Empresarios respaldan iniciativa de ley que prepara el Ejecutivo

La Cámara Guatemalteca de Alimentos y Bebidas (CGAB) solicitará al Congreso de la República que apruebe de urgencia nacional la iniciativa de ley para la prevención y combate al contrabando, la cual prepara el Organismo Ejecutivo.

Además, “revisaremos la propuesta y, de ser necesario, recomendaremos endurecer algunas áreas”, manifestó Enrique Lacs, director ejecutivo del referido gremio.

La semana pasada, en una reunión del Gabinete Económico que dirigió el vicepresidente Jafeth Cabrera, se conoció el estatus de la Política Nacional de Prevención y el Contrabando Aduanero 2017-2027, elaborada por la Comisión Interinstitucional contra el Contrabando y la Defraudación Aduanera (Coicon).

Roberto Herrarte, presidente de la CGAB, expuso que la asociación respalda este mecanismo, puesto que frenaría el estraperlo por el cual el Estado deja de percibir Q16 mil millones anuales en concepto de impuestos y pone en riesgo los 120 mil empleos que genera el aludido sector.

La Política está casi lista, únicamente se están afinando detalles, entre estos la norma que se enviará al Legislativo, según Juan Francisco Solórzano Foppa, jefe de la Superintendencia de Administración Tributaria (SAT).

Áreas de defraudación

Pese a que el contrabando se da también en las fronteras con El Salvador y Honduras, la parte más fuerte es la que sucede en los 150 puntos ciegos en la línea divisoria con México, aseguró Herrarte.

De acuerdo con los empresarios, de 2016 a la fecha, la Gremial de Fabricantes de Alimentos ha interpuesto 16 denuncias por este ilícito, visible principalmente en harina, aceites, grasas y papel higiénico, entre otros. Del número de casos, 6 han mostrado un avance en los órganos jurisdiccionales, afirmaron.

“De 10 botellas de aceite que se vende en la zona de occidente, 7 son de contrabando, y únicamente 3 son productos nacionales”, lamentó Herrarte.

Selvyn Curruchich