Mujeres rurales, agentes de cambio contra el hambre y la pobreza

Las mujeres rurales representan más de un tercio de la población mundial, y son el 43 % de la mano de obra agrícola. Figuran como un grupo importante de la sociedad, pues labran la tierra, plantan semillas que alimentan a sus familias y contribuyen en la mejora de la seguridad alimentaria de sus comunidades.

En el marco de la celebración del Día Internacional de la Mujer Rural, que se conmemora el 15 de octubre, varias instituciones de Gobierno, organizaciones de la sociedad civil y cooperantes luchan por empoderar a este grupo mediante acceso a los recursos agrícolas que ayuden a reducir el hambre y la pobreza en el país.

Por estas razones, el Plan Nacional de Desarrollo K’atun, Nuestra Guatemala 2032, promovida por la Secretaría de Planificación y Programación de la Presidencia (Segeplan), coloca en el centro de sus prioridades la reducción de las desigualdades sociales, priorizando esfuerzos para la mejora de la calidad de vida de las poblaciones excluidas y vulnerables, como la niñez, juventud, mujeres y pueblos indígenas, especialmente cuando habitan en áreas rurales.

Luis Carrillo