Comunícate con nosotros al 1590

COLUMNAS

¿Aprendió el Comisionado la lección?

Publicado

-

Parecería ser como que si la hubiese aprendido y como que se la hubiese hecho aprender al Ministerio Público y –así– ni una ni otro –ni la CICIG que dirige, ni el Ministerio Público a quien coadyuva en su labor– apelaron la resolución del juez que autorizó que el hijo y el hermano del Presidente, sujetos a la medida sustitutiva de prisión domiciliaria, medida esta que implica arraigo (prohibición de salir del país) y que hasta hace poco, incluso, implicaba la de salir fuera de la ciudad de Guatemala, pudieran viajar al Estado de Israel, acompañando a su padre y hermano, desde el pasado lunes 14 hasta mañana,viernes 18.

La misma CICIG y el mismo MP que abogaron por su detención y su prisión preventiva, oponiéndose incluso a que pudieran gozar de una medida sustitutiva, comprendieron, al parecer, el grave error que cometieron y, al menos de esta forma, aunque leve, lo corrigen. (La señal no es mala).

A la decisión del juez vinieron a sumarse el MP y la CICIG y estos no apelaron, imbuidos, al parecer, de fe y de confianza en José Manuel y Sammy Morales –absolutamente ciertos– CICIG y MP de que mañana viernes 18, a pesar de la distancia, 12 mil 259 kilómetros ¿Podría ser más lejos? estarán de vuelta en Guatemala, en los lugares en que viven y a disposición del tribunal.

Qué bueno que la CICIG y el MP, finalmente, hayan caído en cuenta que no están tratando con ningunos criminales.

¿Aprendida la lección? ¿Dispuestos a corregir lo que fue infamia?

Tengo respeto por el Comisionado e incluso aprecio –hombre educado de quien no recibí más que deferencia–, lo que puedo decir también de Thelma Aldana, la Fiscal General, sobre todo ahora, a la conclusión de su mandato, mandato que debió terminar mañana y no hoy, pero así de mal se escribe la historia entre nosotros y así, de bien, se atropellan las leyes: los plazos constitucionales, como todos los plazos, son leyes que deben cumplirse.

El pasado martes 15, en lo que pudo ser la última de sus “Conferencias de Prensa, al alimón”, explicó el Comisionado que la CICIG y el MP privilegian, como política que tienen ya establecida, a aquellos que colaboran con sus investigaciones y que les dicen la verdad sobre los hechos que, al parecer de los declarantes, les comprometen y que fue por esto que el año pasado, en el caso de los empresarios constructores, fueron los propios MP y CICIG quienes promovieron las medidas sustitutivas a favor de los mismos, lo que me parece excelente puesto que la acusación penal no debe convertirse jamás en un esbirro y, lógico es, que amor con amor se pague.

Me alegro, pues, que CICIG-MP, al parecer, a la luz de otros casos en que no lo hicieron, hayan aprendido la lección.

Siguiendo esa misma línea de pensamiento, también fue explicado por el Comisionado que se ha citado a los empresarios que, a tenor de sus propias declaraciones, aparecen involucrados en financiamiento electoral ilícito, para que comparezcan el primero de junio a diligencia de primera declaración ante el tribunal competente, habiendo promovido el MP-CICIG que fueran citados para darla, sin pedir que fueran capturados, como un comportamiento adecuado del Ministerio Público-CICIG, con quienes con ellos colaboran y declaran sus culpas.

La especial atención del Ministerio Público-CICIG, también para con estos, me parece lógica y congruente no siendo los empresarios, como en efecto no lo son, extorsionistas, asesinos, secuestradores o narcotraficantes.

Por lo visto, CICIG-MP han aprendido y corrigen así la infamia –no puede llamarse de otra forma– perpetrada en contra del hijo y del hermano del Presidente de la República, quienes concurrieron a su llamado y contaron todo cuanto podían contar, de forma franca, clara e incluso ingenua, habiendo quedado ambos, en todo momento, a la más absoluta disposición del Ministerio Público-CICIG, alentados por ambos a conducirse así en su caso, amor mal pagado.

