Comunícate con nosotros al 1590

COLUMNAS

Las personas en las propuestas de desarrollo

Publicado

-

Mika Kanervavuori

Representante Oacnudh [email protected] 

Durante los meses más recientes he tenido la oportunidad de ver
algunos departamentos en el país y conocer a personas que trabajan promoviendo condiciones de equidad, desarrollo y ambientes libres de discriminación en sus comunidades. Y la realidad es que el contraste entre las condiciones de desarrollo urbanas y rurales es notable, si bien Guatemala es cada vez un país más urbano según los datos del censo.

Para lograr que todas las personas gocen un nivel de vida adecuado, acorde a los estándares internacionales en materia de derechos humanos, es necesario que los Estados cumplan con un mínimo vital; esto se traduce en tener la posibilidad de acceder a agua apta para consumo humano, alimentos básicos para procurar su desarrollo físico y mental, saneamiento, acceso a medicamentos para asegurar su salud, educación básica gratuita de calidad, entre otros. Hoy, para estas comunidades lograr el goce de estos derechos básicos parece un sueño. He podido dialogar con individuos, campesinos, defensoras de derechos humanos, autoridades locales, autoridades indígenas y delegados de las distintas instituciones de gobierno. Todos ellos en distinta manera buscan lo mismo: llevar desarrollo a quienes no lo tienen.

Pese al objetivo común, cada quien ha ideado diferentes fórmulas para estrechar la brecha y procurar el desarrollo. He visto distintos enfoques, algunos de ellos se centran en el asistencialismo, que es una forma muy alejada del enfoque de derechos humanos; otros, en atraer inversión económica, y otros, en generar programas de apoyo. Resolver problemas de desarrollo con enfoque de derechos humanos conlleva el atender las causas estructurales que originan las condiciones desiguales de acceso a derechos; por ejemplo, a través de garantizar educación gratuita de calidad, generar empleos decentes o generar las condiciones para que todas las personas tengan acceso a agua entubada apta para consumo humano.

Fijando un objetivo en común y trabajando todas las personas de manera coordinada, complementaria, haciendo a un lado nuestras diferencias, es como podremos cumplir dicho objetivo.

No dejar a nadie atrás.

Desde su fase de diseño, toda iniciativa debe garantizar la plena participación de las personas, escuchando lo que viven día a día, entendiendo las diferencias que hay no solo de una comunidad a otra, sino además las diferencias que puedan haber en una misma familia, en cosas tan básicas como quién come primero y qué come cada persona en un hogar, o de tener oportunidad de enviar a alguno de sus hijos a la escuela, ¿quién sería?

Al garantizar la participación, entender las diferencias y desarrollar propuestas a partir de ello, aseguraremos que las personas y la realización de sus derechos estén al centro, lo que permitirá asertividad de las acciones para ir superando cada uno de los desafíos que se nos presenten en el camino a mejorar sus condiciones de vida.

Es por ello que iniciativas que lleva a cabo el Gobierno con apoyo de varias agencias de Naciones Unidas (incluyendo Oacnudh), en el marco de la estrategia de reconstruir para mejorar, como el programa piloto del Registro Social de Hogares con enfoque de Derechos Humanos, son muy relevantes para asegurar pequeños pero sólidos pasos para el desarrollo. Los Estados miembros de las Naciones Unidas han elaborado los Objetivos de Desarrollo Sostenible y la Agenda 2030 con el fin de lograr un mundo y una Guatemala donde no dejemos a nadie atrás. Esto será posible, solamente si trabajamos de manera conjunta, aprovechando los conocimientos y la experiencia de cada actor, organización e institución, a fin de lograr una vida digna para todas las personas y comunidades. Si quieres saber más sobre Derechos Humanos y la Agenda 2030, puedes visitar nuestro sitio web, donde encontrarás una Caja de Herramientas con información de fácil lectura sobre derechos económicos, sociales y culturales. ¡Infórmate! http://www.oacnudh.org.gt/desca/

Colaborador DCA
Seguir leyendo

COLUMNAS

Acciones para erradicar el embarazo en adolescentes

Publicado

-

Andrea Fuentes
[email protected]

Cada 26 de septiembre se conmemora el Día Mundial de Prevención del Embarazo no Planificado en Adolescentes, fecha en la que se hace un llamado para que las y los jóvenes tengan acceso a la información y la orientación necesaria a fin de construir proyectos de vida saludables y positivos.

