Comunícate con nosotros al 1590

OPINIÓN

Huérfanos digitales

Los padres se han involucrado en el juego cibernético, descuidando tareas vitales en la formación de sus hijos.

Publicado

-

Los padres se han involucrado en el juego cibernético, descuidando tareas vitales en la formación de sus hijos.

Luego de regresar del colegio, el niño de 9 años se disponía a realizar sus tareas. Al iniciar su trabajo de matemáticas le surgió una duda, la cual quiso resolver de inmediato preguntando a su mamá. Espérame un momentito, le dijo la joven mujer, mientras chateaba en su celular. Ese momentito se convirtió en dos horas, tiempo durante el cual el colegial suspendió toda actividad escolar y también se dedicó a manipular los juegos digitales en el teléfono de su hermano mayor.

Esta escena es una experiencia que se repite actualmente en cualquier hogar, sin importar nivel educativo o clase social. En Guatemala existen aproximadamente 21 millones de teléfonos celulares, lo que hace un promedio, en forma simplista, de 2 aparatos por persona joven o adulta.

En la segunda mitad del siglo XX, se señaló a la televisión de ser la causante de un estado de dispersión familiar, ya que los niños le dedicaban en promedio, 4 horas diarias a mirar sus programas favoritos. Fue tanto el estado de alarma que algunos críticos la llamaron “la niñera”, ya que era una forma de entretener a la prole. En los primeros años del presente siglo, son los dispositivos digitales los que están ocupando aquel lugar que ocupara la televisión, pero con un componente más: los padres se han involucrado en el juego cibernético, descuidando tareas vitales en la formación de sus hijos.

¿Qué hay de en malo jugar de vez en cuando con el celular? Aparentemente nada, si se toma con responsabilidad y se utiliza estrictamente el tiempo de ocio para ello. Tiempo de ocio es una categoría sociológica que determina aquel espacio libre que no se usa para el trabajo, para el descanso, la alimentación y otras actividades vitales. En la vida tan corrida de hoy, el tiempo de ocio se reduce a un promedio de dos horas diarias. El problema radica en que realizar actividades tales como responder mensajes electrónicos, chatear, ver videos y meterse a las redes sociales, se convierte en un hábito que le resta al ser humano la posibilidad de realizar las actividades cotidianas con relativa normalidad. Simplemente el tiempo que debiéramos ocupar en nuestras profesiones o de otra índole, lo malgastamos en tareas sin importancia.

En el caso de los hijos, este tiempo que se dedica al uso de las redes sociales y otras actividades virtuales repercute en la desatención de sus necesidades básicas y su tarea de formación extraescolar, tal es el caso de revisión y supervisión de tareas, acompañamiento en sesiones de lectura o simplemente conversación familiar que posibilita el sano entretenimiento y fomenta la comunicación entre sus miembros.

 Actualmente se ha acuñado una nueva categoría sociológica para denominar a aquellos niños cuyos padres pasan más tiempo en las redes sociales, escuchando videos o simplemente chateando que ocupándose de sus hijos. Esta categoría es “huérfanos digitales”. En otras palabras, los padres existen, pero los separa el Internet.


Carlos Interiano
Seguir leyendo

COLUMNAS

No vale la pena andar por andar

Publicado

-

Frank Gálvez 

Locutor y periodista
[email protected]

El Camino no Tomado de Robert Frost, es un poema de rico significado, que por medio de estas líneas invito a su búsqueda y lectura. Publicado por primera vez en agosto de 1915, a menudo se interpreta como un comentario sobre la importancia de las elecciones que dan forma a la propia vida. Comienza con el narrador parado en una bifurcación del bosque, frente a dos caminos.

Él reflexiona sobre la dificultad de elegir entre los dos, reconociendo que cada camino representa una dirección diferente en la existencia, metáfora de las decisiones trascendentales. Frost diría que el narrador se basó en su amigo Thomas, quien era según él, “una persona que, fuera cual fuera el camino que tomara, lamentaría no haber tomado el otro”.

”Tomé el camino menos transitado y eso marcó la diferencia“ (Robert Frost).

