Situación tras el terremoto

La Embajada de México informó que, tras el sismo ocurrido el 19 de septiembre que afectó a la Ciudad de México y a los estados de Puebla, México, Morelos, Tlaxcala y Guerrero, el presidente Enrique Peña Nieto ordenó activar el Plan MX (23 dependencias federales), que coordina los esfuerzos federales de auxilio.

Asimismo, el Gobierno Federal se coordina con los cuerpos de Protección Civil, con el jefe del Gobierno de la Ciudad de México, y los gobernadores de las zonas afectadas. El Ejército, la Marina, la Policía Federal y Protección Civil, así como las diversas autoridades locales, junto con voluntarios y rescatistas, han trabajado incansablemente para apoyar a la población afectada en los Estados damnificados y particularmente en la Ciudad de México, donde por el tipo de estructuras, el reto presenta una mayor complejidad.

En algunos de los casos ha sido necesario avanzar con mayor precaución y con controles más estrictos por los riesgos que presentan las estructuras. La prioridad número uno sigue siendo salvar vidas y dar atención médica a quienes la necesiten, no entrará la maquinaria pesada hasta en tanto se tenga la certeza de que no hay más sobrevivientes en los inmuebles colapsados.

Lamentablemente, varias personas han perdido la vida, incluyendo niñas y niños, en centros educativos, edificios y viviendas. El número de decesos hasta el momento es de 291 (CDMX, 153; Morelos, 73; Puebla, 45; Estado de México, 13; ,Guerrero 6; y Oaxaca. 1).

Actualmente, se ha rescatado con vida a más de 50 personas de los escombros de edificios derrumbados en la Ciudad de México. Más de 2 mil 633 personas han recibido atención médica en instalaciones del sector salud, la mayoría ha sido dada de alta.

La Comisión Federal de Electricidad ha restituido el servicio eléctrico a 95 por ciento de los casi 5 millones de usuarios afectados, así como el Aeropuerto Internacional de la Ciudad de México ha operado con normalidad. El Presidente ha instruido para que al mismo tiempo que se atiende la emergencia, se trabaje conforme a las siguientes 3 etapas: 1) apoyo a la población damnificada, incluyendo la operación de albergues, la provisión de alimentos y el restablecimiento total de los servicios públicos básicos. 2) elaboración de un censo exhaustivo de los daños materiales, el cual será la base para los trabajos de restauración y reconstrucción; y 3) la reconstrucción, que requerirá inicialmente llevar a cabo la demolición de edificios con daños estructurales irreparables y la remoción de escombros.

Se ha activado el Fondo de Desastres Naturales (Fonden), instrumento financiero que tiene como finalidad, bajo los principios de corresponsabilidad, complementariedad, oportunidad y transparencia, atender los efectos de Desastres Naturales, imprevisibles, cuya magnitud supere la capacidad financiera de respuesta de la dependencias y entidades paraestatales, así como de las entidades federativas.

El Fonden tiene recursos por 9 mil millones de pesos (Q3 mil 670 millones), monto que puede complementarse con recursos de un bono catastrófico emitido en agosto por el Banco Mundial por 360 millones de dólares (Q2 mil 624 millones aproximadamente).

Es importante señalar que a través de LOCATEL en el teléfono (+525) 55658 1111, se pueden conocer los nombres de las personas hospitalizadas en la Ciudad de México y en los Estados afectados, así como la ubicación de los albergues instalados en las entidades afectadas. No se tiene conocimiento de personas de nacionalidad guatemalteca que hayan sido afectadas.

Asimismo se informó que, por el momento, todas las donaciones desde el exterior se canalizarán a través de la Cruz Roja Mexicana mediante su sitio web https://cruzrojadonaciones.org/.

Edgar Quiñonez