Las preguntas que todo lector debería hacerse

Ahora sí, la Feria Internacional del Libro en Gua-temala (Filgua) está a la vuelta de la esquina. La 15 edición llega el jueves, cargada de presentaciones, invitados y actividades culturales, pero, sobre todo, con miles y miles de títulos desbordándose de las estanterías. Hay descuentos y promociones, y seguro querrá llevárselo todo. No tema, hoy los escritores Vania Vargas y Julio Serrano Echeverría y el librero Philippe Hunziker (Sophos) nos plantean algunas preguntas (y sus respectivas respuestas) que todo visitante debería hacerse antes de comprar.

¿Debo ir a la feria del libro solo por curiosidad?

“Sí. La curiosidad puede llevar a cualquiera, por rutas desconocidas, hacia el conocimiento, hacia encontrar una respuesta, o al simple entretenimiento”, comenta Vania Vargas.

¿Es recomendable ir a Filgua si todavía tengo libros sin leer?

Vargas da vía libre a los lectores. “Aunque parezca increíble, los libros tienen su tiempo. Es decir que, si un día cualquiera uno abre un título y no logra entrar, es muy probable que algún tiempo después, uno haga un nuevo intento y termine leyéndolo de tirón”, afirma.

¿Qué tengo ganas de leer?

“Se puede leer por muchas razones distintas: por el placer de la palabra escrita, para viajar, para aprender o para entretenerse”, dice Philippe Hunziker. Agrega que saber qué tiene ganas de leer ayuda mucho a salir satisfecho de una librería o una feria.

¿Cuál es mi presupuesto?

Hunziker indica que es básico saber cuánto dinero quiere gastar: “Si el presupuesto es limitado, elegir bien es importante. Hay que tomarse el tiempo y llevar un cuaderno para anotar todo lo que quisiera, y después decidirlo, ajustado a la cantidad”.

¿No estará en otro lado?

Según Julio Serrano, es recomendable no comprar de inmediato, a menos que se trate de un ejemplar único. “Es mejor dar la vuelta completa a la feria y luego volver al final a buscar lo que decidió llevar o para lo que le alcanzó. No hay nada peor que, más adelante, toparse con un tesorito que no va a poder tener”, indica.

¿Voy a volver a encontrarlo?

Serrano asegura que algunas veces el lector se topa con títulos que le gustan, pero duda comprar. En ese caso, debe tomar en cuenta que hay libros que solo se encuentran una vez, pues aquedan pocos ejemplares; son de una editorial “rara” o son una joya. “De ser así, a comprarlo”, comenta el escritor.

¿Hay algún regalo que tengo que hacer próximamente?

Sí, sí, querido lector, los libros no solo son para que los leamos nosotros. “Regalar un libro es un halago. La feria puede ser la oportunidad de comprar los obsequios, ¡incluso de Navidad!”, expresa Hunziker.

¿Si compro un libro y no lo termino de leer, soy un mal lector?

Vania dice que no. “Un buen lector sabe que, si no puede terminar un título, podrá volver a él en otro momento. Sabe que puede aprovechar más su tiempo al buscar lo que necesita en otro libro”, añade.

Priscilla León López