Adiós a Burt Reynolds, leyenda de Hollywood

Protagonista de cintas como Deliverance  (1972), Smokey and the Bandit (1977) y Boogie Nights (1997), el actor, director y productor Burt Reynolds, quien alcanzó notoriedad en la década de los 70, murió ayer a los 82 años en Júpiter, Florida.

Del deporte a la pantalla

Nacido en Lansing, Michigan, en 1936, en su juventud Burt Reynolds quiso ser jugador de rugby, deporte en el que destacó, pero luego de un accidente de automóvil se fue a Nueva York con el dinero que le pagó la aseguradora.

En la ciudad de los rascacielos, Reynolds entró por casualidad en una compañía de actores, que le animaron a unirse a ellos, aunque rechazó esta oportunidad y regresó a Palm Beach, para matricularse en la universidad. Después se integró a un grupo teatral, y en 1958 ganó el Premio de Arte Dramático y una beca para el Hyde Park Playhouse en Nueva York, su primer paso para ser intérprete profesional, principalmente de televisión.

Reynolds comenzó a hacer papeles de indio, pues su físico y su ascendencia cheroqui facilitaban esta identificación. Después de roles menores en la televisión, su gran oportunidad llegó en la serie Gunsmoke. A partir de Some Whisky (1968), de Arnold Laven, protagonizó  películas como Fuzz (1972), Deliverance (1972), Smokey & The Bandit (1977) y The Cannoball Run (1981).

Con polémica

El actor no eludió la polémica en sus primeros años, como ocurrió cuando se desnudó para las páginas centrales de la revista Cosmopolitan, en 1972, lo que cimentó su imagen de símbolo sexual. Tampoco en 1985, cuando puso un anuncio en el New York Post, para desmentir los rumores de que tenía sida, surgidos luego de adelgazara de manera alarmante.

El gran momento

En la década de los 90, sus actuaciones en Cop and Half, Frankenstein and Me y Striptease le valieron tres razzie al peor intérprete masculino. Sin embargo, después de estos títulos mediocres, en 1997 le llegó su gran oportunidad con Boogie Nights, en la que encarnó a un director de películas porno. Con este papel consiguió el Golden Globe al mejor actor secundario, así como una nominación al Óscar en la misma categoría.

Su último trabajo en el cine fue en 2017, en la cinta The Last Movie Star, en la que dio vida a una antigua estrella de cine. Además, su nombre figura en el reparto de la próxima película de Quentin Tarantino, Once Upon a Time in Hollywood, al lado de otras luminarias como Leonardo DiCaprio, Brad Pitt, Al Pacino y Margot Robbie.

Redacción DCA