Regreso a la Plaza

Si un espacio de diálogo se abre, debe ser aprovechado y respetado.

El mandatario Jimmy Morales adelantó hace algunos meses que sus funcionarios y que su gobierno, no la tendrían fácil, porque a partir de la salida forzada de Otto Pérez y Roxana Baldetti de sus cargos, la ciudadanía se había empoderado y estaría vigilante de su actuar, e instó a trabajar con honradez y eficiencia.

La gente volvió a la Plaza, pero por una razón que no esperábamos, en rechazo a los cambios tributarios propuestos por la Presidencia, con los cuales se esperaba dotar a la administración de Q5 mil 869.2 millones para el Presupuesto de 2017.

Bajo el derruido puente colgante tendido entre el subdesarrollo y el progreso, que es nuestra organización estatal, han corrido ríos de tinta, voces e imágenes de la “opinión pública” expresándose, en su mayoría, contra la iniciativa, menos a favor y escasamente en pro de que se impulse lo que resulte después de su discusión en el Congreso de la República.

Los poderes del Estado y sus figuras más prominentes podrán no gozar de un alto grado de confianza de la población, pero es deber de todos hacerlos funcionar, y si un espacio de diálogo se ha abierto debe ser aprovechado y respetado. Todos debemos trabajar por el fortalecimiento de las instituciones de la república democrática en la que vivimos. Quisiéramos que el “despertar ciudadano” realmente hubiera significado una revolución de conciencia en la gente, los funcionarios y los políticos, pero faltó para eso. Los cambios deberán ser empujados poco a poco y la depuración del sistema político y el perfeccionamiento del Estado tardarán, con el alto costo humano que ello implica, por lo que su urgencia no se pone en duda.

Personalmente, tomo como una obligación insoslayable pagar impuestos, lo que en un mismo plano me compromete a velar porque estos se utilicen como debe ser. Y en este tema, me complace que la gestión tributaria haya mejorado, que muchos exfuncionarios estén presos por corrupción, que exista una propuesta para que la administración gubernamental cuente con más recursos para 2017, y que esta se siga analizando y discutiendo, y se apruebe, por lo menos en parte.

En torno a este tema, la ciudadanía despierta debería tener capacidad de proponer y debatir, de movilizarse intelectualmente y reconocer cuáles son los momentos para gritar en la Plaza y cuáles para reflexionar, tratar de ser objetiva y asumir una posición en función del interés de las mayorías, en los espacios determinados.


Eddie Fernández
Magister en Políticas Públicas, licenciado en Ciencias de la Comunicación, periodista profesional, diplomado por el Tecnológico de Monterrey en Periodismo para el Desarrollo.

Ver Biografía

Eddie Fernández

Magister en Políticas Públicas, licenciado en Ciencias de la Comunicación, periodista profesional, diplomado por el Tecnológico de Monterrey en Periodismo para el Desarrollo. Ver Biografía

eddie-fernandez has 36 posts and counting.See all posts by eddie-fernandez