austriaco Peter Handke son los ganadores de la ediciones de 2018 y 2019.

Luego de quedar en suspenso el año pasado, debido al escándalo por denuncias de abusos sexuales en el entorno de la Academia Sueca y la crisis interna que se precipitó en la institución, el premio Nobel de Literatura volvió, y por partida doble. La escritora polaca Olga Tokarczuk y su colega austriaco Peter Handke fueron anunciados ayer como ganadores de las ediciones 2018 y 2019, respectivamente. 

La quinceava mujer laureada

La novelista, poeta, ensayista, guionista y psicóloga Olga Tokarczuk es la ganadora del premio Nobel de Literatura 2018, lo que supone el empujón definitivo para la carrera de una autora prolífica que ya se encuentra entre los escritores polacos más traducidos, y no oculta que su primer empleo fue el de trabajadora de limpieza en Londres.

Tokarczuk nació el 29 de enero de 1962 en Sulechów (Polonia), estudió psicología en la Universidad de Varsovia y, luego de graduarse, tuvo varios trabajos alejados de la literatura. En 2018, y como guiño a sus comienzos humildes, se puso los aretes que usaba durante su época de empleada doméstica para recibir el Premio Booker a la mejor novela traducida al inglés, por Bieguni. 

Cuando sus primeras obras literarias empezaron a ganar popularidad, Tokarczuk renunció a su trabajo como psicoterapeuta para dedicarse de lleno a su pasión: la escritura. Es autora de 17 libros, entre novelas, colecciones de cuentos, ensayos y guiones cinematográficos. 

Podró ludzi Ksi gi, su primera novela, fue rechazada por varias editoriales que, luego de que el título fuera premiado, lamentaron no haber creído en la autora. Mayor éxito aún tuvieron Prawiek i inne czasy (1996) y Bieguni (2007), un estudio del viajero desde una perspectiva psicológica.

Tokarczuk, la 15 mujer en ganar el Nobel de Literatura, se involucra en las causas en las que cree y son conocidas sus declaraciones en defensa de los refugiados, el ecologismo, los derechos de las minorías y el feminismo. De su obra, la Academia Sueca resaltó su “imaginación narrativa, que representa el cruce de fronteras, como una forma de vida”. 

El polémico halla la paz

“En paz y tranquilo” se confesó el autor Peter Handke (Griffen, Austria, 1942) tras saberse ganador del premio Nobel de Literatura 2019. Con este galardón, la Academia Sueca reconoció el “ingenio lingüístico” con que ha explorado la periferia y la especificidad de la experiencia humana.

Handke es uno de los escritores en lengua alemana más originales y exitosos de la segunda mitad del siglo XX, y sin duda, el más polémico por su postura proserbia en las guerras de los Balcanes en los años 90. 

Desde sus primeros escritos su obra giró alrededor de la fragilidad del lenguaje, la dificultad de la comunicación humana, el sentido de la existencia, la soledad y el desarraigo. La primera pieza como dramaturgo con la que consiguió reconocimiento fue Publikumsbeschimpfung (1966), en la que cuatro actores analizan la naturaleza del teatro, insultan al público y elogian su propia actuación.

Su consagración llegó con Die Angst des Tormanns beim Elfmeter (1970) y, en otro de sus grandes títulos Wunschloses Unglück (1972), recrea la vida y el suicidio de su madre, a los 51 años, con un lenguaje austero en el que es considerado el mejor texto para introducirse en el universo del autor.

Handke, quien escuchó la noticia de la Academia Sueca antes de empezar su caminata diaria, restó importancia a unas palabras que pronunció hace unos años, en las que abogaba por “abolir” el premio Nobel de Literatura. “Todo eso son profundos juegos mentales, pero nunca he tenido un pensamiento serio al respecto”, dijo. 

Ahora admite que sintió gran alegría, sin ocultar cierta ambivalencia en su postura: “Es como si un foco de luz ilumina lo que hiciste (en el pasado). Incluso, aunque sea engañoso, es un tipo de iluminación que solo puede ser bienvenida, y tienes que estar agradecido”.

Redacción DCA
Seguir leyendo

ARTES

Premio Carlos Mérida reconoce la pasión y dedicación de Rodolfo Abularach

Publicado

-

El artista ha labrado una carrera de no menos de 70 años en la plástica nacional.

Como un “honor” describió Rodolfo Abularach el Premio Nacional de Artes Plásticas Carlos Mérida, que este año le fue concedido por el Ministerio de Cultura y Deportes (MCD) mediante el Acta 007-2019. De sus 86 años, el pintor ha dedicado no menos de 70 a las artes visuales, en las que ha transitado por distintas etapas y técnicas, pero siempre guiado por dos palabras: pasión y dedicación.

