El transporte se puso pesado

En total, nueve días duró el paro de los transportistas de carga pesada, en protesta por la ampliación de la restricción establecida por la municipalidad capitalina para su circulación.

Los medios de comunicación sirvieron de cuadriláteros para que personeros municipales y los inconformes se inculparan. De esto, lo que quedó claro, porque fue expuesto por los primeros y no refutado por los segundos, es que la medida avalada por el Concejo edil fue negociada y consensuada desde el año pasado. Pero más allá, ninguno de los involucrados expuso la base técnica sobre la cual se ensanchó el horario de la prohibición.

La pregunta general que queda en el aire es: ¿cómo se mide y cuál es el impacto económico de la circulación de los vehículos?

La respuesta la tendríamos clara si las personas que participan en nuestro nombre en las instancias que supuestamente buscan solucionar nuestros problemas se dieran a la tarea de informar sobre sus oficios. En este sentido, el ayuntamiento carga con culpa, porque ha tenido a su disposición medios de comunicación para transmitir información de interés público, pero a sus mensajes se les ha dado otro enfoque. Hoy contaría con una masa crítica del área metropolitana que respaldaría de forma más decidida la acción.

Durante el paro recién resuelto se benefició de que sus adversarios no son los mejores comunicadores y trataron de lograr que la población se identificara con ellos por medio de argumentos mal planteados, de tipo sectorial y emotivos, y que,  aderezaron con amenazas, como la de traer mil camiones a la ciudad.

Por su parte el sector privado organizado demandó al Gobierno operaciones contra quienes entorpecieron la locomoción y pidió que se analizara establecer un estado de prevención.

Sería interesante conocer su planteamiento frente a sus colegas empresarios, empleadores de los pilotos.

La atención de todo el público que debió haber tenido el diálogo original para tomar la medida generadora de la discordia fue reclamada por la crisis, que con la intervención del Gobierno central, de momento, se ha solucionado. Una lección que se nos reitera frecuentemente, pero que nos está costando aprender.

Eddie Fernández
Magister en Políticas Públicas, licenciado en Ciencias de la Comunicación, periodista profesional, diplomado por el Tecnológico de Monterrey en Periodismo para el Desarrollo.

Ver Biografía

Eddie Fernández

Magister en Políticas Públicas, licenciado en Ciencias de la Comunicación, periodista profesional, diplomado por el Tecnológico de Monterrey en Periodismo para el Desarrollo. Ver Biografía

eddie-fernandez has 36 posts and counting.See all posts by eddie-fernandez