Más capacidad y recursos

Eficiencia y eficacia en la ejecución de los recursos, establecimiento y respeto de prioridades, así como de planificaciones y acciones coherentes con el compromiso gubernamental de mejorar la calidad de instrucción de la población, son los aspectos que autoridades del Ministerio de Educación (Mineduc) han expuesto ante la Comisión de Finanzas Públicas y Moneda, del Congreso de la República, en función de lograr que la asignación presupuestaria de la cartera sea incrementada para 2018, y así continuar fortaleciendo uno de los principales pilares para el desarrollo del país.

La dependencia del Organismo Ejecutivo ejecuta este año un presupuesto de Q13 mil 937 millones, de los cuales había invertido Q9 mil 350 hasta finales de septiembre, equivalente a no menos del 67 por ciento, el mejor indicador entre las instituciones de la Presidencia, que, en promedio, han erogado 62.35 por ciento de sus asignaciones.

De continuar a ese ritmo, el Mineduc gastará este año no menos del 95 por ciento de sus recursos, lo cual, a criterio de su responsable, Oscar Hugo López, será una ejecución exitosa en términos cuantitativos, pero también cualitativos, pues se priorizaron desde enero los programas de apoyo al proceso formativo.

De esa cuenta, maestros y alumnos recibieron oportunamente los fondos que garantizan la gratuidad de los servicios públicos de instrucción, la valija didáctica, útiles y alimentación escolar, con un valor de aproximadamente Q900 millones. En el último rubro, se sabe que el beneficio fue directo a 2 millones de estudiantes de preprimaria y primaria, y que los alumnos del segundo nivel recibieron, además, 400 mil libros, algunos en 15 idiomas mayas.

Estas son muestras de capacidad de ejecución evidenciadas a los congresistas, con la intención de que para 2018 el presupuesto del Mineduc sea incrementado en no menos de Q860 millones; es decir, un 6 por ciento, para alcanzar Q14.8 millardos.

De todas las dependencias ejecutivas, la de Educación es la que lidera las asignaciones del erario; aún así, al país le falta mucho por avanzar en ese campo, en cuanto a cobertura y calidad, pero es esperanzador constatar que el andamiaje estatal supera su organización para fortalecer la formación de la población y acelerar en el recorrido del camino hacia la prosperidad.

Redacción DCA