Toda una vida

Con el Premio Carlos Mérida a Rodolfo Abularach, el MCD galardonó una vida entregada a las artes plásticas. En una entrevista telefónica con el Diario de Centro América, el guatemalteco se dijo agradecido por el reconocimiento a una carrera en la que comenzó con solo 12 años. De hecho, la primera exposición de su trayectoria, que tuvo la tauromaquia como tema y Sala Nacional de Turismo como escenario, la presentó a los 14 años. 

Formado en la Escuela Nacional de Artes Plásticas Rafael Rodríguez Padilla, Abularach también estudió en instituciones tan prestigiosas como el Pasadena City College en California y el Arts Student League y el Simon Guggenheim, de Nueva York. Precisamente fue en esa ciudad donde residió por no menos de 50 años y realizó una buena parte de su producción gráfica.    

Para el creador, el verdadero arte permanece con el tiempo.

Recuerdos 

Al hablar de esta distinción, el artista recordó a todas las personas que lo han estimulado para seguir en el arte, entre estas, sus padres, el profesor de arte Mario Alvarado Rubio, el escultor Rodolfo Galeotti Torres y José Gómez Sicre, de la Unión Panamericana.  

Abularach apuntó a que este galardón es aún más especial por llevar el nombre de Mérida, a quien lo unió la admiración y la amistad. Se conocieron en los años 50, y a finales de esa década Rodolfo lo visitó en México para mostrarle las obras que llevaría a la Bienal de São Paulo (Brasil), en la que ganó un premio: “La última vez que vi a don Carlos fue en una galería de Nueva York, donde presentaría su trabajo. Guardo muy buenos recuerdos del maestro”. 

Por los lienzos de Abularach han corrido toros y volado ángeles, pero sobre todo, se han clavado ojos de diversas dimensiones y expresiones. El conjunto de su trabajo hizo que el jurado calificador del premio, integrado por los especialistas en arte Guillermo Monsanto, Silvia Herrera  Ubico y Erwin Guillermo, lo eligiera por unanimidad. 

De acuerdo con el boletín emitido por el MCD, el galardón será entregado el miércoles 30 de octubre en una ceremonia presidida por el titular de la cartera, Elder Súchite Vargas, y que se celebrará en el Salón de Recepciones del Palacio Nacional de la Cultura. 

Priscilla León López
Seguir leyendo

ARTES

Agenda cultural

Publicado

-

Música

Cantautor 

La Galería de canciones le abre sus puertas al cantautor Gabriel Fuentes. Concurra hoy a las 19:30 a la Alianza Francesa, 5a. calle 10-55, zona 13, Finca La Aurora. Costo Q30.

Juvenil

Obras de Tchaikovsky y Beethoven sonarán en el repertorio del primer concierto del Festival Juvenil, de la Orquesta Sinfónica Nacional. Acuda hoy a las 20:00 a la Sala Efraín Recinos del Centro Cultural Miguel Ángel Asturias. Admisión: platea Q50 y balcones Q30.

Viaje

Transpórtese hasta los sonidos del flamenco y el Medio Oriente en esta presentación de Tarab. Asista hoy a las 20:00 a Proyecto Poporopo, 4a. calle 7-46, zona 1. Costo Q75.

En vivo 

La agrupación Abzurdo interpreta los temas de su disco Ana Crónica. Escúchelos hoy a las 20:30 en Café Caminito, vía 5 1-35, local 3, zona 4. Admisión por consumo.

Cine

Proyección

La cinta salvadoreña En un rincón del alma se presenta en el marco del ciclo de cine Non gratos, poesía y disidencia. Véala hoy a las 18:00 en el Centro Cultural de España, 6a. avenida 11-02, zona 1. Sin costo.

Literatura

Doble

El proyecto editorial Los Zopilotes publica los libros Reloj de nieve, de Marcos Gutiérrez, y Modelo 90, muestra de poetas guatemaltecos nacidos en la década de 1990. Conózcalos hoy a las 18:00 en el Fondo de Cultura Económica, 6a. avenida 8-65, zona 9. Entrada libre.

Exposiciones

Retratos 

Inmortales son los retratos que Luz María Ori expone en esta serie. La inauguración es hoy a las 11:00 en el Museo de la Universidad de San Carlos, 9a. avenida 9-79, zona 1. Ningún costo.

