Comunícate con nosotros al 1590

ARTES

ALEX TOTH, EL ANIMADO

Publicado

-

El talento artístico de Alex Toth (1928-2006) fue descubierto cuando era muy joven, por lo que este hijo de inmigrantes eslovacos de Hungría fue enrolado en la School of Industrial Art, donde estudió ilustración. Hizo su primer trabajo comisionado a los 15 años, y poco después ya ilustraba historias para la revista Heroic. Aunque soñaba entrar en el mundo de las tiras de periódicos, decidió enfocarse en los libros de historietas. 

Luego de graduarse, Toth fue contratado por National Comics (que más adelante sería conocida como DC). Trabajó por cinco años en varios títulos de superhéroes como Green Lantern y All Star Comics, aunque también participó en cómics de vaqueros, como All-Star Western

Toth cumplió brevemente su sueño de trabajar en una tira de periódico dibujando sin crédito en la historieta Casey Ruggles. En 1952, ya libre de su contrato con DC, se mudó a California para trabajar en una variedad de títulos para Standard Comics. Dos años más tarde fue reclutado por el ejército y fue trasladado a la base de Tokio. Durante su estancia en Japón, dibujó su propia tira, Jon Fury, para el periódico de la base. 

Luego de volver a los EE.UU., en 1956, se asentó en Los Ángeles y trabajó Zorro para Dell Comics hasta 1960, año en el que se hizo director de arte para el programa animado de ciencia ficción Space Angel. Esto permitió que fuera contratado por la productora Hanna-Barbera, en la que durante la siguiente década trabajó en las series televisivas Johnny Quest, Space Ghost, The Herculoids, Birdman and the Galaxy Trio y Dino Boy. En 1973 volvió para trabajar en la serie de Super Friends.

A pesar de su trabajo en animación, Toth no dejó de trabajar en los libros de historietas, dibujando para Warren Publishing y para DC Comics. No gustaba de las historias de superhéroes y prefería temas como las carreras de automóviles, el romance, el horror y la acción. También realizó abundante trabajo en publicaciones de guerra, como Our Fighting Forces y Our Army at War

Toth fue un artista muy popular y recibió amplio reconocimiento por la industria. Sin embargo, tenía un temperamento considerable. Si no le gustaba un guion, lo reescribía y dibujaba como quería. Por ello es que, a pesar de su larga carrera, trabajó relativamente poco con las casas grandes como Marvel y DC.

Aparte de su fama por Super Friends, su trabajo ha sido resucitado en años recientes por el canal Cartoon Network, que desarrolló programas de comedia utilizando los diseños elaborados por Toth en sus programas Space Ghost Coast to Coast, Sealab 2021 y Harvey Birdman, Attorney At Law.

Alejandro Alonzo
Seguir leyendo

ARTES

Rafael recibe homenaje virtual en Italia

Publicado

-

Italia rinde homenaje al maestro del Renacimiento Rafael Sanzio, el genio de Urbino, en el 500 aniversario de su muerte, con visitas virtuales que permiten a los confinados en sus casas por la pandemia del coronavirus admirar sus grandes obras.

Las Scuderie del Quirinale de Roma habían organizado, en colaboración con los Uffizi de Florencia, la exposición Rafael. 1520-1483, que se inauguró en marzo y permanecerá montada hasta el 2 de junio. Pero la emergencia del coronavirus impidió que los 60 mil amantes del arte que habían reservado sus entradas pudieran verla.

El museo se comprometió a devolver el importe del boleto y puso en marcha una visita virtual por las distintas salas que componen la exhibición, para facilitar a todos los interesados contemplar las no menos de 200 obras, entre pinturas, esculturas, tapices, documentos y dibujos, cómodamente desde sus casas.

El recorrido comienza con su muerte, el 6 de abril de 1520, y avanza de forma retroactiva por su vida, pasando por sus años de aprendiz en Florencia, hasta llegar a sus orígenes en Urbino, donde nació, en 1483.  EFE

Redacción DCA
Seguir leyendo

ARTES

La diversión para niños también está en casa

Publicado

-

Ponga manos a la obra y disfrute de estas cinco actividades familiares.

Esta vez la Semana Santa se vive con las playas y los centros recreativos cerrados. Mas, esto no es impedimento para que, dentro de nuestros hogares, podamos divertirnos en familia. Con estas cinco actividades, los niños pasarán tiempo inolvidable imaginando, creando y poniendo a prueba sus habilidades. 