El uso que se hace de la imaginería es vívido. Un “bosque amarillo” otoñal, simbolizando un período de cambio. Caminos que se describen como “igual de justos”, insinuando que las opciones que tenemos ante nosotros son a menudo indistintamente atractivas y es difícil predecir adónde podrían conducirnos, aunque nuestro orador señale que a un camino “le cubría la hierba y pedía ser pisado”, lo que implica una ruta menos convencional o más retadora.

Sin embargo, la diferencia entre los caminos es mínima, ya que “ambos aquella mañana yacían igualmente”. Esto sugiere que, si bien podemos considerar nuestras ideas pasadas como únicas, la realidad es que todas las decisiones conllevan un peso similar.

El tiempo futuro en “Diré esto con un suspiro” destaca la tendencia humana de atribuir significado a nuestro pasado, aludiendo a una sensación de inevitable contemplación. El tono del poema cambia en las famosas líneas finales: “Yo tomé el menos transitado, / Y eso marco la diferencia”, que a menudo se interpretan como una aserción de singularidad. 

En definitiva, El camino no tomado es una meditación sobre la naturaleza de la elección y la condición humana. Revela que, si bien deseamos creer que nuestras elecciones nos definen y marcan una profunda diferencia, a menudo van acompañadas de incertidumbre e introspección.

El poema resuena porque captura la experiencia universal de la toma de decisiones, el atractivo del camino no tomado y las complejas emociones ligadas a nuestras preocupaciones sobre los caminos que elegimos. A través de ricas imágenes y un lenguaje reflexivo, Frost profundiza en la naturaleza de la elección, la individualidad y la inevitable contemplación que sigue al viaje de nuestra vida.

Colaborador DCA
Seguir leyendo

COLUMNAS

Guatemala inspira en las Américas

Publicado

-

Juan Everardo Chuc Xum
[email protected]

El pasado 15 de este mes, el Consejo Permanente de la Organización de los Estados Americanos OEA en Washington EE. UU. eligió experto titular a Guatemala en representación de Centroamérica en el grupo de trabajo para la implementación de la Declaración Americana sobre los Derechos de los Pueblos Indígenas Dadin periodo 2024-2027. La Declaración Americana en mención fue adoptada en 2016, y un año más tarde la Asamblea General de la OEA aprobó su plan de acción 2017-2021, pero las circunstancias y el Covid-19 no ayudaron para implementar el instrumento, exigiendo adoptar extensión de dicho plan con un periodo 2022-2026 y con el objetivo del pleno ejercicio y disfrute de los derechos de los Pueblos Indígenas nacionales y del hemisferio, mediante el apoyo de la OEA y otras instancias del sistema interamericano. 

La confianza depositada de 21 países de las Américas para que Guatemala fuese electa como titular, seguramente, obedece al trabajo realizado desde los inicios de la Dadin hasta la realización de la Primera Reunión Interamericana sobre la Implementación de dicha Declaración desarrollada en la ciudad de La Antigua Guatemala en marzo de 2023, con el objetivo de reimpulsar tan importante instrumento para el fortalecimiento democrático y mejoras de vida de los Pueblos Indígenas y, sin duda alguna, por lo que inspira el actual Gobierno que preside el Dr. Bernardo Arévalo para los pueblos indígenas de las Américas. El logro de tan honroso cargo para el país es una buena señal de compromiso del Ejecutivo con los Pueblos Indígenas; la que se obtiene de un trabajo bien planificado y en equipo liderado por el Ministerio de Relaciones Exteriores a través de sus órganos correspondientes. 

Ahora, con la integración del grupo de trabajo y el acompañamiento de la OEA, se van consolidando los esfuerzos nacionales y hemisféricos para la implementación de la Dadin y con ello avanzar en la promoción de los derechos humanos de los 42 millones promedio de indígenas de las América, y dejar para la historia los viejos prejuicios sociales que menoscaban el ser de las y los hermanos de Abya Yala. Jun, quieb’ oxib’ maltyox nawal aq’ab’al che le eq’elem (una, dos y tres veces gracias a las energías del día aq’ab’al por tan digno cargo). 

Colaborador DCA
Seguir leyendo

COLUMNAS

Una cita con Adrián Recinos III

Publicado

-

Dr. Jorge Antonio
Ortega G.
Ortegagaytan59
@gmail.com

La producción de Adrián Recinos, cátedras y conducción de instituciones académicas como políticas, hacen de su legado una fuente primaria para atajar el viaje a nuestro pasado, lograr entender el presente y diseñar el futuro para los guatemaltecos y de la región. 

