Comunícate con nosotros al 1590

OPINIÓN

La electricidad en Guatemala (XIX)

Publicado

-

La aplicación del Decreto 900, Ley de Reforma Agraria, cosechó también los frutos de la gran obra de infraestructura que desarrolló el ubiquismo y la liberación del mercado laboral al eliminar Ubico las deudas de los campesinos que los mantenían cautivos en las fincas. Ambas medidas permitieron una gran movilidad de personas y de productos por todo el territorio nacional, creando una oportunidad para los comerciantes que vieron opción en fomentar el consumo entre los campesinos que podían optar a nuevos trabajos agrícolas u obtener tierras en el Departamento Agrario Nacional -DAN-, ente encargado de ejecutar la Ley de Reforma Agraria.

De acuerdo al historiador Solórzano Fernández, se hizo frecuente en el campo guatemalteco el paso de comerciantes ambulantes que ofrecían sinnúmero de productos como bicicletas, estufas de gas, botas de hule, ropa, pero sobre todo: “La comunicación eléctrica trajo la incorporación de un gran grupo de analfabetas a través de los radios transistores (…) a partir de 1950, una avalancha de agentes viajeros invadieron las fincas, pueblos y caseríos, vendiendo pequeños aparatos de radio transistores a muy bajo precio y a plazos, por lo que era fácil ver a los trabajadores campesinos, principalmente a las mujeres, con su radio colgado al cuello, oyendo música, discursos políticos o propaganda comercial…”

Una avalancha de agentes viajeros invadieron las fincas.

Es en este contexto, luego de derrocado el presidente Árbenz, el Estado continúa sus esfuerzos por construir su propia capacidad de generación de energía. Durante el gobierno del coronel Carlos Castillo Armas se siguieron los planes de construcción de la hidroeléctrica Jurún Marinalá y, como apunte interesante, cito al historiador Javier Calderón: “… aunque la Empresa Eléctrica le presentó al gobierno opciones más económicas, incluso la construcción de una central atómica de 10 megavatios, este optó por seguir con el plan que fuera el gobierno el que construyera Jurún Marinalá para satisfacer la creciente demanda de electricidad…”, no obstante lo anterior, continúa Calderón, la tardanza del gobierno en iniciar la construcción del proyecto y luego el asesinato de Castillo Armas en 1957, permitieron que la Empresa Eléctrica de Guatemala continuara desarrollando su propio programa de expansión de la generación.

Cabe agregar que la opción de centrales atómicas para generación de energía eléctrica habrá obedecido a algún modelo de desarrollo de los Estados Unidos, probablemente de la naciente Alianza para el Progreso, pues al igual que en Guatemala, en Vietnam se ofreció esta misma tecnología. Durante el gobierno del coronel Castillo Armas, en consonancia con las ideas de Ubico sobre que debería ser el Estado quien fijara las tarifas de electricidad y tomara las decisiones en cuanto a la ampliación del parque generador, se desarrolló la propuesta de ley para la creación del Instituto Nacional de Electrificación -INDE-.

Colaborador DCA
Seguir leyendo

COLUMNAS

Respetemos el patrimonio cultural

Es importante que nosotros los guatemaltecos protejamos y respetemos nuestro patrimonio cultural.

Publicado

-

Leonel Guerra Saravia

[email protected]

Algunos guatemaltecos ignoran qué es el Patrimonio Cultural. Este es un conjunto determinado de bienes tangibles, intangibles y naturales que forman parte de prácticas sociales, a las que se les atribuyen valores a ser transmitidos, y luego resignificados, de una época a otra, o de una generación a las siguientes. El patrimonio cultural encierra el potencial de promover el acceso a la diversidad cultural y su disfrute.

Puede también enriquecer el capital social y conformar un sentido de pertenencia, individual y colectivo que ayuda a mantener la cohesión social y territorial. No extraigas fragmentos de material arqueológico que se encuentre en el lugar. Evita arrojar basuras en los lugares que visites. Abstente de tocar las piezas que hacen parte de una colección. Abstente de realizar fogatas, asados o cualquier otra actividad que pueda causarles algún daño a los bienes patrimoniales. ¿Qué es el patrimonio y cuál es su importancia? El patrimonio cultural es importante porque transmite distintos valores, mensajes (históricos, artísticos, estéticos, políticos, religiosos, sociales, espirituales, naturales, simbólicos, etc.) que contribuyen a darle valor a la vida de las personas. El patrimonio constituye una seña de identidad y favorece la cohesión de las comunidades que no asimilan bien los cambios rápidos o que sufren el impacto de la crisis económica. La creatividad contribuye a la edificación de sociedades abiertas, inclusivas y pluralistas. En Guatemala tenemos como parte del patrimonio cultural Tikal, en Petén, La Antigua Guatemala, Sacatepéquez, el parque arqueológico y ruinas de Quiriguá, en Izabal, las cuales han sido reconocidas como Patrimonio Cultural de la Humanidad y últimamente ha sido reconocida la Semana Santa en Guatemala.

