Comunícate con nosotros al 1590

COLUMNAS

Nobel de Literatura 2021: Abdulrazak Gurnah

Avatar

Publicado

-

Sarali Gintsburg 

Investigadora principal de MYOUROPE, Instituto Cultura y Sociedad, Universidad de Navarra

En 1986, Wole Soyinka hizo historia en la trayectoria de los Premios Nobel: fue el primer escritor africano y negro que recibió el galardón en la categoría de Literatura. 

Han tenido que pasar 35 años para que la Academia Sueca vuelva a otorgar ese premio a otra persona negra africana, en esta ocasión, al tanzano Abdulrazak Gurnah. Con él son solo siete los escritores nacidos en África que han logrado el Nobel de Literatura, a pesar de que es un continente con una tradición muy rica y larga de  literaturas orales y también escritas.

Se trata de un hito importante en la literatura mundial puesto que, aunque existen muchos y excelentes escritores y escritoras africanos y árabes, sus nombres resultan muy poco conocidos por el público general. De hecho, solo tres de las diez novelas de Gurnah están traducidas al castellano.

Es de especial interés también que el ganador de este año sea un novelista de Zanzíbar, el paraíso perdido del mundo árabe (que, tradicionalmente, se refiere a él como “al-Andalus del este”). Este país es el centro de los cruces de caminos de las culturas africanas, árabe, iraní y de la India. 

Sunque se vio obligado a huir tan joven, Gurnah tuvo tiempo de absorber durante su infancia y adolescencia la riqueza de la cultura zanzibarí. De hecho, todas sus obras están llenas, de alguna manera, de las memorias del escritor. 

Gurnah, de origen árabe, conoce de primera mano la realidad que refleja en sus obras. Tuvo que escapar de Zanzíbar en 1964, cuando tenía 18 años, por miedo a ser asesinado al igual que otros miles de zanzibarís de origen árabe e indio. Fue el caso, asimismo, de la familia de Freddie Mercury. 

Se instaló en Inglaterra (país al que llegó con el estatuto de refugiado), donde actualmente vive y donde ha ejercido hasta su reciente jubilación como profesor de literatura inglesa y poscolonial en la Universidad de Kent, en Canterbury.

Un aspecto que ha convencido a la Academia Sueca es la riqueza de sus descripciones sobre África, que se alejan de los estereotipos que tanto abundan en la literatura y ofrecen una mirada diferente a través de historias que dan protagonismo a la población autóctona. 

Aunque se vio obligado a huir tan joven, Gurnah tuvo tiempo de absorber durante su infancia y adolescencia la riqueza de la cultura zanzibarí. De hecho, todas sus obras están llenas, de alguna manera, de las memorias del escritor. En ellas muestra su conocimiento de África occidental y de la cultura bantú, así como de la cultura árabe. 

Sus novelas reflejan también la historia de los bantús y los árabes, tanto dentro como fuera de su país natal. Por ejemplo, en su primera obra, El Paraíso (Paradise), el escritor describe la historia de la esclavitud contemporánea que repite las rutas del famoso negociante de esclavos Tippu Tip hacia la Cuenca del Congo. Al mismo tiempo, otra de sus novelas, Cerca del mar (By the Sea), nos invita a conocer más y pensar sobre las vidas de migrantes africanos totalmente perdidos entre dos mundos: el africano y el occidental.

El jurado ha querido destacar su “incursión intransigente y compasiva de los efectos del colonialismo y el destino del refugiado en el abismo entre culturas y continentes”. 

No es de extrañar que en esta edición se haya apostado por un autor experto en poscolonialismo y colonialismo, en un contexto global en el que el debate sobre la acogida a los refugiados y el racismo están más presentes que nunca, este último, avivado por el movimiento Black Lives Matter.

Universidad de Navarra
Seguir leyendo

COLUMNAS

Encuentros de la Riadis

Avatar

Publicado

-

Sebastián Toledo
[email protected] 

En el marco del Encuentro Regional Sobre Salud Inclusiva, que la Red Latinoamericana de Organizaciones de Personas con Discapacidad y sus Familias (Riadis) llevará a cabo en Guatemala, la junta directiva de este organismo sostuvo reuniones con distintas autoridades de gobierno. Entre estas, con la Presidencia de la República, con salas de trabajo del Congreso, autoridades ministeriales y dirigencia del movimiento nacional de personas con discapacidad del país.

El encuentro es parte de un proyecto que se ejecuta en Guatemala, que persigue el fortalecimiento de las organizaciones de personas con discapacidad y sus familias, para su inclusión en los planes de respuesta a riesgos, emergencias y la acción humanitaria. Un proyecto que se ejecuta con el apoyo de la Riadis y la OPS/OMS, Misión Guatemala.