A pesar de ello y de tenerles a la mano, CICIG-MP promovieron el allanamiento de la vivienda del hermano –a las 6 de la mañana– con el objeto de hacer efectiva la orden de captura que promovieron en su contra, habiéndole exhibido ante la prensa en su camino al tribunal, escándalo absolutamente innecesario,tal y como lo demostrara el hecho de que el hijo del Presidente, sin necesidad de que fuera capturado, acudió al tribunal, a su llamado.

La noticia fue servida a la prensa internacional y –así– reproducida por los medios “Hijo y hermano del Presidente de Guatemala capturados por corrupción”, noticia que, claro, no explicaba que se trataba de un caso ocurrido dos años antes de que el Presidente fuera Presidente y que, en consecuencia, nada tenían que ver con su presidencia y su Gobierno; que los propios acusadores comprobaron que ni uno ni otro habían buscado ni obtenido un beneficio económico para sí y que todo tenía su origen en el fraccionamiento de una compra, siendo, lo que discutía, cantidad que superaba apenas los diez mil dólares de los Estados Unidos de América en la compraventa de canastas navideñas.

“HIJO Y HERMANO DEL PRESIDENTE DE GUATEMALA, CAPTURADOS POR CORRUPCIÓN”. Agua derramada que no se recoge.

Supongo que el Comisionado ha logrado aprender de esta experiencia ingrata y de ahí la política nueva que ejecuta: no apelar, lo que no debe apelarse, medidas sustitutivas (la prisión preventiva, la excepción), citación a declarar y no captura, si esta fuese innecesaria…

En cuanto a los primeros empresarios –los empresarios constructores– no puedo sino ver con pena que aquellos que obraron de buena fe, cobrando lo que en efecto les correspondía –no hayan invocado el estado de necesidad en que actuaron, Álvaro Mayorga y otros empresarios, eximente de responsabilidad penal– estado de necesidad poco menos que evidente en aquellos que de no acceder “a ser mordidos” hubieran visto la quiebra de sus empresas y la cesantía de sus empleados.

En cuanto a los empresarios del financiamiento ilícito no llego a comprender su mea culpa, puesto que en ningún delito de financiamiento ilícito incurrieron ya que no dieron dinero de origen delictivo, y el anonimato o falta de registro de los recursos, de los dineros lícitos que hayan dado, no constituye delito alguno para quienes los dieron, incurriendo en este tan solo quienes los hayan recibido, extremo –el de la recepción– que, en el caso concreto, no aparece acaecida.

La conferencia de prensa, sin embargo, pese a los aspectos alentadores tuvo también una alocución sumamente desafortunada del Comisionado cuando afirmó que el Acuerdo de creación que rige sus funciones habría sido convenido por la CICIG con el Estado de Guatemala, suplantando, así, a la Organización de las Naciones Unidas, puesto que tal Acuerdo fue celebrado entre Guatemala y la Organización de las Naciones Unidas y no entre Guatemala y la CICIG. La CICIG, una simple creatura de ambos, error que preocupa puesto que hace temer lo que ya se ha señalado anteriormente: la pérdida de la dimensión de sí misma. Por encima de la Constitución, nada, ni siquiera, casi…

En cuanto a normas nuevas para regir la prisión preventiva, que serían propuestas políticas públicas al respecto, me permito la siguiente observación: ¿Y para qué nuevas, si las vigentes no se cumplen? Cúmplanse las nuevas, aplíquese la prisión preventiva tan solo en los casos en que debe aplicarse y ningún Frankenstein tendrá que corregirse.

Por otra parte, no tengo ninguna buena impresión en lo que respecta a su visión de reformas: inconcebible, por ejemplo, que se le haya querido quitar al Ministerio Público su función primera: velar por el estricto cumplimiento de las leyes, pretensión que implica desconocimiento de lo nuestro, así como el galimatías del Consejo Superior de Justicia: pretendido, peligroso ente concebido, quizá,con la mejor de las intenciones, pero que podría llevar a una oscura dictadura.

