El No sigue al frente en Bolivia

Al haberse computado el 41.49 por ciento de las actas, de un total de 29 mil 224, el No continuaba ayer liderando con 1 millón 324 mil 775 votos (59.02 %) en el referendo que se realizó el domingo en Bolivia, mientras que el Sí acumulaba 919 mil 872 sufragios, equivalentes a 40.98 %, según resultados que dio a conocer el Órgano Electoral Plurinacional.

El presidente Evo Morales aseguró que respetará la voluntad popular sobre si puede o no postularse a un nuevo mandato y pidió esperar los resultados finales. De confirmarse la tendencia, sería la primera derrota directa del mandatario en las urnas en la pasada década y sería la segunda de su partido político, Movimiento Al Socialismo (MAS), que tuvo un retroceso en la anterior contienda por las comunas.

El ente encargado de la votación anunció que tendría resultados al 90 por ciento, dentro de 24 y 48 horas. El Gobierno aseguró que había un empate técnico y que esos resultados variarían pues el voto a favor del mandatario está en el área rural, cuyos resultados tardan en llegar, además del voto en el exterior que, según el vicepresidente Álvaro García, puede cambiar la actual tendencia.

Reacción

“Bolivia dijo no!”, proclamó el gobernador de Santa Cruz (este), Rubén Costas, líder de un sector de la oposición, mientras el excandidato presidencial Samuel Doria Medina, derrotado dos veces por Morales, aseveró: “Hemos recuperado la democracia y hemos recuperado el derecho a elegir”.

La situación se complicó para el mandatario de 56 años, en las semanas pasadas, por un escándalo de supuesto tráfico de influencias en favor de la empresa china CAMC, en la que su expareja Gabriela Zapata trabaja como gerente comercial. Esa firma logró contratos públicos y el caso es investigado en el Congreso. Morales rechazó las acusaciones.

“Es probable que estos resultados puedan ocasionar pugnas internas para sustituirlo, lo que puede perjudicar las intenciones del MAS de colocar un candidato, en 2019, e incluso de que Morales vuelva a postularse después”, comentó el analista político, Andrés Torres.

eaqui