PNC resguarda Las Gaviotas

Un total de 100 agentes de la Policía Nacional Civil (PNC) permanecieron ayer al resguardo de las instalaciones del centro correccional Las Gaviotas, mientras un juzgado móvil resolvía la situación legal de los internos que el lunes protagonizaron un motín.

Jorge Aguilar, vocero de la entidad, manifestó que los efectivos mantendrán la vigilancia en el perímetro y se retirarán paulatinamente, hasta garantizar la tranquilidad en el lugar.

Entre otras tareas, los uniformados apoyaron en el traslado de jóvenes mayores de edad al Centro de Detención Preventiva para Hombres, de la zona 18, por
orden judicial.

El portavoz del Sistema Penitenciario, Rudy Esquivel, indicó que hasta el mediodía de ayer se había recluido en esa prisión a 48 adultos, y aseguró que se hicieron los ajustes pertinentes para ubicarlos en áreas adecuadas.

“Se establecieron los protocolos de seguridad correspondientes para evitar incidentes violentos”, expresó el comunicador.

El consultor independiente Franklin Azurdia opinó que la medida fue acertada, debido a que Las Gaviotas es un ente que debe albergar solo a menores transgresores de la Ley.

El diputado Leonel Lira, de Encuentro por Guatemala, sostuvo que los enfrentamientos en el centro evidencian la necesidad de modificar el sistema de atención a los adolescentes que incurren en delitos.

Resultado de motín

Después del amotinamiento de los internos, una evaluación de la infraestructura del correccional determinó que el 70 por ciento de las instalaciones sufrieron averíass, informaron las autoridades de la Secretaría de
Bienestar Social (SBS).

Los reclusos abrieron boquetes, rompieron ventanas y dañaron bodegas con insumos, entre otros.

Además, quemaron 350 colchonetas, manifestó Vladimir López, subtitular de la institución.Pese a ello, la respuesta para atender a los jóvenes fue inmediata, ya que se trasladaron 100 de estos, 200 uniformes, 200 pares de zapatos (crocs), frazadas, 400 pastas dentales e igual número de cepillos, agregó López.

El funcionario dijo que aún no se tiene una cifra económica sobre la destrucción; sin embargo, aseguró que las reparaciones se realizan desde el lunes por la noche. Respecto de daños en casas aledañas, explicó que se dilucidarán cuando los propietarios se acerquen a la institución.

Cándida Rabanales, jefa de la SBS, refirió que mientras se efectúan los arreglos los adolescentes fueron instalados en módulos que recién fueron construidos.

 

Karla Gutiérrez