En Guatemala el tema ha cobrado relevancia en los últimos años, muestra de ello es que se han centrado esfuerzos a nivel nacional para la prevención de este tipo de embarazos, lo cual se refleja en el Plan Nacional de Desarrollo: K´atun Nuestra Guatemala 2032, en su eje 2: Bienestar para la gente, en donde se destaca que se debe garantizar a las personas el acceso a la protección social universal, a servicios integrales de calidad en salud y a la educación.

También se cuenta con espacios en donde se aborda la temática; entre ellos, el Gabinete Especifico de Desarrollo Social (GEDS), a través de la Mesa Temática de Prevención de Embarazos en Adolescentes (Planea), la cual desarrolla una serie de estrategias e intervenciones en el ámbito nacional e involucrando a distintos actores de gobierno, sociedad civil y cooperación internacional.

En el 2021 se registraron 2124 embarazos en niñas y adolescentes, según el Grupo Multidisplinario.

Este espacio es liderado por el Ministerio de Salud Pública y Asistencia Social(MSPAS), quienes recientemente presentaron el informe por Eje Estratégico del Planea, el cual hace un análisis del plan 2018-2022 y se propone la creación del Planea 2023.

En la mesa se han generado procesos que han permitido a las y los adolescentes obtener información segura, adecuada y pertinente respecto a la planificación familiar adecuada; esto, a través de espacios dedicados especialmente a la atención de jóvenes, a través de técnicos especializados en el tema.

La Mesa Temática de Prevención de Embarazos en Adolescentes promueve también una serie de actividades informativas, las que buscan brindar información científica y técnica adecuada, que impacte de forma positiva en los planes y proyectos a futuro de las y los jóvenes.

El Consejo Nacional de la Juventud (Conjuve), como ente rector en materia de juventud, forma parte de estos espacios, y su objetivo es vincular a las y los jóvenes para que conozcan y puedan orientarse con profesionales en el tema en el ámbito nacional.

Colaborador DCA
Seguir leyendo

COLUMNAS

Un acto más que justo

Publicado

-

Sebastián Toledo 
[email protected] 

La Asociación Guatemalteca de Personas con Discapacidad (AGPD) Manuel Tot reconoció a la doctora Lizbeth Gisela Parra Muñoz, que presta sus servicios a la Organización Panamericana de la Salud/Organización Mundial de la Salud (OPS/OMS).

Una profesional que, entre otros aportes, generó contribuciones a la promoción de los derechos de las personas con discapacidad de Guatemala, mediante la gestión de recursos para la visibilidad y reivindicación de sus demandas.

En el 2021, la OPS/OMS dio el acompañamiento técnico y financiero al estudio: Las Principales Barreras Enfrentadas por las Personas con Discapacidad, para su Inclusión en los Planes de Respuesta ante el Covid-19 y las Tormentas Eta e Iota en Guatemala.

Proyecto presentado por la Red Latinoamericana de Organizaciones de Personas con Discapacidad y sus Familias (Riadis), que encontró la respuesta inmediata de dicho organismo.

El proyecto derivó en una hoja de ruta para promover la inclusión de las personas con discapacidad.

El proyecto derivó en otros productos: una hoja de ruta para promover la inclusión de las personas con discapacidad en la gestión integral del riesgo con énfasis en salud, un mapa de actores y un mapa institucional. Con la finalidad de procurar acciones inclusivas de país en la gestión del riesgo, desde los sistemas de alerta, mitigación y procesos de recuperación, donde todos los sectores de población se sientan reflejados.

La doctora Parra Muñoz, oficial de proyectos de la OPS/OMS, se involucró en el seguimiento de este proyecto, gestionó los recursos para la siguiente fase, que ejecuta la AGPD. Iniciativa que persigue el fortalecimiento de las organizaciones de personas con discapacidad, para su inclusión en los Planes de Respuesta en la gestión integral del riesgo con énfasis en salud, cuyos resultados serán entregados en noviembre.

La Convención Sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad, en su Artículo 32, orienta sobre el papel de la cooperación internacional, en cuanto a la inclusión de la temática de discapacidad en sus agendas.

El trabajo realizado en Guatemala por la doctora Parra Muñoz marca una ruta a seguir en tal sentido, ya que apuntaló la gestión de recursos para ser ejecutados por las organizaciones de personas con discapacidad, que significa considerar al sector como el experto idóneo en la búsqueda de soluciones a su propia problemática.

