Gobernante llega a Jerusalén a inaugurar sede diplomática

El presidente Jimmy Morales arribó ayer a Israel para cumplir una visita oficial que se extenderá hasta mañana, con motivo del retorno de la Embajada de Guatemala a Jerusalén, y a fin de fortalecer las relaciones bilaterales entre ambos países.

El mandatario llegó junto con su esposa, Patricia Marroquín de Morales, y fueron recibidos por los cancilleres de Guatemala e Israel, Sandra Jovel y Misrad HaHutz.

Junto a la pareja presidencial viajó la delegación oficial integrada por los presidentes del Congreso de la República y del Organismo Judicial, Álvaro Arzú Escobar y José Antonio Pineda, respectivamente, así como los ministros de Defensa, Luis Miguel Ralda, y de Economía, Acisclo Valladares.

El presidente Morales encabezará hoy los actos oficiales de la inauguración de la Embajada de Guatemala, que de Tel Aviv retornó a Jerusalén, la cual funcionará en el tercer nivel del Edificio Tecnológico de esa ciudad.

A decir de Modi Ephraim, director general para América Latina  y El Caribe de la Cancillería de Israel, las relaciones entre Guatemala e Israel pasan por uno de sus mejores momentos desde el inicio de sus relaciones diplomáticas.

Posteriormente, el mandatario sostendrá una reunión con su homólogo de Israel, Reuven Rivlin, con quien abordarán temas bilaterales y el fortalecimiento de las relaciones diplomáticas y de cooperación.  De igual manera, está previsto un almuerzo que le ofrecerá el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, y una reunión con la comunidad guatemalteca radicada en Israel. Para el jueves está programada una reunión con el alcalde de Jerusalén, Nir Barkat, y su retorno a Guatemala.

En el museo de Jerusalén colocaron un banner donde se destaca que el presidente Morales es amigo del Estado de Israel.

 

Una histórica amistad

El retorno de la Embajada de Guatemala en Israel, de Tel Aviv a Jerusalén, sella el mejor momento de las relaciones entre ambos países y reafirma la amistad que tienen desde hace 70 años, cuando Guatemala jugó un papel importante para la creación del Estado judío.

Todo se remonta a noviembre de 1947, donde se marcó el inicio de las relaciones de amistad, cuando la Asamblea General de las Naciones Unidas votó por la creación del Estado de Israel, y se materializaron el 14 de mayo de 1948 con el establecimiento de las diplomáticas.

Fue el entonces embajador guatemalteco, Jorge García-Granados, quien convenció a 13 de sus homólogos latinoamericanos para que votaran por el establecimiento de ese Estado y Guatemala hizo historia.

La canciller Sandra Jovel participó en un encuentro con Yifat Shasha Biton, presidenta de la Liga de Israel.

 

El presidente del Congreso, Alvaro Arzú Escobar, es saludado por el embajador de Israel en el país, Matanya Cohen.

Luis Carrillo