Gracias a la donación del Archivo de Recinos por la familia y el arduo y especializado trabajo de los miembros de Cirma se tendrá la facilidad de ingresar al mundo de un guatemalteco multifacético e inigualable, que orienta la visión a la Guatemala de finales del siglo XIX y mediados del siglo XX, con sus luces y sombras; el acceso será totalmente gratuito, originales podrán ser consultados solicitando cita previa al correo del Archivo del Histórico [email protected]

Las vivencias de nuestro conciudadano se convierten en crónicas de nuestra existencia como guatemaltecos, permiten el privilegio de vivir momentos históricos (políticos, sociales, económicos y militares) de ese pasado entrañable, es un recorrido por nuestro caminar entre siglos; desde la administración del general José María Orellana, del general Lázaro Chacón, el gobierno de Manuel Estrada Cabrera, la semana trágica y el fin de la dictadura de 22 años. 

La fundación de la Sociedad de Geografía e Historia de Guatemala (1923). La administración de general Jorge Ubico Castañeda, el gobierno y caída de la administración de general Federico Ponce Vaides, la Revolución del 20 de Octubre de 1944, los gobiernos de la revolución encabezados por el Dr. Juan José Arévalo Bermejo y coronel Jacobo Árbenz; la contrarrevolución  de 1954, la presidencia Carlos Castillo Armas, el movimiento de los cadetes del 2 de agosto, la controversias del magnicidio del líder de la Liberación en casa presidencial, la llegada al Poder Ejecutivo del general José Miguel Ramón Ydigoras Fuentes, el movimiento militar del 13 de noviembre de 1960 y otros eventos… hasta, su fallecimiento el 8 de marzo de 1962.

Lo anterior lo documentó, con la función medular de iluminar nuestro futuro, estudiando nuestro pasado. Todo ello uniendo esfuerzos con los miembros de la Sociedad de Geografía e Historia de Guatemala (miembro fundador); y se originó un tesoro de información privilegiada, al dejarnos por escrito un sinfín de ejemplos de las decisiones políticas, algunas buenas, y otras no tan buenas que definen nuestra historia.

Al escribir esta crónica vienen a mi mente las lecturas del Popol Vuh: “… que nadie se quede atrás, que no seamos uno ni dos de nosotros, sino todos”, “Quien elige el camino del corazón, no se equivoca nunca”. Mi primera visita al sitio arqueológico de Quiriguá, con una copia de la guía de Adrián Recinos. Las Crónicas Indígenas que leímos los de mi generación de mediados del siglo XX en la secundaria, base de nuestro pensamiento crítico. 

La reciente cita con Adrián Recinos Ávila me da la legitimidad para invitar a leer la vasta obra de nuestro escritor. Estudiar en profundidad su historia de vida, es aproximarse a los interiores de nuestra historia nacional, gracias a su extraordinario archivo personal, ahora a disposición del mundo, desde catálogo en línea del Centro de Investigación Regional de Mesoamérica
(Cirma).

¡Nada es por casualidad! El Universo está conectado a nuestra existencia, Adrián Recinos entregó la presidencia de la Sociedad de Geografía e Historia de Guatemala el año de mi nacimiento (1959) y, sesenta años más tarde (2019), recibo la responsabilidad de la presidencia de nuestra prestigiosa institución, en la cual él fue miembro fundador (1923), hoy es Patrimonio de la Nación la Centenaria Academia de Geografía e Historia de Guatemala.

¡Es increíble! pero así es la vida, con sus propias coincidencias y sorpresas, en este caso, extraordinarias para el suscrito.  

Colaborador DCA
Seguir leyendo

Directorio

  • Dirección General: Carlos Morales Monzón
  • Coordinación General de Redacción: Miguel González Moraga
  • Coordinación de Información: Mario Antonio Ramos
  • Editores: Carlos Ajanel Soberanis, Jose Pelico, Erick Campos, Katheryn Ibarra y Max Pérez
  • Página Web: Isabel Juárez

©2024 Diario de Centro América - Todos los derechos reservados.