Eagles: la gran banda americana

El eclipse provocado por la invasión británica colocó la barra tan alta, que era difícil de superar para cualquier grupo americano. La avalancha europea era enorme, mientras en América todo transcurría normalmente. Nuevos movimientos culturales alrededor del país se sucedían a cada minuto y miles de jóvenes se convertían en músicos para encontrar su voz.

Don Henley y Glenn Frey son el equivalente a dúos como Jagger-Richards o Lennon-McCartney. Henley-Frey es algo así como una suerte de talento y destino. Ambos coincidieron en un estudio para ser los músicos de la cantante Linda Ronstadt, quien por aquellos años 70 era la promesa de la música popular, y ahí empezó todo.

Eagles era un pequeño nombre para una banda que reunía todo aquello del sur: country, blues y pop rock. Jackson Brown, un cantante y guitarrista de blues, le dijo a Frey que el éxito es necedad y perseverancia. Glenn ya tenía el ego, así que solo le faltaban las otras dos cosas. Henley llegó a la batería como por osmosis: se sentó y sabía que podía tocar. Al menos así lo cuenta él. Arribó Bernie Leadon, quien salió antes del estrellato y aparecieron Don Felder y Joe Walsh. También estuvo Randy Meisner y luego Timothy Schmith.

Las Águilas son la versión ampliada de Bruce Springsteen. Tienen en común los jeans rotos y lo de traileros que viajan por todo EE. UU. en busca de historias, de diamantes en bruto, de la carretera eterna, de cañones que aruñan el infierno y de amores no correspondidos para después regresar a casa y salir de gira y ser los ídolos enormes del rock. Luego de terminar el tour, de vuelta al tráiler y la autopista.

La huella musical de Eagles es inconfundible. Son voces angelicales con falsetes que marinan una canción country y la convierten en una obra maestra. La dosis de rock viene acompañada de abrasadores solos y guitarras incendiarias.

El drama no escapó a la banda. De hecho, se puede ver en el documental de Netflix: The History of the Eagles. Tal era la inmensidad del grupo que mereció una segunda oportunidad. No importaron los 14 años de separación, el público los recibió como si nada hubiera pasado. La desaparición de Frey en enero de 2016 no ha detenido en nada a la agrupación, que sigue llenando estadios y realizando extensas giras.

En Guatemala, el conjunto Estéreos hará un concierto el jueves 12 en el que tocarán los mejores éxitos de Eagles. El lugar es Abejorro en Arkadia. El video promocional, que puede verse en su perfil de Facebook, promete una velada de rock clásico en homenaje a esta gran banda americana. Nos vemos por allá.

Allan Martínez