Paz sostenible con desarrollo

El orden constitucional, la gobernabilidad y la seguridad del Estado, que se vieron comprometidos en Ixchiguán y Tajumulco, San Marcos, fueron restablecidos en beneficio de la vida, libertad, justicia y paz de sus habitantes.

Esto, en principio, como resultado del estado de sitio decretado el 11 de mayo por el Organismo Ejecutivo, que fue prorrogado en dos ocasiones y finalizará la próxima semana.

De esta manera lo expresó el presidente Jimmy Morales durante una visita a las localidades para verificar la efectividad de la medida y anunciar otras intervenciones gubernamentales con el objetivo de perpetuar la tranquilidad por medio de la prosperidad de la región.

Pobladores de ambos territorios se enfrentaban desde 1933 por diferencias limítrofes, situación que, aunada al abandono histórico del área por parte de la acción pública, propició el surgimiento de siembras de estupefacientes como medio de vida para la población, pobre en su mayoría. Esto acentuó el componente violento armado del problema, con el resultado de varios compatriotas muertos.

Debido a ello, las fuerzas de seguridad comenzaron por tomar control del terreno y erradicaron las plantaciones, con el logro de que durante los últimos tres meses no se registró ninguna muerte violenta en el los municipios, según expresó el ministro de Gobernación, Francisco Rivas Lara.

Ahora, en el sentido de resolver el problema original vinculado con las demarcaciones, el mandatario recordó durante la gira que el miércoles fue enviada al Congreso de la República una propuesta de ley, la cual se espera sea aprobada en la brevedad, pues goza de la máxima legitimidad por haber sido elaborada participativamente.

Pero para garantizar que la calma se mantenga se deben ofrecer opciones para que los pobladores puedan prosperar, y en ese sentido por lo menos seis carteras anunciaron importantes proyectos que se ejecutan o se pondrán en funciones en el corto y mediano plazo.

Las comunidades serán favorecidas con el Modelo Incluyente en Salud; más infraestructura educativa y salubrista; proyectos de riego, comercialización y capacitación; asistencia alimentaria y financiera, así como mejores caminos, entre otros beneficios.

Con la promoción de las bases legal y material mencionadas el Gobierno cimenta la tolerancia y la concordia entre pueblos hermanos y ejemplifica la importancia del fortalecimiento institucional y estatal.

Redacción DCA