Comunícate con nosotros al 1590

EDITORIALES

Prevención de amenazas al territorio nacional

Publicado

-

Las autoridades de seguridad de Guatemala anunciaron que se ha redoblado la vigilancia en las fronteras con El Salvador y Honduras. El objetivo es contrarrestar amenazas a nuestro territorio, provenientes de grupos delictivos.

Asimismo, debido a que el país es paso de migrantes, se realizan inspecciones para que el éxodo sea legal y ordenado, como lo ha promovido el Gobierno. Estas tareas se realizan en apego a las garantías individuales de las personas.

Con estas acciones se busca garantizar la integridad de la población guatemalteca y coadyuvar en el control territorial. Para ello, fue puesto en marcha el Plan Operativo 38-2022 Seguridad Interinstitucional en Fronteras del Triángulo Norte.

La tarea de vigilancia y resguardo de las fronteras es coordinada por el Ministerio de Gobernación (Mingob), por medio de unidades especiales de la Policía Nacional Civil (PNC).

A estos esfuerzos se ha sumado el Ejército, encargado del resguardo de la soberanía nacional. Su apoyo a las fuerzas de la PNC incrementa la vigilancia en delimitaciones territoriales y pasos clandestinos en el oriente y nororiente del país, lo que ordena el desplazamiento de migrantes e impide el ingreso de pandilleros.

Como parte de las acciones los elementos policiales realizan identificación de personas y vehículos, así como actividades de prevención. Ello garantiza que la movilidad humana sea bajo los requisitos de ley y evitar que en los automóviles se traslade objetos o sustancias ilícitas.

Las operaciones, que comenzaron el pasado lunes, permanecerán hasta el próximo 31 de diciembre. La vigilancia incluye puestos fronterizos y rutas de desplazamiento en Izabal, Zacapa, Chiquimula y Jutiapa.

Editor DCA
Seguir leyendo

EDITORIALES

Rotundo apoyo europeo al gobierno de Arévalo

Publicado

-

”Regresamos al concierto de las naciones”, concluye uno de los expertos que, a petición del Diario de Centro América (DCA), evaluó la gira de trabajo que el presidente Bernardo Arévalo realizó por cinco naciones del Viejo Continente, la semana recién pasada.

Los analistas, que juzgan de exitoso el periplo, concuerdan en por lo menos tres aspectos: los apoyos políticos y en materia de cooperación alcanzados, la consolidación de las relaciones bilaterales y multilaterales con Europa y organismos internacionales y la fehaciente demostración de que en Guatemala renació la democracia.

Otro aspecto destacado por los especialistas es el hecho de que el jefe de Estado es visto como el legítimo representante del pueblo, a quien se le reconoce por promover un gobierno inclusivo, que respeta los derechos humanos y garantiza la libertad de expresión. Pero más allá de las percepciones, quienes recibieron al gobernante guatemalteco alaban su férrea lucha contra la corrupción y su empeño por devolver la institucionalidad en las dependencias oficiales y de impulsar la decencia en las entidades que reciben fondos públicos.

En su recorrido, el gobernante fue recibido por líderes políticos mundiales como el presidente de Francia, Emmanuel Macron; el rey Felipe VI de España y altas autoridades de entidades de la Organización de las Naciones Unidas. Además, ofreció un discurso en la Conferencia de Seguridad Mundial, desarrollada en Múnich, Alemania, y se dirigió a 250 presidentes de las empresas más importantes de Latinoamérica.

Además de la suscripción de acuerdos comerciales y de turismo, la guinda del pastel la constituyó su encuentro con el máximo directivo del Comité Olímpico Internacional (COI), con quien avanzó en el próximo retorno del país a esta organización, lo que permitiría que los atletas nacionales compitan con sus plenos derechos en las justas previstas para julio y agosto próximos, acto que sumará a la dignificación de un pueblo que resurge como el ave fénix.

Editor DCA
Seguir leyendo

EDITORIALES

La emergencia hizo brotar la solidaridad

Publicado

-

”Juntos todo es posible”, es una frase muy arraigada entre los guatemaltecos. El enunciado se ajusta a lo vivido en Guatemala en los últimos dos días, cuando un feroz incendio consumió más de 50 hectáreas y arrasó con la flora y fauna en el volcán de Agua, Sacatepéquez.