Lamento que la última conferencia de prensa, al alimón, haya dejado postergada, una vez más, la vida humana –irrepetible– siendo, como lo es, el más importante bien que debería protegerse. Ignoradas en la Conferencia –como que si carecieran de importancia– los asesinatos de los líderes campesinos José Can Xol, Luis Marroquín y Mateo Chamán Paau, ignorados, sin referencia alguna a investigaciones sobre estos y a la persecución penal de los mismos.

Pareció más importante, una vez más, lo mediático –el posible antejuicio que pudiera promoverse en contra del Presidente– noticia que vende, digna de primeras planas en nuestra prensa y de tres líneas, si acaso, ymuy interiores en la prensa internacional, pero tres líneas que en mucho perjudican nuestra imagen.

El anunciado posible antejuicio fue una mala despedida, y lo siento porque el entredicho fue inmediato: ¿Y por qué, si tan bien fundamentado –al extremo mismo de afirmarlo–, no fue capaz de presentarlo? El veneno, si no fue esa la intención, quedó esparcido y así tendremos a la clase mediática con un repetido guión ¡Qué casualidad!, ignorando la importante visita del Presidente a Jerusalén, tal y como se hizo con las reuniones sostenidas con el presidente Macron de la República Francesa y con el vicepresidente Pence, de los Estados Unidos de América, centrada toda la información en el posible antejuicio, fácil y muy vendedora noticia, caldo de cultivo también para que los grupos golpistas atosiguen a la nueva Fiscal General:“¿Y cuándo presentará el antejuicio que su antecesora dijo, sustentado pero que fue incapaz de presentar?” Atosigamiento que, obviamente, no harán en estos términos.

En tanto que lo más relevante de la acusación penal es lo que pueda haberse actuado para impedir que se produjese un fraude electoral, escamoteados los votos, ¡Terrible pecado!, ninguna importancia por la vida humana sin entender –una vez más– que irrespetada una, se irrespetan todas y que el primer asesinato no perseguido y castigado deja abiertas las puertas –de par en par– para asesinatos sucesivos.

La última conferencia, pues, cal y arena. Como Estado, espectro más amplio, haga cada cual lo suyo. Es el futuro –y no el pasado– lo que podemos lograr distinto.

Acisclo Valladares Molina
Seguir leyendo

COLUMNAS

La inclusión y la juventud

Publicado

-

Mildred M. Trigueros
mildred.trigueros
@conjuve.gob.gt

En la última década, el tema de inclusión ha sido un término que ha cobrado relevancia y ha sido muy mencionado en nuestra sociedad; aunado a ello, se han promovido esfuerzos para la inclusión y asegurar que la juventud sea la promotora de esta, a través del reconocimiento y apropiación de sus derechos humanos.

La juventud es un período central en el desarrollo de las personas y de la sociedad, ya que esta etapa es cuando se construyen las oportunidades de acumulación de recursos, vía estudio o trabajo, ámbitos importantes y primordiales para la inclusión.

Se debe tener claro que la exclusión de la juventud sigue siendo un factor de riesgo, ya que la mayoría de ellos, que viven en barrios y comunidades, son desatendidos, no tienen acceso a la educación y a un empleo, situación que se agudiza cuando se habla de personas jóvenes con alguna discapacidad, quienes son aún más excluidos de las oportunidades de desarrollo.

Si educamos para aceptar la diversidad como normal, no será necesario hablar de inclusión sino de convivencia. (María Eugenia Locanette).

Es por esta razón que es necesario trabajar en el tema de la inclusión en la juventud, el cual marca el camino del desarrollo de las personas con discapacidad, además de promover el desarrollo cognitivo y emocional, su conocimiento teórico de la realidad y sus cualidades
prácticas.

