Paolo Sorrentino arranca rodaje en Roma

El célebre director de cine italiano Paolo Sorrentino, vencedor del Óscar en el 2014 con La grande bellezza, empezó a filmar en Roma su nuevo cinta acerca de la vida del multimillonario político Silvio Berlusconi.

La película, que llevará el título Loro (Ellos), será protagonizada por su actor fetiche, Toni Servillo, con el que ha trabajado en cuatro filmes, y quien por segunda vez interpreta a un primer ministro italiano después de El Divo, en el papel de Giulio Andreotti, entonces uno de los políticos más conocidos y astutos de la península.

Sorrentino comenzó esta semana a rodar algunas escenas en la monumental zona del Foro Imperial y el Coliseo, durante horas de la noche, lo que generó curiosidad entre los turistas, que inclusive solicitaron a los actores y extras posar para tomarse selfis.

Para ilustrar la vida de Berlusconi, una de las figuras más controvertidas y a la vez carismáticas de Italia, protagonista de innumerables escándalos sexuales, judiciales y políticos, el cineasta se entrevistó con el magnate de las comunicaciones y ex primer ministro, así como con su exesposa, Veronica Lario, según reveló recientemente a la prensa.

Durante las tomas nocturnas en el Coliseo, realizadas en gran silencio y bajo estrictas medidas y numeroso personal técnico, se pudo entrever al actor italiano Riccardo Scamarcio, en corbata y traje completo, perseguido por una corte de mujeres hermosas, algunas con vestidos muy cortos y ajustados. Para muchos se trataba de una clara referencia a las fiestas, cenas y veladas picantes que el entonces jefe de gobierno organizaba en sus mansiones. El actor interpreta en el filme a Gianpaolo Tarantino, el empresario que en la vida real le procuraba chicas al magnate para sus festines eróticos, mejor conocidos como bunga bunga, que le costaron varios juicios por la presencia de una menor de edad, la llamada Ruby, Rubicorazones.

Producido por Índigo y distribuido por Universal Pictures Italy, la cinta es una suerte de alegoría del poder, de cómo encanta y también engaña, según dejó a entender el realizador. “Soy italiano y quiero hacer un filme sobre italianos. Berlusconi es un arquetipo de la italianità y, con él, puedes contar cómo son”, adelantó Sorrentino.

Stephany López