Teatro

Improvisación

En el formato Multiverso, el grupo Alquimia parte de la improvisación. Vea esta propuesta hoy a las 19:00 en el Centro de Formación de la Cooperación Española, 6a. avenida norte entre 3a. y 4a. calle Poniente, Antigua Guatemala. Admisión Q50.

Drama

Matilde, una joven comprometida para casarse, se convierte en La hija maldita. La función es hoy a las 19:30 en la Sala Manuel Galich de la Universidad Popular, 10a. calle 10-32, zona 1. Costo Q50.

Redacción DCA
Seguir leyendo

ARTES

NIN: a los 30 años de la máquina del odio

Publicado

-

En 1989, Trent Reznor era un pianista que tocaba en grupos new wave del underground sombrío de Cleveland, Ohio, una de las ciudades que estaban al borde del colapso económico con índices de pobreza altos e inviernos interminables. 

La leyenda urbana era que Reznor trabajaba de conserje en un estudio y que su tiempo libre, las madrugadas, lo empleaba para grabar un demo. Sabía tocar casi todos los instrumentos, o al menos los que había en el estudio. Fue allí donde conoció a John Malm Jr, un productor musical que lo ayudó a grabarlo y que con el tiempo se convirtió en su mánager. 

El demo le ganó un contrato con la disquera independiente TVT Records, y Reznor grabó Pretty Hate Machine solo. Luego de todos los procesos de masterización, el álbum salió al mercado el 20 de octubre de 1989.

Este fue el segundo disco que escuché de Reznor. Me encantó el nombre de la banda de rock industrial: Nine Inch Nails (NIN) alude a los clavos de nueve pulgadas usados en la crucifixión. El dolor y la flagelación combinados con el ritmo de sintetizadores y guitarras de sonidos saturados es tal que casi se puede respirar el metal de la sangre. Reznor quería transmitir esa sensación de tormento, desesperación y eterna agonía.

Pretty Hate Machine es un manual de pecados capitales adaptados a sociedades cancerígenas y usureras. Reznor abarcó todo: la manipulación de la religión, la lujuria, el culto al dinero, la avaricia, la mentira y el desamor, y lo envolvió en un halo religioso casi maldito. 

El tema Head Like a Hole es el más reconocido del disco. Es sobre la desilusión, el dios dinero que todo lo compra y una cabeza hueca que todo destruye. Reznor se rebela en el coro: “Head like hole, black as your soul / I’d rather die than give you control.” Y después sentencia “Bow down before the one you serve / You’re going to get what you deserve”. Es casi una profecía. 

Terrible Lie es un reclamo feroz a Dios por crear un mundo tan triste y desolador, pero también a la religión por manipular y fomentar la hipocresía. Hay una dualidad entre la traición y una súplica por creer en Dios. Down in it es una crónica acerca de madurar y convertirse en un adulto decadente. “I used to be so big and strong / I used to know my right from wrong / I used to never be afraid / I used to be somebody.”

En Sanctified hay una atmósfera de condena y castigo, como ser devorado por el desamor en un tormento de mil años. Something I Can Never Have es impactante, con un pulsante ciclo de piano y lírica traumática. Solo puede ser feliz en los brazos de alguien y sin ella su camino es morir. 

Kind I Want To, Sin y That’s What I Get son canciones que reescriben el desliz de la lujuria y se rinden al placer sexual y las consecuencias de su exceso. The Only Time es vivir en el placer del pecado y Ringfinger es una figura invisible a la que nos esclavizamos. Musicalmente no ofrecen mucho y Reznor ha dicho que son temas para el olvido.

Pretty Hate Machine ha envejecido a pesar de que sus primeras cinco canciones se mantienen saludables. Es un disco para enamorarte de NIN, por su mensaje utópico, idealista y juvenil. El desamor en estado crudo y una vulnerabilidad temeraria es lo que embelesa. Reznor encanta por su lírica franca, iracunda y desmedida. Este fue el comienzo.

Allan Martínez
Seguir leyendo

Gobierno de Guatemala

Enlaces Importantes

Directorio

  • Director General: Pavel Arellano Arellano
  • Subdirector General Técnico: Rodrigo Carrillo
  • Nacionales: Jose Pelico y Elder Interiano
  • Artes: Priscilla León López
  • Deportes: Max Pérez
  • Web y redes sociales: Ronald Mendoza
  • Revista Viernes: Otoniel Martínez
  • Fotografía: Luis Echeverría
  • Diseño: Héctor Estrada

más temas

©2018 Diario de Centro América - Todos los derechos reservados.