Más y mejor PNC

La Policía Nacional Civil (PNC) cumplió dos décadas al servicio de la población guatemalteca y su vigésimo aniversario encuentra a la entidad inmersa en una etapa de mejoramiento de los servicios que presta a la población, evidenciado con las estadísticas de hechos delictivos, que muestran una reducción.

El incremento en el número de agentes, así como su dignificación y profesionalización, la puesta en funcionamiento de un nuevo modelo de gestión y tecnologías, son los factores que contribuyen a que las fuerzas del orden aumenten la confianza de la población con base en resultados positivos.

En relación con el primer componente, el viceministro de Seguridad, Ricardo Guzmán, anunció que este año se sumarán 4 mil elementos a las labores de protección, con lo cual la PNC rebasará la significativa cantidad de 40 mil integrantes.

De acuerdo con el funcionario, esta es una muestra más del compromiso de la administración del presidente Jimmy Morales para dotar de tranquilidad a las y los guatemaltecos, algo de gran valor también para el desarrollo económico.

En cuanto a la forma de insertarse en la sociedad, es relevante que quienes engrosarán las filas policiales tendrán una filosofía diferente, más cercana a la comunidad y con más trabajo en la prevención de hechos delictivos, dentro del marco de la política y planes recientemente presentados.

Sobre la especialización policiaca, mejoras cualitativas en la organización, técnicas y protocolos de actuación han conducido a la institución a tener el mejor grupo de investigación criminal de la región, a decir de diferentes especialistas.

Tomando en cuenta estos avances, es razonable esperar que los indicadores criminales continúen disminuyendo, como el de homicidios, que se sitúa en la actualidad en 26 por cada 100 mil habitantes y que para finales de 2014 era de 31.

La presencia y desarrollo de la PNC tiene un simbolismo muy especial para la sociedad guatemalteca: recuerda la firma de los Acuerdos de Paz con los que se finalizó el enfrentamiento armado interno que desangró a la nación por 36 años. Este significado se va fortaleciendo con las contribuciones cada vez más trascendentales de esta entidad a la calma y serenidad de un país que busca la senda del bienestar.

Redacción DCA