Para frenar migración de indocumentados

La historia se repite: los padres se van hacia el norte y logran salvar todos los obstáculos del camino para llegar a un punto de Estados Unidos, en donde un familiar o amigo los recibe para que inicien una nueva vida. Trabajan doce horas al día y mandan remesas a la familia que han dejado en Guatemala,  mientras

los abuelos o los tíos se hacen cargo de los hijos de esos migrantes que viajaron sin documentos. Y al cabo de algunos años, cuando logran juntar el pago de un coyote, piden que les manden a sus hijos para reunirse en aquel nuevo mundo.

Los niños, niñas y jóvenes se van a hacer el camino sin ningún acompañante, a merced del coyote que los pasará junto con otros adultos. Y en su mayoría, esos menores son víctimas de estafas, abusos y atropellos antes de llegar a su destino. Los que tienen suerte se reúnen con sus familiares; los que tienen menos suerte son atrapados por autoridades de migración de México o Estados Unidos y son retornados a este país, y los que no tienen ninguna suerte no llegan a ninguno de los puntos porque mueren en el camino.

Con la reciente crisis de menores migrantes, los 19 consulados guatemaltecos establecidos en EE. UU. reportan 2 mil 279 niños, niñas y adolescentes detenidos en distintos albergues de aquel país. Y cada caso es atendido y apoyado por los equipos consulares.

El grupo de Trimex (México, Guatemala, El Salvador y Honduras) trabaja en el diseño de campañas de sensibilización e información para advertir a los posibles migrantes sobre la viscisitudes de viajar indocumentados hacia el norte. Es importante frenar la migración sin papeles, porque resulta peligrosa y azarosa.

Además, se ha establecido el Plan de Alianza para la Prosperidad del Triángulo Norte, “enfocado en impulsar programas de desarrollo que creen condiciones óptimas para los guatemaltecos, de tal modo que se reduzca la migración a Estados Unidos y se mejore el estilo de vida de la población”, asegura el Ministerio de Economía.

Todo esto y más se hace para evitar esa salida de niños no acompañados, de adultos con niños y adultos solos. Los gobiernos del llamado Triángulo Norte están mejorando las condiciones de vida en cada país. Trabajo, salud, seguridad y educación son los temas en los que más invierte el Gobierno, con el propósito de que esos posibles migrantes tengan más razones para quedarse.

Redacción DCA