Comunícate con nosotros al 1590

COLUMNAS

Nueva Constitución en la sociedad del conocimiento (II)

Publicado

-

Juan Alberto Lecaros Urzúa

Director Observatorio de Bioética y Derecho

El deber de “estimular la investigación científica y tecnológica” (Artículo 19, nº 10) y de garantizar “la libertad de crear y difundir las artes, así como el derecho del autor sobre sus creaciones intelectuales y artísticas de cualquier especie” como, asimismo, “la propiedad industrial sobre patentes de invención, marcas comerciales, modelos, procesos tecnológicos u otras creaciones análogas” (Artículo 19 nº 25).

Limitar el conocimiento solo a “estimular” la investigación y “asegurar” los derechos de autor y propiedad industrial es una reducción extrema del valor y el impacto que el conocimiento, como bien público, tiene en el tejido social. La futura Carta Fundamental debiera desde su inicio, en su Artículo 1º de las Bases de la Institucionalidad, declarar el compromiso del Estado Social de Derecho con el deber de crear las condiciones sociales para que las personas participen libremente en una sociedad basada en el conocimiento y que estas puedan tomar parte de sus beneficios. Bajo este principio de la sociedad del conocimiento, el Estado debe orientar su actuar en las diversas expresiones de la vida social y asegurar la participación igualitaria de las personas, para lo cual resulta imprescindible impulsar la modernización del Estado. Un Estado inspirado en el principio del conocimiento es aquel que aprende de y se adapta a los desafíos de la sociedad, es eficiente gracias al uso de las tecnologías digitales, y se nutre de la ciencia y la cultura territorial y nacional para diseñar políticas públicas basadas en la evidencia.

Es un Estado transparente e innovador.

También es un Estado transparente e innovador, que promueve una robusta política de acceso a los datos con fines de investigación y que es capaz de codiseñar con diversos actores las mejoras al Estado. Asumiendo estos deberes, el Estado se transforma en el agente más activo en demandar ciencia y en incorporar tecnologías innovadoras para promover un uso eficiente de los recursos públicos y, asimismo, en promover la investigación científica y la innovación tecnológica para las necesidades y prioridades de salud, alimentación y educación, la gestión sostenible de nuestros recursos naturales, la protección y valorización de nuestra biodiversidad y la preservación del medioambiente.

            Continuará…

Universidad del Desarrollo
Seguir leyendo

COLUMNAS

Presidencia Pro Tempore

Publicado

-

Magíster Werner Ovalle Ramírez 
Intendente de Aduanas, SAT Guatemala 

Han transcurrido seis meses presidiendo el Comité Aduanero
Centroamericano para la región centroamericana, para lo cual se elaboró un plan de trabajo que tomó en cuenta trabajos en el orden normativo e informático, de control aduanero, de facilitación de comercio, Comisión Redactora de CAUCA y Fortalecimiento de Capacidades entre los principales. Producto de la diversidad de temas, inicialmente la Intendencia de Aduanas planificó 59 actividades; sin embargo, la dinámica proactiva y buena coordinación existente entre los directores generales de Aduana agregó 11 actividades, adicionales al plan inicial.   

Los equipos técnicos multidisciplinarios de las aduanas realizan una labor formidable, con altos valores de profesionalismo y compromiso por construir el proceso integracionista en Centroamérica, de la mano del apoyo permanente técnico y administrativo de la Secretaría de Integración Económica Centroamericana (Sieca).

La Intendencia de Aduanas planificó 59 actividades.

Desde esta perspectiva, la Presidencia Pro Tempore del Comité Aduanero Centroamericano entregó a sus homólogos en la región, el resultado de sus trabajos que ascienden a un 95 por ciento de grado de cumplimiento, según los objetivos
trazados.

En ese orden de ideas, los resultados principales que se pueden resaltar, según los pilares establecidos en que se enmarcaron los trabajos, son los siguientes: Entrega de un Identificador en al DUCA-F para los Operadores Económicos Autorizados (OEA); Entrega del Estudio de Tiempos de Despacho y Plan de Acción Regional; Adhesión de Honduras al Arreglo de Reconocimiento Mutuo Centroamericano; Establecimiento de la Oficina Regional de Enlace de Inteligencia (RILO) para la Región de Centroamérica con Sede y Secretaría en Guatemala; dos Operativos Regionales contra el Contrabando y la Defraudación Aduanera; actualización del Procedimiento de Envíos de Socorro para aprobación del Comieco; Seminario/taller Ética, Transparencia e Integridad, Capacitación CTPAT Funcionarios OEA en la Región CA; Taller Subregional de la OMA para ayudar a los miembros del Comité Aduanero Centroamericano a mejorar su capacidad de liberalización y regularización de bienes de socorro en caso de desastres naturales y otros eventos disruptivos; así como un webinar de Intercambio de Experiencias Sobre el Comportamiento de la Defraudación y el Contrabando Aduaneros, entre otros. Contribuyendo por la región que todos queremos! 

Colaborador DCA
Seguir leyendo

COLUMNAS

La chica de la calle Aribau (V)

Publicado

-

Esperanza Ruiz
Revista Nuestro Tiempo

Charlan unos minutos y Laforet prosigue el camino de vuelta a casa. En un instante comprende todo. Lo oculto se revela en
su mente con una claridad límpida. “Dios me ha cogido de los cabellos y me ha sumergido en su misma esencia (le escribió en una carta a Fortún). Ya no es que no haya dificultad para creer… Es que no se puede no creer”.

