Garantizan asistencia por época lluviosa

La viabilidad en carreteras y la asistencia a familias que han sido damnificadas por las lluvias son acciones que han priorizado las autoridades estatales, las cuales mantienen el monitoreo constante de las condiciones climáticas y la comunicación con los gobiernos locales, con el fin de evitar tragedias.

De esta cuenta, todas las dependencias del Ministerio de Comunicaciones, Infraestructura y Vivienda han atendido en la brevedad los derrumbes que afectaban el tránsito vehicular en las distintas rutas del país, y se realizan las coordinaciones pertinentes para reparar los puentes que han sufrido algún daño, informó ayer su titular, Aldo García.

El funcionario indicó que todas las labores se llevan a cabo con el presupuesto de ese despacho y que se han hecho los ajustes para que empresas que ya tienen adjudicados algunos contratos ejecuten los trabajos que sean necesarios.

Por su parte, la Coordinadora Nacional para la Reducción de Desastres (Conred) ha incrementado sus protocolos de prevención en las zonas de riesgo, como asentamientos y comunidades vecinas a ríos que podrían desbordarse, dijo Julio Sánchez, representante del Departamento de Prensa de ese ente.

Según el comunicador, en lo que va del invierno se han entregado 3.5 toneladas de ayuda humanitaria en diversas áreas y se han gestionado planes de respuesta inmediata, lo cual se ha logrado gracias al trabajo conjunto con gobernadores y alcaldes.

También, se reportan 65 incidentes, que van desde deslizamientos hasta inundaciones en distintos departamentos, así como el apoyo a 3 mil 117 personas, de las cuales 850 han sido evacuadas.

Aumentarán las lluvias

Eddy Sánchez, director del Instituto Nacional de Sismología, Vulcanología, Meteorología e Hidrología (Insivumeh), calificó de acertadas estas medidas, pues se prevé que las precipitaciones se incrementen entre hoy y mañana, debido a la influencia de un sistema de baja presión, en el Caribe.

Este fenómeno podría convertirse en una depresión tropical, la cual afectaría principalmente a la zona suroccidental, así como a la meseta central.

Karla Gutiérrez