Según los datos del Censo de Población y Vivienda 2018, elaborado por el Instituto Nacional de Estadística (INE), la juventud guatemalteca entre 13 y 30 años indicó que 3 289 no pueden ver; 4 954 no puede oír; 5 189 no pueden recordar o concentrarse; 13 216 no pueden comunicarse y 5 509 no pueden caminar, entre otras dificultades que fueron
analizadas.

El Consejo Nacional de la Juventud (Conjuve), como ente rector en el tema de juventud, promueve diversas actividades en favor de la inclusión de las juventudes, especialmente de las y los jóvenes con discapacidad, en ellas fue la promovida el 23 y 24 de junio, en coordinación con el Consejo Nacional para la Atención de las Personas con Discapacidad (Conadi), el Ministerio de Trabajo y Previsión Social (Mintrab) y la Asociación de Vecinos de la Sexta, en donde se impulsó el Bazar de personas con discapacidad, el cual brindó un espacio de inclusión y emprendimiento, acciones a las que se les dará continuidad.

Colaborador DCA
Seguir leyendo

COLUMNAS

Todos apoyemos

Publicado

-

Leonel Guerra Saravia
[email protected]

La seguridad alimentaria hace referencia a la disponibilidad suficiente y estable de alimentos, su acceso oportuno y su aprovechamiento biológico, de manera estable a través del tiempo. Hay seguridad alimentaria cuando todas las personas tienen en todo momento acceso físico y económico a suficientes alimentos inocuos y nutritivos para satisfacer sus necesidades alimenticias y sus preferencias en cuanto a los alimentos para alcanzar una vida sana y activa.

La seguridad alimentaria es una parte integral del derecho a la alimentación. La seguridad alimentaria además es una parte integral de los Objetivos de Desarrollo Sostenible, en particular del Hambre Cero. Las fases de la seguridad alimentaria van desde la situación de seguridad alimentaria hasta la de hambruna a gran escala.

“Están ambas enraizadas en la inseguridad alimentaria. Esta puede categorizarse como crónica o transitoria”. Es similar a la malnutrición y está relacionada con la pobreza que existe principalmente en los países pobres.

La contaminación atmosférica puede reducir la producción y calidad de los alimentos.

Ahora se dice que la seguridad alimentaria existe cuando todas las personas tienen acceso en todo momento (ya sea físico, social, y económico) a alimentos suficientes, seguros y nutritivos para cubrir sus necesidades nutricionales y las preferencias culturales para una vida sana y activa. La contaminación atmosférica puede reducir la producción y calidad de los alimentos.

La contaminación por ozono, potenciada por las emisiones de gases de efecto invernadero, desde fábricas, automóviles y otras fuentes, es otro de los factores capaces de reducir la producción de alimentos básicos en agricultura. La mayoría de las personas en situación de pobreza alrededor del mundo dependen de la agricultura.

Por ello, la seguridad alimentaria y la agricultura están siendo promovidas por gobiernos y organismos de desarrollo como una estrategia para favorecer a las personas en situación de pobreza y estimular el crecimiento económico. Estas intervenciones agrícolas incluyen tecnología, habilidades y el entorno regulatorio.

Se ha planteado analizar el impacto de varias de estas intervenciones como, por ejemplo, la titulación de tierras, la capacitación y tecnología, las escuelas de campo para agricultores, el pago por servicios ambientales y la gestión forestal descentralizada. En resumen, concluimos, que todos debemos colaborar para evitar una crisis alimentaria.

Colaborador DCA
Seguir leyendo

COLUMNAS

Todos los herederos de Ulises (I)

Publicado

-

José María
Sánchez Galera
Revista Nuestro Tiempo

El héroe atraviesa naciones y épocas, cambiando de rostro y de armamento; a veces entre desprecios y a veces entre vítores. De Gilgamesh a Aquiles, de Odiseo a Julio César, del Cid a María Pita, de Juana de Arco a Batman, del samurái al jedi. Sobrevive hoy para insistirnos, con un lenguaje tanto nuevo y vivo como arcaico, en lo que nos lleva diciendo desde hace milenios: todas las sociedades anhelan modelos humanos, personas que encarnen los valores y virtudes de una civilización o un pueblo. Algo que nos recuerdan poetas como Luis Alberto de Cuenca o filósofos como Javier Gomá.

