Precisiones y dudas del veneno utilizado

Un científico ruso que participó en el desarrollo del agente químico Novichok, que, según Londres, se empleó para envenenar al exespía Serguéi Skripal y su hija, asegura que vendió varias dosis de esta sustancia a criminales chechenes en los años 90.“Sí, entendí que esa gente se disponía a utilizar esa sustancia contra personas”, afirmó el científico, Leonid Rink, según materiales secretos que desvela en su último número el periódico de investigación Nóvaya Gazeta.

Rink respondía así durante un interrogatorio en el marco de la investigación por el asesinato, en 1995, en Moscú, del banquero Iván Kivelidi y su secretaria, envenenados con esa sustancia, según reveló recientemente el diario Kommersant.

Fue condenado

La instrucción de este caso se prolongó durante varios años (entre 1999 y 2006), y finalmente fue condenado por el suceso un antiguo socio del oligarca.
De acuerdo con los materiales secretos sobre este caso, revelados por Nóvaya Gazeta, Rink, que trabajaba como jefe de laboratorio en una filial del instituto estatal científico de investigación de química orgánica y tecnología, en la ciudad cerrada de Shiján, figura en el sumario de ese caso, y a lo largo de esos años ofreció “interesantes testimonios” sobre dicha sustancia.

Más de un centenar

En uno de los interrogatorios reconoció que vendió más de un centenar de dosis a grupos criminales chechenes en Moscú, un mes después de la muerte de Kivelidi.

El científico habría recibido mil 800 dólares por la venta de la sustancia, según el rotativo.
En una entrevista a la agencia oficial Ria Nóvosti, Rink desmintió a las autoridades rusas, que niegan la existencia de Novichok, al narrar que participó personalmente en el desarrollo de ese agente químico.

No obstante, descartó que Moscú esté detrás del envenenamiento, el 4 de marzo en la ciudad británica de Salisbury, de Skripal y su hija, Yulia, pese a las acusaciones del Gobierno británico.

Dudas

Según el científico, el hecho de que Skripal y su hija estén vivos, pese a encontrarse en estado crítico, solo prueba que no fueron víctimas del Novichok.

“De momento, todos están vivos. Eso quiere decir que no es el sistema Novichok o que este fue muy mal ‘cocido’ y empleado de manera chapucera”, señaló.

Califican de prueba el banco en Salisbury

La Policía británica retiró y definió como elemento probatorio el banco de la localidad inglesa de Salisbury donde fueron hallados el exespía ruso Sergei Skripal y su hija Yulia el 4 de marzo, tras haber sido atacados con un agente nervioso, producido en Rusia.

El banco, entre otros muchos objetos recabados por los agentes, pasa así a formar parte, como “posible prueba de delito”, de la investigación, en la que participan 250 agentes de la unidad antiterrorista y que, según informó Scotland Yard, probablemente se alargue durante meses.

El banco estaba emplazado a pocos metros del pub Bishop’s Mill y el restaurante Zizzi de Salisbury, por donde pasaron Skripal, de 66 años, y su hija Yulia, de 33, poco antes de sufrir el ataque con el citado agente nervioso, denominado Novichok.

Ambos se encuentran desde entonces ingresados en estado grave, mientras que el policía Nick Bailey, quien atendió a los dos afectados en el momento de los hechos y que también resultó afectado por la sustancia, recibió ayer el alta hospitalaria.

El Reino Unido ha responsabilizado directamente a Rusia de lo sucedido, mientras que Moscú ha negado cualquier tipo de vinculación. 

Redacción DCA