Bayern se enfrentará al Real Madrid, y Liverpool a Roma, en la pelea por llegar a la final de Kiev

Madrid, EFE

Un clásico europeo por excelencia, como el Bayern Munich frente al Real Madrid, y el primer enfrentamiento entre Liverpool y Roma en esta fase solventarán las semifinales de la Liga de Campeones, en la que el equipo de Zinedine Zidane busca su decimotercera corona y la tercera de forma consecutiva.

Condenados de nuevo a eliminarse entre ellos, alemanes y madridistas se encontrarán por séptima vez en las semifinales de la competición estrella de clubes europeos, tal y como ocurrió en la temporada 2013-2015, en la que los madridistas les endosaron un 5-0 en el global de la eliminatoria.

El año pasado, cuando los blancos ganaron su undécimo título en la final de Cardiff contra la Juventus (1-4), el cruce fue en cuartos de final. El duelo se resolvió a favor de los de Zidane en la prórroga (4-2) con 3 tantos del portugués Cristiano Ronaldo, después de que los germanos forzaran el tiempo extra al imponerse (1-2) en el tiempo reglamentario.

El Bayern, campeón ya de la Bundesliga alemana, certificó su pase a semifinales hace 2 días al superar al Sevilla, al que ganó (1-2) en el Sánchez Pizjuán y eliminó después de un empate sin goles en su estadio.

En el Olímpico de Múnich se jugará el choque de ida de las semifinales, y el duelo decisivo será en el Santiago Bernabéu, escenario en el que el Real Madrid sufrió mucho esta semana para llegar al sorteo de hoy.


La otra plaza de la final saldrá del Liverpool contra Roma, duelo inédito en semifinales, aunque ambos clubes sí se encontraron en la lejana final de 1984, en la que los ingleses lograron uno de sus 5 títulos en la tanda de penales.

Después de su contundente victoria sobre el Manchester City en cuartos (3-0 en la ida y 1-2 en la vuelta), los hombres de Jurgen Klopp vuelven a la élite de la Champions y a disputar las semifinales, que nunca han jugado con los italianos, y que han superado en 7 de las 9 veces que las han encarado.

El duelo será la segunda ocasión en la que los romanos optarán a entrar en la final, tal y como hicieron en 1984 ante el Dundee escocés. Su último acto será en el Olímpico de Roma, escenario hace 2 días del severo 3-0 con el que los italianos eliminaron al Barcelona, que había resuelto el choque de ida con un 4-1.

El delantero egipcio Mohamed Salah, autor de ocho goles, volverá a encontrarse con su anterior club, el Roma, del que salió el año pasado rumbo a los reds.

Antes de proceder al sorteo en la sede de la UEFA, en Nyon (Suiza), el alcalde de Kiev, Vitali Klitscho, quiso adelantar la bienvenida a todos aquellos que viajen la capital ucraniana para asistir a la final.

“Como exatleta profesional, mi deseo es transformar Kiev en una verdadera ciudad deportiva. El deporte no tiene límites; tiene el poder de cambiar el mundo. Estamos encantados de ser anfitriones de futbolistas y aficionados”, dijo antes del momento estelar en el que se extrajeron los nombres de los semifinalistas.

Bryan Anton