Minex trabaja para una posible reunificación de niños no acompañados

Como parte del seguimiento especial que el Gobierno de Guatemala da al tema de niñez no acompañada que llega a Estados Unidos, y que ha sido afectada por la política estadounidense de cero tolerancia a la inmigración irregular, el Ministerio de Relaciones Exteriores (Minex) informó hoy que trabaja en un proceso de reunificación familiar de estos menores de edad.

Se está dando seguimiento específico a cada caso, y los consulados trabajan con cada uno de los menores. Estamos identificando a cada uno. Se está realizando el proceso para una posible reunificación, y nuestra prioridad es que se les dé el mejor trato posible”, dijo la canciller Sandra Jovel, en conferencia de prensa esta mañana.

Jovel agregó que dicho trabajo se lleva a cabo con los 19 consulados acreditados en Estados Unidos, los cuales brindan mayor información sobre la referida política.

La ministra explico que los niños y niñas no acompañados “no se encuentran en centros de detención, sino que son llevados a albergues, en donde se les da un buen cuidado, y los consulados se comunican directamente con las autoridades para dar seguimiento a cada caso”.

También comentó que, por medio de las oficinas fronterizas del Minex en McAllen, Del Río y Tucson, se han identificados 465 menores guatemaltecos en albergues de dichos lugares.

Además, se anunció que se envió una misiva al Departamento de Estado de Estados Unidos, donde se expresa la “preocupación” que tiene Guatemala por esta situación, y donde se pide que se respeten los derechos humanos de los migrantes.

El Gobierno por medio de la Cancillería reiteró su compromiso de brindar la protección consular necesaria a la población migrante y continuar la labor diplomática para minimizar los impactos derivados de la implementación de dichas medidas.

El fiscal general estadounidense, Jeff Sessions, anunció la política de “Tolerancia cero” hace unas semanas, diciendo que el Departamento de Justicia enjuiciará penalmente a todos los adultos que intenten cruzar ilegalmente la frontera sur hacia EE. UU., lo cual ha causado que no menos de 2 mil niños y niñas sean separados de sus familias en la frontera con México en un plazo de seis semanas.

 

Berta Abrego