Filgua se adentra en “El mundo de Asturias”

Por: Jessica Masaya Portocarrero

En las 14 ediciones que lleva de realizarse la Feria Internacional del Libro en Guatemala (Filgua), no siempre he estado de acuerdo en algunos detalles de su organización y desarrollo. No obstante, comprendo la necesidad de que se lleve a cabo y que todos nos involucremos.

Como muchos, he participado en sus actividades, como expositora y como público, he pasado buenos momentos en ella, he conocido y reencontrado a interesantes personas. Como la mayoría de celebraciones de este tipo, el espíritu y el resultado depende mucho de quienes las organizan. En estos años, Filgua ha tenido grandes aciertos y aportes, pero también algunos resbalones. Pero, es la feria que tenemos y allí va creciendo.

Lo que no me parecía era que se resaltara más la parte comercial de la industria editorial y menos el contenido de los libros. Es de entender que es una asociación empresarial la que organiza, Gremial de Editores, y que para ellos es una gran inversión que deben procurar les traiga beneficios. Aunque supongo que una cosa no pelea con la otra, porque entre más prestigiosa es una feria más “valor” y atractivo tendrá. Apoyo que además involucre a otras entidades académicas y de peso en el mundo de las letras, del arte y la educación para que su contenido aporte a nuestra
sociedad.

Este año, en medio de las celebraciones del cincuentenario del Premio Nobel de Miguel Ángel Asturias, es justo decir que las 383 actividades están muy interesantes y balanceadas. Hay temas light, sí, pero también muchos escritores serios y otros expertos aportando, sobre todo, en cuanto a la obra de El Gran Moyas. Algo que noté es que hay expositores de varias corrientes de pensamiento. Además se apoya a la niñez, juventud y docencia con actividades de lectura, creación y bibliotecas.

Ojalá que lo que vemos en blanco y negro en la programación se traduzca en una verdadera fiesta. En mi opinión, que haya cambiado de sede no debería afectar. Aunque el Parque de la Industria era más cercano para cierto sector, Fórum Majadas es una opción para atraer a quienes viven en esa otra parte de la ciudad. En todo caso, siempre se podrá cambiar de sitio si el experimento no funciona. ¡Qué vivan los libros!

Redacción DCA