El patrimonio natural es el conjunto de bienes y riquezas naturales o ambientales que la sociedad ha heredado de sus antecesores y a los que se les concede valor excepcional. Además de su riqueza cultural y arqueológica, Guatemala destaca por la variedad de paisajes que albergan los volcanes, playas privilegiadas, grandes bosques de altura, bellos lagos, selva tropical. El patrimonio cultural de Guatemala es impresionante. El colorido de sus mercados de artesanías y de sus trajes regionales, la hospitalidad de su gente, la belleza de sus paisajes naturales impresiona a nuestros visitantes. La cultura de Guatemala refleja fuertes influencias mayas y españolas que se conjugan con la parte mestiza urbana. Es importante que nosotros los guatemaltecos protejamos y respetemos nuestro patrimonio cultural. Por lo antes explicado, es importante que eduquemos al respecto a nuestra población juvenil.

Colaborador DCA
Seguir leyendo

COLUMNAS

Testimonios de Guerra

…quemaba muchísimo; es como si la sangre hirviera.Yo solo quería que parase.

Publicado

-

Dr. Jorge Antonio Ortega G.

[email protected]

Luego de quince días de las operaciones de retirada del ejército ruso, fueron develados los lugares donde se realizaron los crímenes de guerra y tortura, gracias a la ayuda de las víctimas ucranianas. Los testimonios y evidencias son recolectadas en las regiones que estuvieron invadidas por las fuerzas del Kremlin durante ocho meses. El testimonio de Dmytro Bilyi, un policía ucraniano de 24 años, describe que una docena de soldados rusos irrumpió en su casa en agosto, dándole dos opciones: entregar su pistola o su madre y su hermano desaparecerían.

Bilyi no dudó en entregar su arma reglamentaria a los soldados, que portaban su armamento de combate individual y el rostro cubierto. Lo sacaron arrastrado de su hogar en un poblado de nombre Chornobaivka al sur de Ucrania y lo trasladaron a una cárcel en la capital regional cerca de Kherson, lugar donde fue torturado durante días con descargas eléctricas en los genitales y las orejas. En su testimonio, recordó Bilyi: “Era como el infierno por todo mi cuerpo… quemaba muchísimo; es como si la sangre hirviera … Yo solo quería que parase”. De estos lugares (salas de interrogatorio y torturas) se han identificado cinco en la ciudad de Kheron y otras cuatro en la región de Kherson, donde los ucranianos dicen que fueron confinados y sufrieron golpes, choques eléctricos, interrogatorios y amenazas de muerte según la policía de Ucrania que investiga y recolecta evidencias y testimonios.

Las organizaciones de derechos humanos, expertos en la materia y autoridades advierten que las acusaciones y relatos conocidos por el momento son solo el inicio de los expedientes abiertos sobre los crímenes de guerra.

La información sobre estos atropellos sobre la población ucraniana es múltiple y enorme, se basa en la persecución de civiles, principalmente, explicó con detalle Oleksandra Matviichuk, responsable del Centro de Libertades Civiles (grupo local de derechos). “Me temo que aún quedan por delante descubrimientos espantosos en Kherson”. En entrevistas realizadas por The Associated Press con cinco personas que dijeron haber sufrido torturas o detenciones arbitrarias de fuerzas rusas en Kherson o que conocían a personas que desaparecieron y soportaron abusos, afirmaron que los rusos se llevaban a cualquier persona que sospecharán que colaboraba con el Ejército de Ucrania: sacerdotes, soldados, maestros o médicos sin motivo concreto; supuestamente, por ser simpatizantes de las fuerzas o resistencia ucraniana.

Otros testimonios corroboran que luego de ser detenidos en celdas abarrotadas, recibían raciones mínimas de una raquítica sopa y mendrugos; se les obligaba a aprender el himno de Rusia, mientras escuchaban los gritos de los torturados a una pared de distancia. La policía nacional ucraniana afirma a través de su vocero Andrii Kovanyi que soldados rusos cometieron más de 460 crímenes de guerra en zonas de Kherson ocupadas hasta hace poco. Las torturas se perpetraban en dos comisarías, un centro de detención, una prisión y un centro médico privado donde se encontraron porras de goma, bates de béisbol y una máquina para aplicar descargas eléctricas.

