Santa Lucía regula el uso de pajillas plásticas

La Municipalidad de Santa Lucía Utatlán, Sololá, acordó regular el uso de productos desechables no biodegradables dentro del municipio, con el objetivo de combatir los productos perjudiciales para el medioambiente.

El Concejo Municipal local tomó la decisión, considerando que es una necesidad de los vecinos de la cuenca del lago de Atitlán reducir los niveles de contaminación generados por el uso de los productos de plástico y duroport.

“Los daños que causan esos productos sobre los ecosistemas naturales del lago y sobre la calidad de vida de las personas del municipio y la cuenca son de grandes magnitudes, dado que estos materiales contaminan por cientos de años las aguas, los suelos y la atmósfera”, argumenta el Concejo.

El Concejo también expone que, en el contexto del cambio climático global y la adaptación y mitigación de sus efectos, es urgente que la Municipalidad de Santa Lucía Utatlán tome las medidas correspondientes para garantizar la reducción de la vulnerabilidad de las comunidades y su territorio, “a través del manejo integrado e inteligente de los desechos sólidos”.

Con base en las consideraciones mencionadas, la Municipalidad acordó adoptar la regulación de los siguientes materiales: plásticos desechables, como nailon utilizado en decoración, bolsas plásticas, pajillas plásticas, platos, bandejas y cubiertos de plástico desechables, así como duroport en todas sus presentaciones, como platos, bandejas, vasos y manualidades decorativas.

Con el objetivo de lograr el cumplimiento del acuerdo, las autoridades establecen que toda persona individual o jurídica que haga uso de estos productos de uso único y no biodegradables, será sancionado con una multa de Q300.

A las empresas que comercialicen y distribuyan los productos mencionados se les sancionará con una multa de Q15 mil. Las disposiciones contra el uso y comercialización de los productos no biodegradables entrarán en vigor en el curso de los próximos 10 días.

 

Adolfo Blanco