¿Qué es un héroe? ¿O quién es un héroe? Según Enrique García-Máiquez, héroe es “el que coge las riendas de su vida”. Imitando a los antiguos, este poeta lo explica narrando un episodio de la infancia del personaje de cómic Corto Maltés: “Cuando una gitana de Córdoba le dice que no tiene la línea del destino dibujada en la mano, corre a su casa y se corta la palma de la mano con la navaja de afeitar de su padre (tampoco es casual el instrumento ni el propietario); él marca su destino”. Decía el Lawrence de Arabia de David Lean que “nada está escrito” para el héroe.

Los propios griegos y latinos supieron replantearse sus mitos, leyendas y sagas heroicas.

El héroe es quien puede acometer una gesta y además tiene el coraje necesario. Tal como advertía Nietzsche, en los héroes helenos hay un ideal de excelencia que, en gran medida, vincula poder y belleza. De modo que Corto Maltés, como buen mediterráneo, retoma un ideal antiquísimo. En este sentido, las coordenadas morales que limitan al héroe son escasas.

Es la desmesura (hýbris) lo que puede desbaratar a un héroe como Aquiles pero, en todo caso, no le niega su condición. Como dice el helenista y académico Carlos García Gual, “los héroes míticos eran ejemplos de audacia, de extremo valor y pasiones arriesgadas; también a menudo de catástrofes, pero siempre con un halo de grandeza”.

El héroe antiguo: excelencia y bizarría. El héroe más presente en los papiros o textos escolares de la Antigüedad clásica no es Odiseo ni Aquiles, sino Heracles (Hércules para los latinos),“el más grande de los héroes”, en opinión de García Gual. De pequeñuelo estranguló a las serpientes que amenazaban su cuna, pero sus andanzas de adulto tienen como punto de partida (según algunas fuentes) el uxoricidio e infanticidio que, en un acceso de locura, comete.

Por su parte, Odiseo (Ulises para los latinos) es un rey pirata, una especie de filibustero avant la lettre que saquea poblaciones costeras; asimismo, durante su peregrinar por los mares, muchas veces su exceso de curiosidad le granjea problemas, y en otros momentos no duda en ser infiel a su esposa con la ninfa Calipso o la bruja Circe.

Ya reconocía Tucídides que, en los viejos tiempos, tanto navegantes bárbaros como griegos eran piratas. Por tanto, podría decirse que el héroe gentil es, antes que nada, un “caso de éxito” y de excelencia en talentos, y no tanto un ejemplo en compasión, piedad o integridad. Una valoración de la que, con motivos y con muchos matices (Dido lo sabe bien), se escaparía el protorromano Eneas.

No obstante, los propios griegos y latinos supieron replantearse sus mitos, leyendas y sagas heroicas. Uno de los episodios que mejor explican esta complejidad es el del chiquitín Astianacte, el hijo del troyano Héctor, que acabará sus días de manera atroz: aún es casi un bebé, cuando Neoptólemo, el jovencísimo y feroz hijo de Aquiles (quien, a su vez, había matado a Héctor), lo arroja desde lo alto de las murallas.

Por eso, Eurípides pondrá en boca de Hécuba (que solloza ante el cadáver su nieto) las siguientes palabras: “A este, siendo un niño, lo asesinaron los argivos, ¿quizá porque le tuvieran miedo? ¡Ah, qué infame epigrama para Grecia!”.
Continuará…

Colaborador DCA
Seguir leyendo

Gobierno de Guatemala

Enlaces Importantes

Directorio

 

  • Dirección General: Silvia Lanuza
  • Coordinación: Francisco Chinchilla
  • Nacionales: Jose Pelico y Erick Campos
  •  Deportes: Max Pérez
  •  Cultura: Leston Culajay

más temas

©2022 Diario de Centro América - Todos los derechos reservados.