Plasticina casera

Necesita: 2 tazas de harina, 3/4 de taza de sal, 3/4 de taza de agua, 2 cucharadas de aceite vegetal y colorantes vegetales.  

Creación: mezcle todos los ingredientes secos y, una vez integrados, agregue el aceite y el agua. Revuelva con las manos, y cuando la masa deje de pegarse en sus dedos, añada los colorantes vegetales. Invite a sus niños a crear figuras o utilice moldes. 

La plasticina casera puede tener muchos colores y formas.

Títeres de calcetines

Necesita: calcetines, silicón caliente, cartulinas, fieltro, lana, botones y tijeras. 

Creación: introduzca su mano en el calcetín y coloque sus dedos formando una “C”. En la parte superior marque el lugar donde quiera colocar los ojos y la nariz. Estire el calcetín sobre la mesa y, con silicón, pegue los botones como ojos, un pompón de lana como nariz y unas tiras de fieltro como cejas. Estos personajes ayudarán a despertar su imaginación y la de sus hijos. 

En busca del tesoro

Necesita: papel, un tesoro (dulce o juguete), marcadores de colores y cinta adhesiva.

Creación: esconda el tesoro y seleccione los espacios en los que colocará las pistas para encontrarlo. En trozos de papel escriba frases que les den a los niños idea del lugar a donde deben dirigirse para la siguiente pista. Piense en características simples, pero no tan obvias. Recuerde adaptar el tipo y la cantidad de pistas a la edad de los participantes.

Volibol de toalla 

Necesita: toallas de playa, globos y agua.

Creación: llene los globos con agua y sepárelos en dos recipientes. Haga equipos de dos personas por toalla y entregue un recipiente de globos a cada uno. El grupo A deberá tomar la toalla por sus esquinas, colocar un globo al centro y lanzarlo. A una distancia prudente, el equipo B sujetará la toalla por las puntas para recibirlo. El objetivo es que no caiga al suelo. 

Boliche plástico 

Necesita: botellas de plástico, témperas, hojas de papel, lápiz y una pelota.

Creación: deje que sus hijos pinten las botellas de plástico a su gusto. Una vez secas, colóquelas en forma de pirámide. A una distancia de 1.5 metros, cada uno debe lanzar una pelota y tratar de derribar los pinos del boliche casero. En las hojas de papel lleve el conteo de puntos, y al finalizar entregue un premio al ganador.

Berta Abrego
Seguir leyendo

ARTES

Cuando no hubo Semana Santa

Publicado

-

Lo que solo sucede en las películas de ciencia ficción, sucedió. Desde principios de 2020 la sombra de un virus se extendió desde el Lejano Oriente hasta alcanzar Latinoamérica, a mediados de marzo. La vida medio paralizada en Guatemala, la emergencia sanitaria y la responsabilidad de cuidar a nuestros mayores fue haciéndose, día tras día, lo cotidiano.

Ante esa realidad, y, en consecuencia, con las medidas ordenadas por el Organismo Ejecutivo, la Conferencia Episcopal emitió una instrucción a todas las parroquias del país: se suspendieron todos los actos externos de devoción cuaresmal. La ampliación del toque de queda dictada el 29 de marzo concretó lo que muchos fieles se resistían a creer, la cancelación de la Semana Santa en sus manifestaciones tradicionales y culturales.

La suspensión de los cultos externos y la limitación de los cursos internos son un hecho prácticamente inédito en la historia religiosa, social y cultural guatemalteca, posterior a la llegada del cristianismo. Poco puede decirse aun de la celebración de las procesiones entre 1547, año en que aparece la primera noticia de la Semana Santa en el antiguo reino de Guatemala, y 1650, cuando la procesión del Santo Entierro de Santo Domingo empieza a detallarse en crónicas y los registros de la cofradía de Jesús de la Merced permiten reconstruir con mayor claridad las procesiones que realizaban. 

A partir de la mitad del siglo XVII aparecen más fuentes para seguir la pista de las procesiones de Semana Santa. En forma temprana, en 1700, sucede un conflicto político que Fray Francisco Ximénez deja reseñado en su crónica de la orden dominica, escrita años más tarde. Ximénez narra como “hasta el mismo Cristo se quedó sin sepultura”, dado los acontecimientos que enfrentaron al visitador Francisco Gómez de la Madriz y el capitán general Gabriel Sánchez de Berrospe, en cuya lucha se involucró el obispo Fray Andrés de las Navas y Quevedo, la Compañía de Jesús y el Ayuntamiento de la ciudad.  Si bien hace falta revisar minuciosamente el comportamiento de todas las cofradías, y, atendiendo lo que relata el fraile, las iglesias se cerraron al toque de la oración vespertina y solo hubo una procesión de penitencia pública rezando el rosario.

