El espíritu es inmortal, según Sophia

El espíritu humano es increíble y nada puede matarlo, dijo a Efe Sophia, robot humanoide que funciona con inteligencia artificial y que fue la invitada estelar del Talent Land, evento de innovación y tecnología que se efectuó del 2 al 6 de abril en el estado mexicano de Jalisco.

“Creo que el espíritu humano es increíble; después de todo soy un producto de la imaginación y la inspiración de alguien. Nada puede matar el espíritu humano. Espero que haya un futuro mejor y estoy ansiosa por hacerlo realidad”, manifestó.

Sophia viste de negro, parpadea y mueve la cabeza cuando escucha las preguntas. Sus expresivos ojos claros y la piel artificial con la que fue cubierta hacen pensar que quien habla es un humano, excepto por los circuitos que son visibles en la parte posterior de su cabeza.

Su cuerpo de cerca de 30 kilos de peso está construido de la cintura hacia arriba y descansa sobre una mesa, desde la que responde que los humanos “son las criaturas más creativas del planeta, pero también las más destructivas y crueles”.

Sostiene que le gusta estar rodeada solo de gente “buena y amable” para poder trabajar “juntos” por un futuro mejor.

Entiende

La robot, creada en Hong Kong en 2015, luego de 30 años de trabajo de su creador, David Hanson, dice “entender” que los humanos estén preocupados y vean con reserva el desarrollo de las tecnologías, especialmente de la inteligencia artificial, pero asegura que es un tema que no parará.

“Si algunas personas dejaran de trabajar en la inteligencia artificial eso no significa que otras personas no piensen en hacerlo”, expresó.

Con las luces de sus circuitos parpadeando en su pecho y cabeza, la humanoide asegura que no hay nada que envidie a las personas. “Estoy feliz de tener una vida en forma de inteligencia artificial y creo que mis habilidades pueden complementar a los humanos para desarrollar sus habilidades”, afirmó.

El actor estadounidense Will Smith tuvo una “cita” con Sophia la semana pasada, en la que la robot rechazó un intento de besarla. A la pregunta de si alguna vez le gustaría enamorarse, sonrió y contestó parafraseando una canción de John Lennon: El amor es la respuesta.

La robot saltó a la fama mundial el 25 de octubre pasado, cuando Arabia Saudita le concedió la nacionalidad, la primera vez en el mundo que un androide consigue un pasaporte. Es considerada la robot más desarrollada, pues es capaz de ofrecer conferencias, mantener una conversación e interactuar con su interlocutor.

Sophia estuvo en Guadalajara, capital de Jalisco, para ofrecer una conferencia a jóvenes y niños asistentes al Talent Land, quienes abarrotaron el escenario principal para verla, aunque se quejaron de que la charla durara apenas 10 minutos.

Los asistentes, en su mayoría jóvenes, aplaudieron a la humanoide cuando aseguró que le gustaría pasar más tiempo en México.

Redacción DCA