Calor baja la productividad laboral y aumenta errores en toma de decisiones

Las altas temperaturas hacen que disminuya la productividad laboral y propician errores en la toma de decisiones, afirmó hoy el experto de la Facultad de Psicología de la Universidad Nacional Autónoma de México (UNAM), Ricardo Lozada.

En conferencia de prensa, el especialista explicó que el calor intenso produce “irritabilidad, mayor estrés, y eso lo que está implicando son varias cosas: una baja productividad, deshidratación y una disminución en la toma de decisiones”.

La efectividad de las decisiones, según el experto, se ve disminuida debido a que “no incurrimos en un proceso de razonamiento y de reflexión” como en el que se lleva a cabo en condiciones normales de temperatura.

No obstante, matizó que la resistencia a los efectos del calor varía dependiendo del tipo de personalidad, de la temperatura del día y del estilo de vida.

Estamos buscando que la gente tome descansos y se hidrate, tienen que ser más de dos litros de agua debido al calor”, recomendó, consejo al que agregó que deben revisarse los tiempos de descanso “porque el calor puede fatigar y sobretodo en horas después de la hora de comida”.

Sugerencia para las personas con diabetes

Las personas con diabetes deben aumentar su atención a la enfermedad cuando hace mucho calor, pues el adormecimiento de las articulaciones puede deberse a un incremento o bajada del azúcar que el paciente no perciba.

Por su parte, Rodrigo Roldán, de la facultad de medicina de la UNAM, afirmó que “el sol es la sustancia ambiental más poderosa a la que se expone el ser humano que puede producir cáncer”.

De hecho, el cáncer de piel es el que más ha incrementado en los últimos veinte años a nivel mundial.

El calor provoca sudor excesivo, sed, cansancio, mareo, enrojecimiento y fatiga.

Las personas con dermatitis atópica, enrojecimiento y sequedad en la piel, deben extremar la precaución, ya que “el calor provoca que suden y el mismo sudor es suficiente para irritar esa piel y que la dermatitis empeore”.

La piel, expuso, funciona como una barrera protectora que se ve debilitada por las altas exposiciones al sol.

Por ello, aconsejó utilizar protector solar sin especificar un tipo concreto y también usar manga larga, gorros y faldas largas o pantalones largos, dando preferencia a telas como el lino.

*Con información de EFE.

Berta Abrego