Reconoce la naturaleza milagrosa de su experiencia mística y se maravilla ante la felicidad completa, nunca antes sospechada. Dios había salido al encuentro de su alma una tarde de diciembre, en una calle cualquiera de Madrid. Pese a la inefabilidad del acontecimiento Carmen escribe La mujer nueva (1955), una novela en la que la protagonista, Paulina, recibe la gracia de manera repentina.

También explicó su alejamiento posterior, no tanto de la fe sino de la Iglesia.

Su instantánea conversión años atrás determina que su literatura sea un instrumento al servicio de Dios. La obra gana el premio Menorca y el Nacional de Literatura pero decepciona a los que alabaron la rebeldía de Nada y veían a Carmen como a una abanderada de la libertad. Sin embargo, lejos del sometimiento, al escribir sobre la conversión a la fe, demostraba no importarle lo que fuera moda o se esperara de ella.

“Es una obra poco convincente artísticamente porque le falta perspectiva. Religiosamente, por lo mismo”, escribió tiempo después a Ramón J. Sender, al que también explicó su alejamiento posterior, no tanto de la fe sino de la Iglesia, con la que se sintió desilusionada. Laforet se confiesa así a su amigo: “Para mí la cosa de Dios ha sido tremenda; primero como algo que vino de fuera, luego una búsqueda de siete años […].

Y luego otros siete años en los que estoy casi huida, de volver a mi ser, de encauzar todo a mi razón. Pero siempre encuentro a Dios en todas partes. A veces es como una locura tranquila. Si me voy a París, Dios está en París. Si voy a USA, Dios está en USA. Si creo que le he olvidado, me doy de narices contra Él”.

La relación con el escritor español Ramón J. Sender tiene mucho de curiosa y un poco de rara, como algunos definen a Carmen. Empieza con algunos desencuentros y acaba con una confianza íntima e inquebrantable. Tal y como era Carmen en la amistad. Solo se ven dos veces en la vida; Sender (veinte años mayor que ella) está exiliado en los Estados Unidos, donde es profesor de Literatura Española en la universidad de Albuquerque.

En octubre de 1947 lee Nada y queda tan impresionado que escribe a Laforet desde Nuevo México para felicitarla. Carmen no conoce al escritor y no responde. Casi veinte años después, el Departamento de Estado la invita a realizar un viaje por los Estados Unidos e impartir algunas conferencias; Nada es un fenómeno mundial que trasciende generaciones y no hay departamento de Hispánicas en el que la novela, la española más traducida junto con el Quijote y La familia de Pascual Duarte, no esté incluida en su lista de lecturas.

Continuará…

Colaborador DCA
Seguir leyendo

COLUMNAS

Nuestras expectativas

Publicado

-

Sebastián Toledo 
[email protected] 

Este 14 de enero tomó posesión la tercera junta directiva de la 9ª legislatura guatemalteca y por un mismo número de
ocasiones, bajo la presidencia de una mujer en más de 30 años, un hecho que se registrará como un espacio más que se avanza en el liderazgo del sector.

Acontecimiento que se da en medio de una serie de expectativas de todos los grupos de población y un congreso con grandes desafíos, tanto en la aprobación de leyes que el país necesita, así como en las demás funciones que la ley otorga a los miembros de tan alto organismo de Estado.

Entre otras acciones que se generan en los actuales días, está la conformación de las distintas salas de trabajo, una de las cuales debe atender los asuntos sobre discapacidad, de conformidad con el mandato del Decreto 16-2008. Instrumento que regula el papel del Estado en la aplicación e implementación de la Política Nacional de Discapacidad y la integración de una comisión legislativa para que fiscalice su cumplimiento.

La Comisión Sobre Discapacidad fue planteada desde 2008 por el movimiento nacional de personas con discapacidad.

La Comisión Sobre Discapacidad fue planteada desde 2008 por el movimiento nacional de personas con discapacidad, pero fue integrada por primera vez en el 2014 bajo la figura de Comisión Extraordinaria y, dos años más tarde, como comisión ordinaria. Durante los ocho años de trabajo ha impulsado importantes procesos, especialmente en el seguimiento de las acciones de Estado en función de los derechos de las personas con discapacidad.

Es justo reconocer que se han generado algunos aportes, sobre todo en la visibilización del tema en distintas acciones, pero se sigue en espera de la armonización del marco legal con la Convención Sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad. Una de las observaciones realizadas al Estado guatemalteco desde el 2016 por el Comité de Expertos de la ONU.

Los legisladores que asuman la responsabilidad de dirigir la sala de discapacidad en 2022, deberán establecer espacios de diálogo y consulta con las organizaciones que representan al sector para impulsar procesos que respondan a sus necesidades y demandas.

Las organizaciones por su parte e instituciones vinculadas a la promoción de sus derechos, deberán formular propuestas y dar el acompañamiento al trabajo de esta comisión legislativa, de tal manera que se cumpla con nuestras expectativas.

Colaborador DCA
Seguir leyendo

Gobierno de Guatemala

Enlaces Importantes

Directorio

 

  • Dirección General: Silvia Lanuza
  • Coordinación: Francisco Chinchilla
  • Nacionales: Jose Pelico y Erick Campos
  •  Deportes: Max Pérez
  •  Cultura: Leston Culajay

más temas

©2021 Diario de Centro América - Todos los derechos reservados.