La primera reunión se llevó a cabo con autoridades de los ministerios de Educación, Trabajo y Desarrollo Social, oportunidad en que la Riadis hizo una reflexión sobre la situación de las personas con discapacidad en América Latina. Específicamente, en los temas que los pares de estas dependencias promueven en los países de la región, donde existen pendientes, pero se hace referencia a importantes esfuerzos de algunos países, para que Guatemala busque adoptarlos.

El Dr. Alejandro Giammattei, ofreció su apoyo para el logro de los objetivos del proyecto.

La segunda de las reuniones se llevó a cabo con el presidente de la república, Dr. Alejandro Giammattei, quien ofreció su apoyo para el logro de los objetivos del proyecto, a efecto de disminuir los efectos de los desastres y emergencias. Así mismo, indicó que el Gobierno guatemalteco ha planteado ante distintos organismos regionales, entre ellos el Sica, la inclusión de las personas con discapacidad en las políticas regionales.

Asimismo, se tuvo un encuentro con la comisión legislativa sobre asuntos de discapacidad, presidida por el diputado Fernando Cordón. Se hizo una presentación de un instrumento alternativo sobre discapacidad del tercer informe de país en el cumplimiento de los ODS. Así como algunos requerimientos en el campo legislativo, para asegurar el ejercicio de los derechos de la población con discapacidad. Específicamente, en lo que se refiere a una ley marco en la materia, armonizada con la Convención de las Naciones Unidas Sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad.

Sebastián Toledo
Seguir leyendo

COLUMNAS

El águila, signo real en la heráldica y en el tetramorfos (IV)

Avatar

Publicado

-

Ricardo Fernández Gracia, 

Director de la Cátedra de Patrimonio y Arte Navarro

Martínez de Lagos ha estudiado el tema del águila con su presa en la escultura monumental de Álava, en función de su reiterada presencia en ámbitos sagrados, señalando sus precedentes en el arte oriental e hispano-musulmán, recordando, entre otros ejemplos, al águila depredadora de la arqueta de Leire. En la tradición cristiana, engranada ya con el Antiguo Testamento por una visión del profeta Ezequiel, hay que situar a los símbolos animalísticos del tetramorfos, que acabó aplicando San Ireneo a los cuatro evangelistas, haciendo una personal interpretación del capítulo IV del Libro del Apocalipsis. Se presentan los cuatro en forma humana o de ángel (Mateo), de toro (Lucas), león (Marcos) y águila (Juan). En este último caso la asociación vendría justificada por representar lo más elevado y profundo del pensamiento de Cristo, ya que su texto no forma parte de los evangelios sinópticos.

El tetramorfos figura en portadas tan sobresalientes de la segunda mitad del siglo XII, junto a la Maiestas Domini. Así, hemos de citar los ejemplos de San Nicolás y la Magdalena de Tudela, San Miguel de Estella y Santa María de Sangüesa. Particular interés por su tamaño y tipología presenta en el interior del monasterio de Irache un tetramorfos angelomorfo, mucho más usual en pintura que en escultura monumental. Presentan sus figuras cuerpo humano alado y cabeza correspondiente a los tres animales; el de san Marcos es humano en su totalidad. El frontal de esmaltes de Aralar, de fines del siglo XII, está presidido por la figura sedente de la Virgen con el Niño, inscrita en una mandorla almendrada, que se enmarca a su vez en otra lobulada, en cuyas esquinas se coloca el tetramorfos. Las pinturas góticas de la capilla de la Virgen del Campanal en San Pedro de Olite también presentan el mismo esquema de Maiestas y tetramorfos. 

El águila que acompaña a San Juan cuenta en Navarra con sobresalientes ejemplos.

El águila que acompaña a San Juan cuenta en Navarra con sobresalientes ejemplos. De ordinario, se suele representar a una escala menor en relación con la figura del evangelista, para no quitarle protagonismo. Entre las águilas más señeras por su tamaño y verismo, en época renacentista y barroca, citaremos las de los retablos mayores de San Juan de Estella (Pierres Picart, 1563), Fitero (Rolan Mois, 1590) y una pintura seiscentista de Marcilla. Por su posición, sirviendo de apoyo al libro con la copa del veneno, mencionaremos la escultura del retablo mayor de Dominicos de Pamplona, obra de fray Juan de Beaubes (1570-1574). En algunas ocasiones, sostiene con su pico el tintero. Por su excepcionalidad y por recordar al mismísimo rapto de Ganimedes por Júpiter, destacaremos una escultura romanista, de fines del siglo XVI, de la catedral de Tudela, en donde el santo tiene un águila entre las piernas, como si fuese a ser transportado a los aires por el ave poderosa. Por lo demás, la presencia de San Juan Evangelista con los otros tres se encuentra en pechinas, retablos y pinturas decorativas de numerosos templos. De pie, sedente, de medio o cuerpo entero e incluso tumbado, en los retablos romanistas sus imágenes y relieves son incontables a lo largo de toda la geografía foral.