La magnitud del evento se vio empequeñecida ante la solidaridad manifiesta de los connacionales, quienes inmediatamente tendieron su mano a los compatriotas afectados y salieron en defensa de los recursos naturales del país, aunque, como fue en realidad, este acto de valentía implicara arriesgar la vida, como lo evidencian las fotografías de quienes debieron ser atendidos tras el esfuerzo realizado.

Lo cierto es que 48 horas después del acontecimiento, la intensidad de las llamas comenzó a descender y la tranquilidad volvió al lugar, gracias al accionar de socorristas, rescatistas, voluntarios y representantes de instituciones públicas y privadas. Para todos ellos, vaya un saludo respetuoso y un reconocimiento.

Como todo contratiempo, este deja lecciones, en especial, en lo relativo a campañas de concienciación que permitan que los ciudadanos reciban mensajes claros y contundentes en torno a la conveniencia de evitar las rozas o denunciar los incendios provocados. Afortunadamente, en esta ocasión no se reportan víctimas ni tampoco existen poblaciones en riesgo, lo cual alivia.

No obstante, sería incorrecto cantar victoria, sobre todo cuando somos una nación susceptible a estas situaciones, lo cual se evidencia con las más de 15 quemas que se contabilizan en el territorio nacional, aunque todas están bajo control, como lo informó anoche la presidenta en funciones, Karin Herrera, quien junto a Bernardo Arévalo lideraron esta batalla.

“Unirse es el comienzo; estar juntos es el progreso; trabajar juntos es el éxito”, escribió el expresidente Henry Ford, sin pensar que con sus palabras describiría a los guatemaltecos.

Editor DCA
Seguir leyendo

EDITORIALES

Avanza la batalla contra el monstruo de mil cabezas

Publicado

-

Los guatemaltecos lo tienen claro y las autoridades también: la corrupción se ha tornado en un monstruo de mil cabezas, que no solo ha penetrado el Estado, sino que se ha enquistado y convive a placer en la mayoría de instituciones que reciben fondos públicos.

La saciedad de los indecentes para enriquecerse no tuvo límites, así como tampoco su imaginación para crear mecanismos que les permitieran robar a manos llenas, con la complicidad de aquellos que optaron por mantener un empleo, aunque ello implicara perder los principios. Lo cierto es que se vea por donde se vea, el despojo del dinero del Estado aparece, existe, aunque la magnitud del acto estriba en la posición del malhechor de turno.

A estas alturas, pareciera que ya no hay nada que inventar en materia de pobredumbre, que ya todo está hecho, organizado y aceitado. Por eso, son plausibles los esfuerzos que emprende el Gobierno para combatir este flagelo y dignificar la función pública.

La más reciente acción sobre el particular la comunicaron ayer la presidenta en funciones, Karin Herrera, y el comisionado contra la Corrupción, Santiago Palomo, quienes informaron el impulso de un censo de recursos humanos que permitirá, entre otros objetivos, identificar las plazas fantasma que abundan en las dependencias.

Las limitaciones legales impiden que este inventario de inmoralidades se centre en el Organismo Ejecutivo, cuando se sabe que dichos abusos existen, de manera cínica o solapada, en el Congreso, tribunales, municipalidades y entes descentralizados y autónomos.

Es, en verdad, un engendro que se ha fortalecido gracias a la impunidad que le garantizan las instituciones llamadas a combatirlo y derrotarlo. Pero insistimos, los compatriotas y el presidente Bernardo Arévalo y la vicemandataria Karin Herrera lo saben: la desvergüenza prevalecerá mientras se le permita y estimule.

Editor DCA
Seguir leyendo

Directorio

  • Dirección General: Carlos Morales Monzón
  • Coordinación de Redacción: Katheryn Ibarra
  • Editores: Jose Pelico, Erick Campos y Carlos Ajanel
  • Editora Web: Magaly Alvarado
  • Webmaster: Juan Pablo Ortiz
  • Deportes: Max Pérez

más temas

©2024 Diario de Centro América - Todos los derechos reservados.