Llamado al diálogo recibe apoyo

El Gobierno de Guatemala expresó ayer por medio de un comunicado oficial su reconocimiento a la ciudadanía que de manera pacífica participó en diferentes manifestaciones y ratificó su intención de que sea instalado lo más pronto posible un mecanismo de diálogo incluyente sobre los problemasestructurales e históricos que afectan a la nación, postura que recibió el apoyo del sector
privado organizado y de académicos.

Las autoridades postularon por la vía oficial que “toda forma de manifestación de opiniones y actitudes que se realice, sin violencia y conforme a la Ley, robustece la democracia y aporta para el fortalecimiento de la institucionalidad”.

Y en ese sentido recalcaron la necesidad de que, “de manera urgente”, sea establecida una instancia para buscar consensos, con el fin de priorizar la agenda de interés nacional que garantice la gobernabilidad.

El mensaje refuerza lo expresado por el presidente Jimmy Morales el martes en su discurso durante la 72 Asamblea de la Organización de Naciones Unidas.

En sintonía con este anhelo se mostró el presidente del Comité Coordinador de Asociaciones Agrícolas, Comerciales, Industriales y Financieras en una entrevista radial en la cual externó que mantener la institucionalidad y la paz con hechos dialógicos son los asuntos sobre los cuales el país necesita conversar, según reportó la Agencia Guatemalteca de Noticias.

Es importante la puntualización efectuada por el dirigente empresarial respecto de que su organización se suma a la propuesta de líderes religiosos de realizar dentro del Foro Guatemala un proceso de entendimiento, pues, en su opinión, el Estado de derecho debe mantenerse, igual que las instituciones, lo cual implica diferenciarlas de las personas. De otra manera, opinó, se conduciría al país a una anarquía.

Asimismo, académicos e integrantes de centros de estudios aseguraron que son menester para la nación acciones maduras y razonables, porque, desde su punto de vista, la mayoría de la población no quiere conflictos ni violencia, sino una sociedad estable y gobernable.

La democracia en Guatemala sigue siendo joven, pero es una apuesta incuestionablemente esperanzadora para mejorar las condiciones de vida, que ha costado al país muchos esfuerzos, por lo cual es indispensable seguir apoyándola con responsabilidad, por medio de una de sus más importantes herramientas, que es el diálogo sincero, anteponiendo el interés del Estado.

Redacción DCA