Universidad de Navarra
Seguir leyendo

COLUMNAS

La electricidad en Guatemala (XXIX)

Avatar

Publicado

-

Rodrigo Fernández Ordóñez Director Presidente

Comisión Nacional de Energía Eléctrica

[email protected]

Continuando con las notas que preparó el ingeniero Leonel López Rodas para la edición conmemorativa de la Ley General de Electricidad (LGE), por sus 25 años de vigencia, comenta: “En el artículo 50 de la Ley de Desmonopolización del INDE se estipuló la obligación del Ejecutivo de presentar, en un plazo no mayor a 6 meses, una iniciativa sobre la Ley General de Electricidad. Al no atender dicha estipulación, el 8 de agosto del año 1995 presenté la iniciativa denominada: Ley de Desregulación y Libertad Eléctrica, que se basaba en la libertad para la generación y transmisión o así para la distribución, la cual era regulada por constituir un monopolio natural”. Dicha ley proponía la creación de la Comisión Nacional de Energía Eléctrica (CNEE), que se integraría por 3 profesionales propuestos por las universidades, Colegio de Ingenieros de Guatemala y por el ministro de Energía y Minas. También se proponía la creación de un administrador del mercado mayorista, “…que coordinaría en un marco de libre contratación de energía eléctrica entre generadores, grandes usuarios y distribuidores, estableciendo precios de mercado de corto plazo para la transferencia de energía entre los generadores cuando ellas no correspondan a contratos de largo plazo, así como la garantía de la seguridad de abastecimiento…”, explica López Rodas en el documento.

La Comisión de Energía del Congreso de la República conoció la propuesta en 1996, y se dispuso hacerle cambios al texto original.

La Comisión de Energía del Congreso de la República conoció la propuesta en 1996, y se dispuso hacerle cambios al texto original, que fue tomando forma de Iniciativa de Ley gracias al esfuerzo de varios técnicos, entre los que destaca López Rodas. Participó el entonces director general de Energía, ingeniero Enrique Moller, quien fue el primer Presidente de la CNEE cuando se aprobó la ley mencionada. “Cuando se tuvo la certeza de contar con un documento completo que llenara todas las expectativas, se iniciaron los acercamientos con diferentes bancadas para obtener el apoyo necesario dentro del Congreso de la República. De igual manera con diferentes sectores del país, algunas cámaras empresariales y sindicatos, entro otros. Se realizaron varias presentaciones, en las cuales se contaba con la participación entusiasta del doctor Luis Flores Asturias…”. La idea original era hacer de la CNEE un ente autónomo; sin embargo, al momento de las negociaciones entre las bancadas del Congreso, no se logró contar con los votos necesarios, de tal cuenta que la ley fue aprobada gracias al voto favorable de la bancada del PAN, partido oficialista del momento, que contaba con mayoría relativa en el Congreso. Así, la LGE se promulga el 16 de octubre de 1996, trasladándola al Ejecutivo para su publicación en el diario oficial, el 15 de noviembre de 1996. En su trabajo, al que hemos recurrido continuamente en estas columnas, el historiador Javier Calderón, citando a López Rodas, apunta: “…Álvaro Arzú los apoyó y los dejó tomar las consideraciones que ellos creían correctas y no se le ha dado crédito por eso.

El presidente Arzú tenía consciencia que la reforma tenía que ser llevada hacia adelante…”. La LGE, como herramienta clave para el desarrollo del país que un mes más tarde lograba firmar los Acuerdos de Paz con la URNG, tras la guerra de 36 años, apunta López Rodas: “…La Ley está fundamentada en la libertad y la participación privada, permitiendo que los guatemaltecos decidan su futuro, invirtiendo en un sector de tanta importancia. Por esto considero que el Título I es fundamental, porque en él se indica que es libre la generación y no se requiere autorización y condiciones previas por parte del Estado y que el transporte y todos aquellos que sean propietarios de líneas deben dar el servicio sin excepciones, mediante un pago de peaje. Son libres los precios por la prestación del servicio de electricidad”.

Colaborador DCA
Seguir leyendo

Gobierno de Guatemala

Enlaces Importantes

Directorio

 

  • Dirección General:
  • Silvia Lanuza, Víctor Valenzuela
  • Coordinación: Francisco Chinchilla
  •  Nacionales: Jose Pelico y Erick Campos
  •  Deportes: Max Pérez
  •  Cultura: Leston Culajay

más temas

©2021 Diario de Centro América - Todos los derechos reservados.