United y Ajax son finalistas

El Manchester United y el Ajax disputarán la final de la Europa League el 24 de mayo en Solna, cerca de Estocolmo, Suecia, al clasificarse ayer con mucho sufrimiento en la vuelta de semifinales, contra el Celta y el Lyon, respectivamente.

El Manchester empató en casa (1-1) con el Celta, después de haber ganado en España por 1-0, pero el equipo vigués pudo haberse clasificado si su delantero sueco John Guidetti no hubiera fallado una clara ocasión en el último minuto del descuento.

Por su parte, Lyon se impuso en su campo al Ajax por 3-1, rozando el milagro, luego de haber perdido en Ámsterdam por 4-1.

El United se adelantó en el minuto 17, cuando el belga Marouane Fellaini cabeceó a la red un centro desde la izquierda, de Marcus Rashford.

Cuando todo indicaba que se llegaría al final con ese resultado, el defensa argentino Facundo Roncaglia empató en el minuto 85 al rematar de cabeza un centro desde la derecha del belga Theo Bongonda.

Con el nerviosismo de los últimos minutos, el propio Roncaglia y el defensa marfileño del United Eric Bailly fueron expulsados en el 88, luego de una serie de empujones en el centro del campo.

El delantero sueco del Celta, Guidetti, muy fallón en todo el partido, pudo haber clasificado a su equipo en el último minuto del tiempo de descuento, cuando no acertó a rematar un centro desde la derecha, a dos metros de la portería.

Ese tanto, que habría sido el 2-1, hubiera dado el pase a la final a los gallegos, por la mayor cantidad de dianas en campo contrario, en caso de empate.

“Me queda la sensación de haber jugado un grandísimo partido. Tuvimos ocasiones para ganarlo. La última te deja un poco contrariado, pero debemos rescatar hasta dónde llegamos y cómo lo hicimos. El partido de hoy es una muestra de todo lo bien que trabajó el equipo para estar aquí”, afirmó el técnico argentino del Celta, Eduardo Toto Berizzo.

El estratega del United, José Mourinho, reconoció haberlo pasado mal.

“Celta no tenía presión en este segundo partido, y nos lo puso difícil. Sufrimos hasta el final. Fue un duelo abierto hasta el último segundo”, dijo Mourinho.

Doblete insuficiente

Por su parte, el Ajax de Ámsterdam avanzó pese a perder en el campo del Lyon (3-1), después de haber ganado en Holanda por 4-1. Como un símbolo de la juventud insolente del Ajax, fue Kasper Dolberg, de 19 años, quien abrió el marcador para los holandeses en Lyon en el minuto 27, pero Alexandre Lacazette, con un doblete al final del primer tiempo (45 de penal y 45+1) dio esperanza a los franceses.

Un tanto del argelino Rachid Ghezzal (81) para el Lyon, acercaba, aún más, a su equipo a empatar la eliminatoria, pero no logró culminar la hazaña.

Redacción DCA