Los jóvenes y el extranjero

Regresan a su país a aplicar sus conocimientos y experiencias.

Anualmente despido a una buena cantidad de jóvenes que van a otros países a realizar estudios de corto, mediano o largo tiempo. Son múltiples los países que ofrecen becas para realizar estudios, desde una estadía de un mes, seis meses, un año, hasta cinco años o más.

En el pasado el hecho de realizar estudios en otro país era un verdadero sacrificio, las posibilidades eran muy reducidas, el manejo del inglés era una condición que obstaculizaba, la comunicación con los familiares requería esfuerzo, el costo de una llamada internacional significaba gran cantidad de dinero. A eso se le sumaba que no todas las familias contaban con teléfono residencial. Esas condiciones han cambiado, las ofertas de becas han aumentado, el manejo de un segundo idioma es algo a lo que muchos jóvenes tienen acceso, la comunicación es, no solo gratuita, sino que  existen muchas formas y aplicaciones que han eliminado esa limitación. He tenido la oportunidad de visitar universidades de varios países del mundo y me da alegría cuando me saludan estudiantes guatemaltecos, quienes realizan sus estudios y, en muchos casos, son profesores en esas universidades. Me he sentido alegre por el esfuerzo de esos hombres y mujeres que han sacrificado su familia, su país, y su comunidad para buscar una formación que los lleve hacia un mejor futuro para ellos y su contexto. Otros en gran proporción regresan a su país a aplicar sus conocimientos y experiencias de aprendizaje, de manera que el país y la ciencia de su especialidad se ven beneficiados. Recientemente, despedí a 17 jóvenes que viajarán a Taiwán a realizar estudios de especialización y maestría, igual lo he hecho cuando viajan a Corea del Sur, o cuando van a Japón, Israel, España, Francia o Estados Unidos, son muchos los países amigos que contribuyen a mejorar las condiciones de los guatemaltecos, a través de oportunidades que les cambian la vida.

Invito a los jóvenes inquietos, aquellos que desean romper fronteras e ir a buscar otras oportunidades de estudio a  culturas distintas, para que no dejen pasar el momento, se informen de los detalles, la Segeplan es el ente encargado de concentrar la información y de esa forma pueden lograr una oportunidad que cambie el rumbo de sus vidas.

Oscar Hugo López