Pinabete, especie única en el mundo; ¡conservémoslo!

El Consejo Nacional de Áreas Protegidas (Conap), desde su inicio ha tenido como objetivo asegurar el funcionamiento de los procesos ecológicos para el bienestar humano y primordialmente la conservación de la diversidad biológica del país, así como el uso sostenible de la flora y fauna, preservando de esa forma el patrimonio natural de la nación. La diversidad biológica de Guatemala incluye la existencia de especies endémicas, un ejemplo de estas es el pinabete (Abies guatemalensis Rehder), representativa de nuestro país y única en el mundo.

La distribución natural del pinabete se localiza desde los 2 mil 400 a los 3 mil 500 metros sobre el nivel del mar, en temperaturas que oscilan entre los 3° a los 10° grados centígrados; y se le puede encontrar en San Marcos, Quetzaltenango, Totonicapán, Sololá, Huehuetenango, Quiché, Jalapa y en la Sierra de las Minas. Como resultado de la incorporación a la cultura guatemalteca del “árbol navideño”, fue que se incrementó el uso del pinabete, en consecuencia, se genera una explotación de la especie en mención, provocando corte ilegal de sus ramillas. Para contrarrestar esta problemática, se trabaja en la Estrategia Nacional para la Conservación del Pinabete, que le corresponde al Conap su coordinación, dentro de las líneas de la Estrategia se contempla la conservación de bosques naturales con presencia de pinabete, fomentando por medio del Sistema Guatemalteco de Áreas Protegidas la incorporación de más áreas de bosques con presencia de esta especie. Con el afán de minimizar el impacto en estos importantes bosques, se desarrolla la línea de producción y comercialización de pinabete, en la cual, se trabaja el fomento para el establecimiento de plantaciones, venta de árboles y subproductos procedentes de estas, debidamente registrados con el marchamo del Inab y Conap.

Asimismo, se suma la Campaña de Control y Protección del Pinabete durante la temporada navideña, que da inicio a partir del mes de noviembre, a través de la supervisión de las instancias correspondientes. Es por ello, que si usted desea adquirir un árbol de pinabete, asegurese de que sea proveniente de plantaciones registradas con su debido marchamo blanco del Conap/Inab, y de esa forma ayude a conservar los bosques de pinabete que tanto necesitamos, por que nos brindan agua, oxígeno y son hogar para muchos animales.

Elder Figueroa