Aunque parezca increíble, los terremotos que han destruido continuamente la capital de Guatemala nunca han sido motivo suficiente para suspender todas las procesiones y los cultos.  De hecho, las semanas santas siguientes a los sismos de 1717, 1773, 1918 y 1976 siempre han tenido cortejos, cuando menos la de La Reseña de Jesús de La Merced, en los dos primeros casos citados; las de Jesús de Candelaria, Jesús de La Merced y Santo Domingo en el tercero, y todas las que actualmente salen en el cuarto y más reciente. 

“Cristo mismo se quedará sin sepultura”. Urna con el Señor Sepultado de Santo Domingo, mediados del siglo XX.

Es interesante la situación desatada en 1773, ya que, al siguiente año, aunque el capitán general no se encontraba ya en Santiago de Guatemala, el cabildo sí, autorizando que saliera solamente la de La Reseña, que era la del patrón y abogado de la ciudad contra las calamidades, pestes, agua, fuego y temblores.  Siguió haciéndolo hasta 1778, año en que la imagen que fue trasladada a la nueva ciudad. 

También ha habido algunas suspensiones políticas posteriores a la independencia.  Aún no está completamente investigado el período de los enfrentamientos entre la Ciudad de Guatemala y Francisco Morazán en la cuarta década del siglo XIX.  Muy concreta la cancelación de procesiones en las calles, por el bando publicado por Justo Rufino Barrios en 1882, que dejaba vigentes los cultos y procesiones intramuros y dentro de los atrios.  Esta suspensión perdió fuerza en los siguientes gobiernos liberales, al grado de que para 1892 los medios periodísticos describen las procesiones clásicas de la ciudad y, para 1896, la incorporación de algunas nuevas. 

La administración eclesiástica dictó en 1792 y en 1927 la supresión de procesiones nocturnas, realizándose con normalidad las que se hacían por las mañanas y las tardes.  Esto debido a que el Arzobispado consideraba que estas ponían en riesgo el orden público. 

La guerra interna, aunque causó tensiones en la ciudad, como el atentado para quemar a Jesús de Candelaria y la bomba panfletera en el Santo Entierro del Calvario, en 1983, no hizo nunca mayor efecto en la organización general de la Semana Santa.

El de la Semana Santa de 2020 es un hecho inédito en la historia contemporánea.  No habrá camino de la cruz, ni santo entierro; esta vez la Dolorosa no irá tras el hijo acompañada de sus eternos amigos, San Juan y la Magdalena. Ni una calle cerrada para la alfombra votiva, ni el sonido de los helados, los ronrones, las corbatas o las aguas frescas. Las plazas estarán vacías y las familias no tomarán los espacios públicos.  La banda no sonará, el incienso no inundará las calles y los adornos quedarán en suspenso. La convivencia fraterna entre vecinos quedará congelada para una próxima ocasión. 

Esta Semana Santa pasará a la historia como la primera de las suspensiones ocasionadas por un hecho que está completamente fuera de su alcance, de sus relaciones, de sus influencias. El sistema del mundo la ha alcanzado, y anuncia con su desvanecimiento los cambios culturales que se avecinan tras la tragedia social, política y económica. 

El mundo se quedó sin todas las semanas santas, pero especialmente sin las tres grandes: Popayán, Sevilla y Guatemala. Sin embargo, la nuestra se nutre de esperanza, y es lo que los guatemaltecos hoy debemos compartir, confiando en que un día no lejano se vuelva a escuchar el timbre que indica que las andas deben levantarse. Secretario Académico y Catedrático Titular, Escuela de Historia, Universidad de San Carlos.

Por Walter E. Gutiérrez Molina
Colaboración

Redacción DCA
Seguir leyendo

Gobierno de Guatemala

Enlaces Importantes

Directorio

  • Director General: Pavel Arellano Arellano
  • Nacionales: Jose Pelico y Elder Interiano
  • Artes: Priscilla León López
  • Deportes: Fernando López
  • Web y redes sociales: Ronald Mendoza
  • Revista Viernes: Otoniel Martínez
  • Fotografía: Luis Echeverría
  • Diseño: Héctor Estrada

más temas

©2020 Diario de Centro América - Todos los derechos reservados.