Decomisos históricos

En tan solo un año y nueve meses de trabajo la actual administración del Ministerio de Gobernación ha registrado históricos decomisos de cocaína, incluso superando lo actuado en el tema a los cuatro gobiernos anteriores en sus períodos completos. De enero de 2016 a la fecha, las autoridades registraban un total de 25 mil 320.02 kilos de cocaína (25.3 toneladas) incautados, cifra muy superior a la conseguida entre 2012 y 2015, período en el que contabilizaron 17 mil 955.10 kilos (17.9 toneladas).

Pero al ir atrás en el tiempo podemos observar que las cifras siguen a la baja. Entre 2008 y 2011 el total de lo incautado llegó a 14 mil 728.19 kilos (14.7 toneladas), mientras que de 2004 a 2007 la cifra apenas alcanzó los 10 mil 547.30 kilos (10.5 toneladas). Por aparte, en el período de 2000 a 2003 las autoridades lograron la incautación de 17 mil 822.65 kilos (17.8 toneladas). Los actuales resultados pueden atribuirse al compromiso de las autoridades con la sociedad guatemalteca y la comunidad internacional, pues para nadie es un secreto el apoyo del Gobierno de Estados Unidos para enfrentar este flagelo. Otro factor que contribuye a alcanzar estos resultados, según las autoridades encargadas, es la eficiente coordinación interinstitucional, misma que ha sido vital para enfrentar, aparte de la lucha contra el narcotráfico, otros temas relacionados con la seguridad nacional. Son plausibles los resultados obtenidos por las autoridades antinarcóticas.

Es de suponer y esperar que este año logren superarse a ellos mismos, toda vez que en 2016 se incautaron 12 mil 818.37 kilos de cocaína (12.8 toneladas), mientras que entre el 1 de enero y el 20 de octubre último la cifra alcanzaba los 12 mil 501.65 kilos (12.5 toneladas).

No quiero terminar esta primera columna sin agradecer, tanto al ministro de Gobernación, Francisco Rivas Lara, como al director de Diario de Centro América, Pavel Arellano, la oportunidad de poder incursionar en esta área, y con ello, expandir mi experiencia en el campo del periodismo guatemalteco, en el cual acumulo ya más de 20 años de recorrido.

Por: Rodolfo Zelada

Redacción DCA