Estamos informando desde 1880

Con la Revolución Liberal de 1871 llegaron novedades para Guatemala: elecciones generales, libertad de culto, educación gratuita, laica y obligatoria, el establecimiento del café como cultivo, las primeras líneas telegráficas y los primeros trazos de carreteras. La Iglesia quedó al margen de las decisiones del Estado y le fueron expropiadas iglesias y conventos, en donde luego funcionaron escuelas.

Nueve años después (1880), el inglés Marco J Kelly, que había llegado al país como funcionario de la empresa de ferrocarriles y además tenía experiencia en la edición de medios impresos, fundó, el 2 de agosto, el Diario de Centro América.

En su primera edición hacía ver que informaría con veracidad, y los primeros periodistas que llenaron sus galeras diarias con textos informativos fueron José Milla y Vidaurre, Eugenio Dubassassay, Francisco E. Galindo, Julio Rossignon y José Esteban Sánchez, quienes también editaron las primeras noticias del mundo que llegaban a Guatemala por medio del telégrafo, que acababa de ser instalado en el país.

Uno de los propósitos de este diario era informar a la población sobre los acontecimientos que sucedían en Guatemala y el resto del istmo, respaldando la idea de unionismo de Justo Rufino Barrios, uno de los líderes de aquella revolución, quien luego batalló por ese ideal.

El DCA adquirió su carácter de diario oficial durante el Gobierno de Manuel Estrada Cabrera, que compró el periódico y la imprenta La Unión, y con esto cambió la política editorial del DCA, que desde su inicio ha sido testigo de los acontecimientos del país y que competía con El Guatemalteco por ser el mejor medio escrito del país.

Fue el presidente Jorge Ubico quien unificó estos dos medios y mandó que en este se publicaran las leyes, normas, circulares y reglamentos que fueran de interés general para el país.

Actualmente, el DCA continúa dándole vida a las leyes del país, que deben ser publicadas en sus páginas para poder adquirir vigencia, pero también presenta la actualidad del país y del mundo por medio de su sección informativa, que tiene una versión impresa y una página web para ir con los tiempos.

Este diario ha sido líder en periodismo. En su colección hemerográfica también se puede apreciar la historia de la imprenta, el diseño gráfico, el tratamiento periodístico, los renombrados escritores y periodistas que han pasado por sus páginas, así como las tecnologías que han hecho posible la edición diaria del decano de la prensa escrita de Centro América.

Redacción DCA