Una acción impostergable

Del 27 al 29 de septiembre del 2017, se llevó a cabo en San José Costa Rica el congreso internacional La Inclusión Efectivade las Personas con Discapacidad bajo el lema  –Una

Acción Impostergable–, organizado por la Red de Organizaciones de Personas con Discapacidad de Centro América y el Caribe –Redodicec– y el Consejo Nacional de Personas con Discapacidad de Costa Rica –Conapdis– con el apoyo de organismos nacionales e internacionales

Además, representantes de 11 países aportaron ideas para fortalecer el cumplimiento y respeto de los derechos del colectivo.

Durante el evento se hizo un análisis sobre el nivel de comprensión y cumplimiento de la Convención Sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, por parte de las autoridades de Gobierno y de las mismas organizaciones del colectivo, llegándose a la conclusión que existen grandes pendientes, en perjuicio de una amplia cantidad de personas que habitan en las áreas rurales de la región, en condición de pobreza y pobreza extrema.

Es innegable que en los países de Centroamérica y el Caribe existen esfuerzos para la inclusión educativa y laboral de las personas con discapacidad, pero debe admitirse que las cifras de exclusión siguen siendo preocupantes, ya que la escolaridad del sector es sumamente baja o limitada, lo que se traduce en la reducción de espacios de participación en igualdad de condiciones y oportunidades en los distintos campos de la vida diaria.

Asimismo, se hicieron reflexiones sobre la participación de la mujer, los jóvenes y otros grupos de la población con discapacidad en la actividad de sus comunidades, en las que se enfrentan a grandes retos y desafíos, primero porque se carece de políticas para su inclusión efectiva, ya no se diga para ser atendidos con verdadera responsabilidad y criterio por quienes han asumido la responsabilidad de atender el tema, cuya labor ha generado algunos resultados. Pero en honor a la verdad los resultados no llenan nuestras expectativas, porque la mayoría de veces no se generan desde los grupos que tienen interés en los temas, sino de instituciones privadas y públicas que pretenden representar nuestros intereses o interpretar las necesidades y expectativas de vida que enfrentamos, hecho que no podemos calificar como malo, pero hemos tomado conciencia de la problemática que enfrentamos y por lo mismo, tenemos  clara conciencia de cómo resolver los obstáculos que limitan nuestra participación en igualdad.

Por otra parte, la delegación de Guatemala presentó la iniciativa de promover la inclusión de la temática de discapacidad en la agenda del Sistema de Integración de Centroamericana y del Caribe –SICA– idea que tuvo aceptación. Faltará ahora ver si las autoridades y representantes ante el SICA pueden dar  seguimiento a esta propuesta, que esperamos así sea.

Sebastián Toledo