La región, contra las drogas

Desde ayer hasta el 6 de este mes se desarrolla en Guatemala la 27 Reunión de Jefes de los Organismos Nacionales Encargados de Combatir el Tráfico Ilícito de Drogas, América Latina y el Caribe, de la oficina de Naciones Unidas contra los estupefacientes y delitos, en la que participan delegaciones de 44 países de las regiones mencionadas, así como observadores de Europa.

Durante el acto de inauguración del cónclave, el vicepresidente Jafeth Cabrera expuso que la región ha experimentado avances en sus políticas de combate al trasiego de sustancias ilícitas y
crímenes, pero que es necesaria una revisión constante de las estrategias.

Esto, debido a que, según dijo, las actividades ilegales referidas han provocado directamente muchas muertes y violencia en Guatemala y en el área, pero que, en detrimento de las condiciones de vida, también se han tenido que dedicar a la seguridad nacional y transnacional fondos que se podrían haber gastado en salud, educación y desarrollo.

Cabrera agregó que la Tierra del Quetzal “ha apoyado activamente la discusión abierta y transparente de la política global contra las drogas”, porque “no podemos seguir con la misma retórica de que todo está bien”, según la Agencia Guatemalteca de Noticias.

En cuanto a la apertura mencionada por el vicegobernante, el encuentro es una muestra de ella, puesto que de todos los países participantes solo 10, entre ellos Guatemala, publicaron en el sitio de Internet del cónclave sus avances, en respuesta a las 14 recomendaciones generadas en la reunión precedente celebrada en Chile.

Entre estos logros, Juan Rafael Sánchez, secretario ejecutivo de la Comisión contra las Adicciones y el Tráfico Ilícito de Drogas, reportó que se han llevado a cabo coordinaciones en operaciones en aduanas, que se encuentra en proceso de ampliación del programa de control de contenedores y se fortalecen sistemas de intercambio de información.

También destacó que se ejecuta la política contra las adicciones y que se han reforzado las acciones en los sectores seguridad y justicia, lo que ha conducido a récords históricos en la incautación de narcóticos.

A Guatemala, como un territorio principalmente de paso de sustancias ilícitas, le interesa que los lineamientos internacionales relacionados con ese asunto, que se discuten en su territorio, tengan un enfoque de derechos humanos y salud pública, además del de protección, para conseguir que contribuyan con la mejora de las condiciones económicas, políticas y sociales que atraviesa y que influyen en la comisión de acciones al margen de la Ley.

Redacción DCA