Ganando la lucha a la desnutrición aguda

Los Objetivos de Desarrollo Sostenible buscan terminar con todas las formas de hambre y desnutrición para 2030. Por ello hay que trabajar por la atención de los niños, para que tengan una alimentación suficiente y nutritiva durante todo el año. Esto se consigue con la implementación de políticas integrales que tomen en cuenta nuevas prácticas agrícolas, acceso a la tierra y la adecuación de nuevas tecnologías para el cultivo y recolección, así como posibilitar mercados seguros y constantes para los agricultores.

Guatemala trabaja por disminuir la desnutrición, y por ello ha desarrollado programas como los huertos familiares y la refacción escolar con la participación de los padres de familia en la administración y elaboración de alimentos sanos para sus hijos; también se atiende a los núcleos familiares que son afectados por sequías por las que han perdido sus cosechas. Hay otras actividades, como el proveer a los agricultores de herramientas e insumos para una mejor cosecha, así como sistemas de riego que nutran la tierra cultivada.

De acuerdo con cálculos hechos por la Organización de las Naciones Unidas (ONU), una de cada nueve personas sufre algún tipo de desnutrición en el mundo, lo cual suma no menos de 795 millones de personas con este padecimiento, que es de origen social y que está relacionado con las condiciones de vida como el acceso a la educación, agua, trabajo, salud y seguridad.

De acuerdo con el Sistema de Información Nacional de Seguridad Alimentaria y Nutricional, para mediados de 2017 se registraron 7 mil 667 casos de desnutrición aguda en el país y, hasta julio de este año, el reporte indica 6 mil 650 casos, lo cual significa una reducción de 14.6 por ciento entre un año y otro.

Pero estos números también son el reflejo del avance en la lucha por erradicar la desnutrición del país en todas sus formas, y es muestra de los buenos resultados obtenidos con los programas y planes descritos anteriormente, con los que se trabaja para que Guatemala cumpla con el Objetivo de Desarrollo Sostenible Número 2 de la carta suscrita con la ONU: Hambre Cero para 2030.

Redacción DCA