Plantean opción para reducir déficit habitacional

Con el propósito de disminuir el déficit habitacional en el país, y darle oportunidad a la mayoría de guatemaltecos a acceder a una vivienda propia, se analiza en el Congreso de la República la iniciativa de reactivación económica que contempla la creación del Instituto de Ahorro para la Vivienda (AVI), con la cual se estima generar 500 mil empleos y un crecimiento del sector en un 12 % del PIB.

La iniciativa fue planteada por el Instituto de Fomento de Hipotecas Aseguradas (FHA), a través de su presidente, Eduardo Tabush, quien explicó que el propósito fundamental de esta es generar riqueza para los trabajadores de la iniciativa privada, por medio del ahorro y acceso a financiamiento para vivienda, que permita, a la vez, la creación de un patrimonio familiar.

AVI operaría un fondo de ahorro con cuentas de depósito individual, obligatorio para los trabajadores, denominado en la iniciativa como  “Contribución AVI”, que provendría de  un aporte del patrono de 4.165 %, y un aporte del trabajador de 2.0 %.

“El aporte del patrono sería abonable a la indemnización del trabajador, y tendría una deducibilidad sobre la base imponible de dos a uno. En caso de que un trabajador quede desempleado, AVI le va a extender un seguro de desempleo para que este no tenga que tocar su ahorro”, explicó Tabush.

Otros beneficios

El presidente del FHA agregó que los fondos de los ahorrantes o derechohabientes ganarían rendimientos competitivos y podrían ser usados para el pago del enganche de un crédito, para comprar una vivienda nueva o usada, o para el mejoramiento de su vivienda existente.                                                                            Además, indicó que mediante un análisis de riesgo, diferente al de un banco privado, AVI podría dar acceso garantizado a un crédito, sin enganche y sin fiador, a millones de familias guatemaltecas.

“Es importante mencionar que AVI tiene prohibido construir, y no puede usar los fondos de los ahorrantes para pagar sus gastos operativos. Nunca va a recibir fondos del Estado, y alcanza la sostenibilidad financiera a través de sus ingresos provenientes de la colocación de créditos y de inversiones. Por su carácter financiero, sería supervisado por la Superintendencia de Bancos”, puntualizó el titular del FHA.

El crédito a vivienda 

El FHA cuenta actualmente con una oferta de créditos hipotecarios, con una de las tasas de interés más bajas de América Latina. Además, a través del seguro de hipoteca de institución pública, se puede comprar una vivienda con un enganche del 5 %, el más bajo del continente americano, por lo que una casa en Guatemala cuesta alrededor de Q500 mil.

El FHA cuenta con una oferta habitacional de un rango de entre Q500 mil y Q1 millón; sin embargo, fuera de esa categoría la oferta es muy pobre, ya que, según sus estudios, hay unas 100 mil familias por año que podrían comprar una vivienda, pero de entre un rango de precio de Q150 mil a Q400 mil.  Atender a ese segmento es el propósito de AVI.

Redacción DCA