Acciones para combatir el trabajo infantil

Toda actividad económica realizada por la niñez y adolescencia, sin importar su clase social, que va en detrimento de su desarrollo integral, es considerada trabajo infantil y una de las formas que denigra a este sector.

De acuerdo con el Informe sobre Trabajo Infantil en Guatemala, de la Encuesta de Condiciones de Vida 2014, de 4.3 millones de infantes y adolescentes de 7 a 17 años, 790 mil 243 estaban ocupados; es decir, 56 mil 397 menos que en 2011, y 176 mil 118 menos que en 2006.

Ese dato refleja un avance en el combate a este mal, pero también demuestra la necesidad de continuar con acciones focalizadas en implementar políticas para eliminarlo.

Los números son alarmantes, y los indicadores se marcan más en Alta y Baja Verapaz, Chiquimula, Chimaltenango, Zacapa y Petén, entre otros departamentos. Seis de cada 10 niños pobres se dedican a la agricultura, mientras que casi la mitad de los no pobres, al comercio, transporte y almacenamiento, según ese estudio.

Ante esta realidad, las autoridades del Ministerio de Trabajo y Previsión Social (Mintrab) se basarán en el referido documento para concentrar las estrategias de erradicación de la situación en las áreas en las que se reportan altos índices de niños laborantes.

El objetivo es continuar en la línea de la disminución de la cifra de menores que se desempeñan en una actividad, lo cual los limita asistir a los centros de enseñanza.

En este sentido, y partiendo de lo que muestra el análisis, se trazarán lineamientos para tomar acciones urgentes de prevención y combate del trabajo infantil, como lo aseguró la ministra del ramo, Leticia Teleguario.

Afortunadamente, el Gobierno cuenta con el apoyo de la cooperación extranjera, especialmente la que vela por los derechos de la infancia y adolescencia, entre las que se menciona la Organización Internacional del Trabajo, que el próximo año incluirá a Guatemala en un plan piloto de mapeo situacional, lo cual permitirá hacer una labor en las áreas con mayores índices de infantes empleados.

El análisis presentado es oportuno, y en este se basará la faena del Mintrab, de cara a combatir el trabajo infantil, que, además, incluye la trata, el tráfico de droga, la explotación sexual, entre otras formas de esclavitud.

Redacción DCA