Colaborador DCA
Seguir leyendo

COLUMNAS

Lengua de señas

Publicado

-

Antonio Palma
Voluntario asociado en comunicación, ONU Guatemala
[email protected]

El objetivo de Desarrollo Sostenible (ODS) 10 habla sobre la eliminación de las desigualdades, expone que es de suma importancia potenciar y promover la inclusión social económica y política de todas las personas, incluyendo a las personas con discapacidad, también expone que debemos garantizar la igualdad de oportunidades y reducir la desigualdad.

Uno de los elementos cruciales para eliminar las desigualdades es la comunicación, pues ella nos permite ingresar en las oportunidades y espacios sociales, culturales, económicos y políticos; es ahí donde encontramos que es esencial reconocer la lengua de señas, aspecto que también permite la plena realización de los derechos humanos de las personas sordas.

Según la Federación Mundial de Sordos, existen aproximadamente 70 millones de personas sordas en todo el mundo. Más del 80 por ciento vive en países en desarrollo y, como colectivo, utilizan más de 300 diferentes lenguas de señas.

El 23 de septiembre de 1951 nació la Federación Mundial de Sordos.

La Convención sobre los Derechos de las Personas con Discapacidad reconoce y promueve el uso de las lenguas de señas. Establece que tienen el mismo estatus que las lenguas habladas y obliga a los estados partes a que faciliten el aprendizaje de la lengua de señas y promuevan la identidad lingüística de la comunidad de las personas sordas.

Esa es una de las grandes oportunidades de Guatemala, que mediante el Decreto 3-2020 del Congreso de la República reconoció la lengua de señas como un idioma en el país, por lo que a la fecha en Guatemala tenemos 26 idiomas oficiales, 22 mayas, 1 xinca, 1 garífuna, español y lengua de señas guatemalteca.

El Día Internacional de las Lenguas de Señas se conmemora el 23 de septiembre porque en esa fecha, de 1951, nació la Federación Mundial de Sordos, organización que agrupa a 135 asociaciones nacionales de sordos, que representan aproximadamente 70 millones de personas sordas en todo el mundo.

La Asamblea General al proclamar esta fecha, mediante la resolución A/72/439, estableció que el acceso temprano a la lengua de señas y a los servicios en este lenguaje, incluida una educación de calidad en esa lengua, es vital para el crecimiento y el desarrollo de las personas sordas y decisivo para el logro de los objetivos de desarrollo sostenible.

Resalta también la importancia de preservar las lenguas de señas como parte de la diversidad lingüística y cultural. Asimismo, remarca que cuando se trabaja con comunidades de sordos, debe considerarse y aplicarse el principio de “nada sobre nosotros sin nosotros”.

Algunas de las cosas importantes que debes saber sobre la lengua de señas es que estas son una lengua y no un lenguaje; esto, porque el lenguaje son signos que utilizamos en el día a día para expresar o comunicarnos sin necesidad de que estos gestos sean un idioma.

Mientras que es una lengua, porque es un conjunto de signos con gramática propia que comparte una comunidad que comparten características en común dentro de un mismo territorio.

Otro dato curioso es que si bien existen diversos idiomas en distintos territorios, existe una lengua de señas internacional que las personas sordas suelen utilizar en lugares donde hay personas de diferentes nacionalidades.

El Día Internacional de las Lenguas de Señas es una oportunidad única para apoyar y proteger la identidad lingüística y la diversidad cultural de todas las personas sordas y otros usuarios de la lengua de señas.

Implementar la lengua de señas en los espacios académicos, sociales, culturales y en todo momento de la vida permitirá que las personas sordas avancen con toda la sociedad hacia el logro de un desarrollo sostenible e inclusivo.

Este Día Internacional de las Lenguas de Señas es perfecto para comenzar a aprender un idioma nuevo, para aprender lengua de señas guatemalteca.

Colaborador DCA
Seguir leyendo

Gobierno de Guatemala

Enlaces Importantes

Directorio

  • Dirección General: Silvia Lanuza
  • Coordinación de Redacción: Katheryn Ibarra
  • Editores: Jose Pelico, Erick Campos y Carlos Ajanel
  • Editora Web: Magaly Alvarado
  • Webmaster: Juan Pablo Ortiz
  • Deportes: Max Pérez

más temas

©2022 Diario de Centro América - Todos los derechos reservados.