Igor, en su testimonio, relata que en septiembre fue detenido y llevado a una sala de interrogatorio, le ordenaron que se quitara la camisa y que pusiera las palmas de las manos en la puerta de metal para aumentar el flujo de electricidad y el dolor provocado por la pistola eléctrica. Un soldado ruso le dijo a Igor “¿Estás listo? Ahora vas a gritar como una perra … No saldrás de aquí, y te mataremos”. Documentar los crímenes en Kherson será un desafío porque ninguna otra ciudad tan grande ha estado ocupada por los rusos por tanto tiempo, indicó Brian Castner (asesor de crisis de Amnistía Internacional). Las pruebas deben reunirse y conservarse para mantener la cadena de custodia, para cuando haya justicia internacional, las pruebas sean sólidas y se puedan deducir responsabilidades, señaló la policía en Kherson, que investiga, reúne testimonios y pruebas.

Colaborador DCA
Seguir leyendo

COLUMNAS

La reforma previsional propuesta por Boric (II)

Sería mucho mejor un paquete de reformas propuestas desde la Comisión Marcel.

Publicado

-

Klaus Schmidt-Hebbel

Profesor Investigador, Centro de Investigación Sociedad y Empresa, Facultad de Economía y Negocios

El 6 por ciento que iría al Estado financiaría beneficios previsionales de reparto (muy dominantes entre 2024 y 2055) y de capitalización colectiva (más importantes después de 2055). La agencia APA llevaría “cuentas nocionales” del capital ficticio de cada contribuidor, que se acumularía con un 70 por ciento de la contribución y un 30 por ciento redistribuido desde los contribuidores con ingresos brutos mensuales mayores a $1 130 000 hacia los de ingresos menores. Dicho “capital nocional” (sin propiedad ni control de afiliados) entregaría un retorno promedio de 2 por ciento anual, la mitad del retorno de mercado.

La diferencia iría al Estado, para cofinanciar el reparto y la burocracia estatal. El Banco Central (BC, 2017) proyectó en 2017 los efectos macroeconómicos de muy largo plazo (hacia 2100) de una mayor tasa de cotización. Del estudio se infiere que, si la mayor tasa de 6 por ciento fuera a las AFP con capitalización privada, el PIB de Chile aumentaría en 1.2 por ciento. Pero si fuera a un sistema de reparto estatal, el BC estima que el PIB disminuiría en 3.4 por ciento. Usando un modelo similar, el gobierno de Boric presenta algunos efectos de su propuesta de reforma. Proyecta que el PIB al año 2100 aumentaría en solo 0.8 por ciento si el 6 por ciento adicional fuera a las AFP, mientras que aumentaría en un increíble 1.1 por ciento si se aprobare su propuesta.

¿Por qué no es creíble esta estimación del Gobierno chileno? Porque: (i) no incluye los efectos negativos del gran programa de reparto; (ii) supone erróneamente que los cotizantes al sistema estatal atribuirán el mismo valor a los saldos en sus cuentas nocionales del APA que el que hoy atribuyen a los saldos en sus cuentas individuales en las AFP; (iii) supone erróneamente que los trabajadores informales de bajos ingresos valorarían hoy su pensión futura en mucho, llevándolos a cambiarse al sector formal; y (iv) excluye todos los efectos que se producirían antes del año 2100. Sería mucho mejor un paquete de reformas propuestas desde la Comisión Marcel (2006) en adelante: un aumento gradual de las edades de jubilación (ya lo han hecho 27 países de la OCDE); un incremento gradual de la tasa de cotización en 6 por ciento destinado a las cuentas individuales en las AFP (lo ha hecho México) y la complementación de la actual Pensión Garantizada Universal por un Aporte Previsional Solidario, financiado por impuestos generales.

Universidad del Desarrollo
Seguir leyendo

Gobierno de Guatemala

Enlaces Importantes

Directorio

  • Dirección General: Silvia Lanuza
  • Coordinación de Redacción: Katheryn Ibarra
  • Editores: Jose Pelico, Erick Campos y Carlos Ajanel
  • Editora Web: Magaly Alvarado
  • Webmaster: Juan Pablo Ortiz
  • Deportes: Max Pérez

más temas

©2022 Diario de Centro América - Todos los derechos reservados.