Es el momento para transformar la vida de todas

Por: Adriana Quiñones

Cada año la Comisión de la Condición Jurídica y Social de la Mujer, principal órgano internacional intergubernamental dedicado exclusivamente a la promoción de la igualdad de género y el empoderamiento de la mujer, escoge un énfasis para establecer un diálogo con los Estados miembros sobre los asuntos más apremiantes que afectan a las mujeres en todo el mundo. El 2018 es el empoderamiento de las mujeres, niñas y adolescentes rurales.

En el 2017, el Ministerio Público registró 59 mil 667 denuncias por el delito de violencia contra la mujer y el Instituto Nacional de Ciencias Forenses (INACIF) reportó que, en promedio, 62 mujeres mueren mensualmente en circunstancias violentas. Por otra parte, aun cuando la economía de Guatemala ha disfrutado una tasa de crecimiento anual que ha oscilado en los últimos años entre el 2.8 al 4.2 %, según el Instituto Nacional de Estadística (INE), el ingreso promedio mensual de las mujeres representa el 67 por ciento del ingreso promedio de los hombres y estas representan solo un tercio de la población económicamente activa.

En cuanto a su participación política, el Tribunal Supremo Electoral sostiene que las mujeres de Guatemala están muy poco representadas en cargos de elección popular, con apenas un

13.9 % en el Congreso de la República y en el caso de las mujeres indígenas un 1.9 %. A nivel local, solo el 2.1 % de alcaldes son mujeres; y únicamente 1 de 334 alcaldes es una mujer indígena. Esta realidad no es ajena al resto del mundo, según el nuevo Informe Global de ONU Mujeres: Hacer las Promesas Realidad, a escala mundial, una de cada cinco mujeres menores de 50 años informó haber sufrido violencia física o sexual a manos de una pareja íntima en los últimos 12 meses. Por otro lado, las mujeres ocupan tan solo el 23.7 % de los escaños parlamentarios de todo el mundo.

En ese sentido, el informe recomienda medidas prácticas para dar cumplimiento a la Agenda 2030, marcando especial énfasis en la mejora de la recolección de datos y estadísticas desagregadas por sexo para dar seguimiento a los avances de las mujeres y niñas en todas sus esferas de desarrollo, visualizando la interconexión entre discriminación, pobreza, falta de oportunidades económicas, y de representación política y violencia contra las mujeres.

Como Representante de ONU Mujeres en Guatemala, quiero saludar de manera especial al movimiento de mujeres guatemaltecas, cuyos aportes cumplen un rol fundamental en la recuperación de todos los derechos humanos y democráticos del país.

ONU Mujeres, en conjunto con el Sistema de Naciones Unidas y en línea con la estrategia de nuestro secretario general, António Guterres, seguirá apoyando los esfuerzos nacionales e internacionales para promover el compromiso con la igualdad de género y el empoderamiento de las mujeres, que es indispensable para el pleno desarrollo del país.

Colaborador DCA