Operación contra la criminalidad en Honduras deja 404 personas detenidas

Las fuerzas de seguridad de Honduras privaron de su libertad a 404 personas, entre ellas un agente penitenciario, como parte de una operación coordinada por el Ministerio Púbico, en la que además aseguraron bienes al subcomisionado policial José Orlando Leiva, acusado de lavado de activos, informaron las autoridades.

El agente penitenciario aprehendido en el marco de la llamada operación Dragón V fue identificado como David Gómez, indicó el Ministerio Público en un comunicado donde se detalla que a este se le señala de “facilitación de medios de transporte para el tráfico ilícito y violación de los deberes de los funcionarios públicos al intentar ingresar droga” al penal de Santa Rosa de Copán, occidente del país, añadió la entidad.

En el marco de la operación, las autoridades hondureñas aseguraron más de medio centenar de bienes, algunos de ellos propiedad de Leiva, quien es acusado con su esposa, Nancy Patricia Sánchez, de lavado de activos.

Varias propiedades del subcomisionado

Leiva fue destituido de la Policía hondureña en 2016 por reestructuración de la institución, y, según investigaciones, habría salido del país hace varios meses. Entre los bienes asegurados a Leiva para que no puedan ser vendidos o traspasados figuran dos residencias, tres gasolineras, una escuela y más de 50 cuentas bancarias.

Según investigaciones, Leiva y su esposa tuvieron “un incremento patrimonial injustificado de 300 millones de lempiras (12.5 millones de dólares)”, indicó el Ministerio Público.

Desde el martes, por este caso se han realizado 109 allanamientos en los 18 departamentos de Honduras, se presentaron 291 requerimientos fiscales y se llevaron a cabo 258 inspecciones en diferentes empresas.

Sara Solórzano